Innovador método español para detectar mercurio en peces

Innovador método español para detectar mercurio en peces

Tóxico y peligroso

La presencia del mercurio metal tóxico en el ambiente en general proviene de fuentes naturales, Sin embargo, en las últimas décadas, los residuos industriales han provocado un aumento de las concentraciones de dicho metal en algunas zonas del mar.

En la cadena alimentaria, el mercurio puede ser diluido ya sea en forma orgánica como metilmercurio (MeHg +) o como una sal inorgánica, el catión Hg 2+. Los investigadores de la Universidad de Burgos han creado un polímero fluorescente, JG25, que puede detectar la presencia de estas dos formas de mercurio en muestras de peces.

Según un estudio publicado en el Diario Chemical Communications, cuyo autor principal es Tomás Torroba, el polímero se mantiene en contacto con muestras extraídas directamente de los peces por alrededor de 20 minutos. A continuación, se irradia con luz ultravioleta, que emite una luminosidad azulada que varía de intensidad en proporción a la cantidad de metilmercurio y de compuestos de mercurio presente en los peces.

Para aplicar la tecnología a las muestras (compuesta por unos 2 gramos de tejido proveniente de varias especies de peces) se empleò una sonda de polímero celular. Más tarde se verificó mediante análisis químicos, la relación cualitativa entre les niveles de mercurio en el pescado y el aumento de la fluorescencia.

Investigadores de la Universidad de Burgos (España) desarrollaron un polímero fluorescente, capaz de detectar altos niveles de mercurio que pueden estar presentes en ciertos tipos de pescados como el pez espada y el atún. La exposición al mercurio se considera muy peligrosa en las primeras etapas del embarazo.

Niveles preocupantes

La investigación mostró los niveles de mercurio encontrados en las especies analizadas eran los siguientes: entre 1,0 y 2,0 partes por millón para el pez espada, atún y cazón, alrededor de 0,5 ppm en los congrios y 0,2 ppm en la panga.

En cambio, no se hallaron trazas de mercurio en los salmones que provenían de piscifactorías, situación que se explica porque al ser criados en cautividad en estanques en mara abierto, estos peces no están expuestos a fuentes contaminación industriales o naturales.

La toxicidad de los peces depende de la cantidad de mercurio que se consume según el tipo de dieta. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA), recomienda una ingesta semanal tolerable carne de pescado cuya proporción de metilmercurio no sea mayor de 1,6 g/kg (microgramos por kilogramo de pescado) o 4 mg / kg para el mercurio inorgánico (esta cantidad está cerca de la detectada en el estudio).

Si la contaminación supera los 0,5 ppm en un alimento se considera que el nivel es peligroso y varias muestras de atún fresco y pez espada analizadas exceden y hasta doblan esta cantidad. Por esta razón, los expertos recomiendan a las mujeres embarazadas que reduzcan su consumo semanal este tipo de peces, puesto que pueden ser la causa de la reducción del crecimiento de la placenta y del feto.

Comparte esta noticia!

Las algas BIO tienen nombre: PORTO-MUIÑOS

Las algas BIO tienen nombre: PORTO-MUIÑOS

Pizza para celiacos y veganos

Pizza para celiacos y veganos