El CEBAS y la UPCT desarrollan un proyecto sobre cubiertas vegetales para edificios

El CEBAS y la UPCT desarrollan un proyecto sobre cubiertas vegetales para edificios

El Departamento de Producción Vegetal de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y el grupo de sustratos del Departamento de Conservación de Suelos y Agua del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC) desarrollarán un proyecto de investigación denominado CUMED que pretende obtener cubiertas vegetales para edificios en condiciones urbanas mediterráneas.

   Los investigadores tienen como premisa fundamental el respeto al Medio Ambiente, sin olvidar las ventajas estéticas y de aislamiento que deben reunir las cubiertas de un edificio. Además se quiere desarrollar un sistema que mantenga un uso eficiente de la vegetación, del agua y del sustrato que sea sostenible en el tiempo, según informaron fuentes de la UPCT en un comunicado.

   Para los investigadores, el desarrollo de esta tecnología puede ayudar a la sostenibilidad del ambiente urbano, reduciendo las llamadas 'islas de calor' que se producen en las ciudades, mejorando la calidad del aire y reduciendo los negativos impactos visuales que generan las grandes superficies de hormigón de los edificios.

   El proyecto, que está financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación dentro del programa INNPACTO, cuenta con un presupuesto global de un millón de euros y tendrá una duración de tres años. En el mismo participan las empresas Vias y Dragados y cuatro centros públicos de investigación: el IRTA, la Universidad de las Islas Baleares, el IRNASE y el CEBAS, que integran el consorcio científico.

   El Departamento de Producción Vegetal de la UPCT participa en la investigación en colaboración con el CEBAS-CSIC y sus trabajos se centrarán en la búsqueda de qué especies vegetales son más idóneas para cubrir las necesidades del proyecto.

Los investigadores tienen como premisa fundamental el respeto al Medio Ambiente, sin olvidar las ventajas estéticas y de aislamiento que deben reunir las cubiertas de un edificio.

   Los investigadores pretenden que en estas cubiertas ecológicas se utilicen plantas autóctonas que resistan el clima mediterráneo de manera adecuada y que tengan en cuenta los parámetros que se producen en estos climas, como la baja disponibilidad hídrica, los grandes saltos térmicos, la elevada radiación o la existencia de ciertos contaminantes del aire.

   Pero el proyecto CUMED no sólo se centra en la búsqueda de qué plantas son más idóneas, sino también en la identificación de sustratos con elevada capacidad de retención hídrica y bajos o nulos niveles de contaminación química y biológica, el desarrollo de sistemas para el control automático del riego desde Internet y todo ello bajo la premisa de que el sistema desarrollado sea económicamente viable.

ECOticias.com – ep

Comparte esta noticia!

Un rascacielos de 300 metros de altura de madera

Un rascacielos de 300 metros de altura de madera

¿Construcción sostenible en Andalucía?

¿Construcción sostenible en Andalucía?