Valencia reducirá a la mitad las emisiones debidas al transporte urbano

Valencia reducirá a la mitad las emisiones debidas al transporte urbano

Prácticamente la mitad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero que se generan en Valencia son causadas por el transporte urbano que se genera en su interior y de estas el 90% proceden de los tubos de escape de los automóviles.

Con la carta firmada hoy de su puño y letra, el alcalde Joan Ribó se compromete a reducir a la mitad las emisiones debidas al transporte en 2030 respecto a los niveles de 2012, o lo que es lo mismo a reducir un 25% de todas sus emisiones. A la firma también ha asistido Giuseppe Grezzi, concejal delegado de Movilidad Sostenible.

Este objetivo, ambicioso pero viable, será por tanto el marco de referencia que rija las políticas de movilidad y urbanísticas que se aprueben en los próximos años en el municipio, y provocará un cambio significativo en la movilidad de Valencia respecto de la situación actual.

Joan Ribó se compromete en primer lugar a incorporar este objetivo en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Valencia, pero también “en todos los planes de movilidad y cambio climático que se elaboren o actualicen durante el resto de la presente legislatura”. Con esta firma Valencia demuestra su voluntad por tratar de reducir las emisiones y contribuir al Acuerdo de París.

Pero reducir a la mitad estas emisiones no solo tendrá beneficios para el clima sino también para todos los valencianos y su calidad de vida. La reducción en el número de coches (condición necesaria para alcanzar el objetivo) implicará también mejoras significativas en:

  • Contaminación del aire: actualmente en Valencia se superan todos los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Ruido: dos terceras partes de los valencianos sufren niveles de ruido superiores a los recomendados por la OMS.
  • Siniestralidad: en 2012, 3.600 personas sufrieron un accidente de tráfico.


Caminar por tanto hacia este objetivo hará de Valencia una ciudad más comprometida con el cambio climático, pero también una ciudad más habitable, saludable y limpia.

Y Greenpeace estará vigilante para comprobar que las políticas y medidas que se aprueban en los próximos años son coherentes y van encaminadas a conseguir que este objetivo se cumpla.


Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan al planeta. Solo el apoyo desinteresado de nuestros socios y socias hace posible nuestro trabajo.

Este objetivo, ambicioso pero viable, será por tanto el marco de referencia que rija las políticas de movilidad y urbanísticas que se aprueben en los próximos años en el municipio, y provocará un cambio significativo en la movilidad de Valencia respecto de la situación actual.

Comparte esta noticia!

¿Huelva no ha superado los límites legales de contaminantes?

¿Huelva no ha superado los límites legales de contaminantes?

La fiscalía alemana registra las viviendas de dos exdirectivos de Audi...

La fiscalía alemana registra las viviendas de dos exdirectivos de Audi por el caso del diésel