La teledetección de los pigmentos de las hojas permitirá mejorar los modelos de cambio climático

La teledetección de los pigmentos de las hojas permitirá mejorar los modelos de cambio climático

Un equipo internacional que ha codirigido , investigador del CSIC en el CREAF, ha desarrollado un nuevo método para monitorizar cómo varía la actividad fotosintética de las coníferas perennes a lo largo del año. Esta nueva técnica, basada en el análisis de imágenes de teledetección obtenidas desde satélites, permitirá mejorar los modelos globales de captación de carbono atmosférico y hacer proyecciones más precisas sobre el cambio climático.

Las coníferas de hoja perenne —como pinos, abetos, tejos o cipreses, entre otros— son plantas en las que la cantidad de biomasa de las hojas varía poco a lo largo del año. Por este motivo, hasta ahora ha sido complicado captar cómo cambia la fotosíntesis que estas hojas realizan durante las estaciones del año. "Esto inducía a errores o imprecisiones en los modelos fotosintéticos terrestres de captación de carbono", explica Peñuelas.

Ahora, los investigadores han descubierto que durante los meses más fríos la proporción de clorofila (pigmento que otorga el color verde a las hojas y responsable de hacer la fotosíntesis) se reduce en favor de otros pigmentos, los carotenoides (de un color rojizo o anaranjado, muy presentes por ejemplo en las zanahorias). Los investigadores del equipo han desarrollado un método para la teledetección desde satélites de la cantidad de clorofila y carotenoides, y registrar así todo los cambios estacionales en la proporción de estos pigmentos.

Estos cambios estacionales de los pigmentos coinciden muy bien y siguen el mismo patrón que la tasa fotosintética y por tanto que la producción primaria bruta del ecosistema (cantidad total de CO2 fijada mediante la fotosíntesis). Tanto la tasa fotosintética como la producción primaria bruta son datos que dan información y forman parte de los modelos de captación de dióxido de carbono atmosférico, el principal gas de efecto invernadero responsable del cambio climático. Por tanto, la teledetección de la proporción de los pigmentos de las hojas permitirá ahora estimar mejor la cantidad de carbono que los ecosistemas capturan a lo largo del año.

Este nuevo uso de las imágenes de teledetección permitirá, además, tener datos a mayor escala y más a menudo que las que actualmente se obtenían con medidas sobre el terreno. De esta manera "se podrán hacer proyecciones más ajustadas y modelos más precisos de captación de carbono a escala mundial, lo cual es especialmente importante en un contexto donde el calentamiento global acelera el cambio climático y altera los ciclos y la actividad fotosintética de las plantas", concluye Josep Peñuelas.

Las coníferas de hoja perenne —como pinos, abetos, tejos o cipreses, entre otros— son plantas en las que la cantidad de biomasa de las hojas varía poco a lo largo del año. Por este motivo, hasta ahora ha sido complicado captar cómo cambia la fotosíntesis que estas hojas realizan durante las estaciones del año.

Comparte esta noticia!

Solo Euskadi, Galicia, Castilla-La Mancha y Castilla y León redujeron...

Solo Euskadi, Galicia, Castilla-La Mancha y Castilla y León redujeron sus emisiones entre 1990 y 2015

El Consejo Rector del Fondo de Carbono elige 62 Proyectos Clima que...

El Consejo Rector del Fondo de Carbono elige 62 Proyectos Clima que reducirán 3 millones de tons de CO2