Estados Unidos. ¿Cómo contener una represa que está a tope en el invierno más húmedo de California en 30 años?

Estados Unidos. ¿Cómo contener una represa que está a tope en el invierno más húmedo de California en 30 años?

Durante los últimos cinco años los californianos se han encomendado para que caiga lluvia. Ahora, sin embargo, en algunas partes del estado más bien lo que quieren es que pare de llover, especialmente en los alrededores de una de las principales represas hidroeléctricas del país llamada Oroville, en el norte del estado. Y es que después de unas semanas de lluvias intensas, alertas de inundaciones en diferentes comunidades, Oroville mantiene en vilo a la población desde el sábado pues podría desbordarse e inundarsus viviendas.

Aunque la alerta ya pasó de máxima a moderada, las miradas aún están puestas en la amenaza que representa que una grieta en una pared de 30 pies ceda y el caudal que se desborde arrase con el hogar de más de 200,000 personas y múltiples plantaciones de arroz, nueces y almendras, entre otras plantaciones extensivas, confiman expertos de la California State University, Chico.

Esta es la situación en datos. Según el Departamento de Recursos Hídricos (DWR) de California, que recoge los datos históricos de precipitaciones y la capacidad de esta represa desde 1987. Durante esos 30 años el agua almacenada nunca había alcanzado el 100% de la capacidad del embalse en el mes de febrero. Como se observa a continuación, habitualmente Oroville puede estar casi al máximo de su capacidad durante los meses de abril, mayo y junio.

El gráfico muestra a qué porcentaje de su capacidad se encuentra el embalse de enero a diciembre en los últimos diez años.

La imagen ofrece un pronóstico preocupante para los próximos meses, pues la estructura falseada podría volver a enfrentarse con las precipitaciones propias de abril, mayo y junio de un invierno atípicamente húmedo.

Aunque la alerta ya pasó de máxima a moderada, las miradas aún están puestas en la amenaza que representa que una grieta en una pared de 30 pies ceda y el caudal que se desborde arrase con el hogar de más de 200,000 personas y múltiples plantaciones de arroz, nueces y almendras, entre otras plantaciones extensivas, confiman expertos de la California State University, Chico.

Según NOAA, el último invierno anormal de California, 1982 a 1983, trajo una precipitación que fue 88% más alta que el promedio de 30 años. La precipitación de este invierno es casi 120% más alta.

La geografía de la zona también representa un reto. En Orovile hay una ciudad, está el lago del mismo nombre y detrás, la cordillera. El lago no solo se llena solo con la lluvia que cae sobre él sino que cuando llueve sobre la montaña, el agua que se va colando por las laderas, cuestas y pendientes también favorecen la subida del nivel del agua.

El relieve montañoso alrededor del Lago de Oroville favorece que por poca lluvia que caiga la montaña actúe como un gran colador que llena el lago con gran rapidez.

¿Las lluvias abundantes y el desbordamiento de una represa hidroeléctrica significa de alguna forma que California ya superó su sequía?

Sí y no; depende de dónde, explica la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

Es verdad que durante los últimos meses se han visto lluvias excepcionales sobre toda California. Entre el 1 de noviembre del año pasado y el 12 de febrero San Francisco acumula ya 39 pulgadas de lluvia, más del 50% de esa lluvia cayó solo durante el mes de enero del 2017. En Fresno los récords son de 10.44 pulgadas y en Sacramento de 9.85.

De esa manera, las recientes lluvias han saciado la sed y fortalecido los caudales de sus acuíferos del norte del estado y hasta las montañas de Sierra Nevada con agua y nieve que no se veían desde 1995. Sí, esta zona se considera libre de sequía.

Pero, eso no ha ocurrido en todo el estado. Según el monitor nacional de sequías, al bajar el radar hacia el centro y sur de California, la cosa aún está literalmente “amarilla” y algo “roja”, categorías máximas de sequía que se establecen en esta herramienta como medida de precaución.

Según muestra en el último mapa publicado el 7 de febrero, un 58% del estado permanece en sequía, ya sea moderada o severa y 0.73% de California está en sequía extrema, afectando partes de los condados de Los Ángeles, Santa Bárbara y mayormente Ventura.

Una gran parte del estado como el condado de Santa Bárbara, todavía está en estado de sequía moderada a severa. Allí, por ejemplo, el lago que suministra el agua a la comunidad está a un 16% por de su capacidad.

De igual forma, el meteorólogo de NOAA David Miskus dijo al Washington Post que el lago Cachuma que se ubica entre Santa Bárbara y el Valle de Santa Ynez está en números rojos: en octubre apenas tenía un 7% de su caudal tradicional. Esta zona no ha recibido lluvias recientemente ni se pronostican en el corto plazo. Por lo que su caudal no ha mejorado.

Tras cinco años de sequías, la tierra está muy erosionada. Esto significa que hay poca vegetación y por ende, cuando no hay árboles o plantas cubriendo el suelo, la lluvia golpea directamente la tierra en lugar de gotear gradualmente desde las ramas y caer suavemente sobre el piso.

Cuanto más llueve, una cantidad mayor de agua golpea más fuertemente el suelo, favoreciendo la escorrentía en ríos y caudales y erosionándolo más. Algunas estructuras, como las represas, también resultan afectadas por la erosión.

Así que a pesar de las lluvias, California no está a salvo aún de la sequía. Se necesitarán años para que las reservas de agua subterránea del estado se recargen.

Pero por ahora, la bendición y la maldición de California son las corrientes atmosférica o ríos en el cielo.Estas perturbaciones o zonas de baja presión han favorecido diferentes episodios de lluvia y nieve y seguirán haciéndolo. Durante los últimos 3 meses han azotado borrasca tras borrasca.

Comparte esta noticia!

Las Tortugas Galápagos ya se reproducen naturalmente

Las Tortugas Galápagos ya se reproducen naturalmente

Hallan metales perjudiciales en indígenas de la Amazonia peruana...

Hallan metales perjudiciales en indígenas de la Amazonia peruana cercanos a un oleoducto