Los pueblos indígenas ya no creen al gobierno ecuatoriano

Los pueblos indígenas ya no creen al gobierno ecuatoriano

Norte y sur

Los indígenas de Ecuador de la región amazónica del sur se sienten más fuertemente relacionados con la protección ambiental, que los de la región amazónica del norte del país. Esto puede ser explicado en parte por su proximidad a las zonas de perforación de petróleo y por una historia agotadora de resistencia y contratiempos.

Los grupos indígenas del norte viven en la frontera extractiva de la nación. En 2013, los derrames de petróleo y los riesgos para la salud pública de la zona, llevaron a las comunidades a entablar un caso legal histórico contra Chevron (anteriormente Texaco) que perdieron; en cambio en el sur, las selvas tropicales siguen siendo en gran parte prístinas.

 

Un poco de historia

En 2009, después de una lucha por el destino de las reservas de petróleo en el Parque Nacional Yasuní, liderado por grupos nativos de la zona, el gobierno ecuatoriano se comprometió a "dejar el petróleo en el suelo" con una condición, que los donantes internacionales pagasen por ese petróleo y de esa forma financiaran la conservación del parque.

Más de 300 millones de dólares fueron prometidos por varias naciones como Alemania e Italia y por muchas fundaciones, ya que el esfuerzo fue aclamado como un medio innovador, para proteger las frágiles áreas de la contaminación y la destrucción medioambiental y defender los derechos indígenas.

“Los pueblos indígenas de América Latina son los mejores administradores de las selvas tropicales de la región. Pero la fuente de su entusiasmo por la protección del Medio Ambiente es más compleja que sus costumbres o sus ancestrales lenguas, puesto que para ellos es una filosofía de vida. Y en Ecuador los indígenas están perdiendo la fe.”

 

Pero en 2013 el presidente Rafael Correa anunció que no se podría recaudar suficiente dinero de los donantes y que la perforación seguiría adelante. Inmediatamente otorgó una concesión a una empresa china, que comenzó a sacar crudo en 2016.

Según denuncian los ambientalistas, en los últimos años, el gobierno ecuatoriano ha desacreditado a las asambleas nacionales anti-petróleo, incluidas las de los pueblos Achuar y Zapara, nombrando asambleas "paralelas", dirigidas por líderes progubernamentales, que favorecen la extracción.

 

Una visión muy particular

En Ecuador, el concepto de Sumak Kawsay (en Quichua) o Buen Vivir (en español) describe la cosmovisión andina, que atribuye una esencia viva a la naturaleza y ve a la humanidad como parte de su flujo y reflujo, en lugar de un sujeto fuera de ella.

 

Basándose en esta premisa, la Constitución ecuatoriana en 2008 otorgó a la Naturaleza (o Pacha Mama) derechos "humanos" y designó a cualquier ciudadano calificado, para defender estos derechos.

Pero los indígenas explican que cuando se rompe el vínculo sagrado entre los seres humanos y la naturaleza, los creyentes en esta cosmovisión andina pueden perder el interés en salvar el Medio Ambiente cuando sus tierras pasan de ser espirituales y sacrosantas, a verse sólo como otro recurso económico.

Comparte esta noticia!

TRUMP traiciona a la Agencia de Protección Ambiental

TRUMP traiciona a la Agencia de Protección Ambiental

Argentina: Detectan desmonte ilegal en Córdoba por control satelital

Argentina: Detectan desmonte ilegal en Córdoba por control satelital