¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Eco América

Canadá rechaza las normas ambientales europeas

Pero también hoy se ha conocido que 9 eurodiputados socialdemócratas de diferentes países europeos han firmado una carta donde solicitan una nueva política comercial en la Unión Europea.
Enviado por:



Fecha de publicació: 19/05/2017, 14:02 h | (40) veces leída
Hoy los partidos políticos PP, PSOE, Ciudadanos, PNV y PDeCAT han dado una palmadita en la espalda al Acuerdo Económico y Comercial Integral entre la UE y Canadá, más conocido por sus siglas en inglés, el CETA.
Esta es una buena noticia para las grandes corporaciones canadienses y estadounidenses, para las que el acuerdo refuerza su influencia y es muy ventajoso. De hecho llevan años socavando nuestros estándares ambientales, presionando (y consiguiendo) erosionar la política energética referente a los combustibles fósiles (abriendo el mercado europeo a las contaminantes arenas bituminosas), rechazando nuestro “principio de precaución” y evitando avances y el desarrollo del Reglamento europeo de registro y control de los productos químicos (conocido por las siglas REACH). Los canadienses son amigos, pero sus multinacionales son como las nuestras, sólo piensan en sus intereses.
Pero también hoy se ha conocido que 9 eurodiputados socialdemócratas de diferentes países europeos han firmado una carta donde solicitan una nueva política comercial en la Unión Europea. En dicha carta los parlamentarios socialdemócratas piden "una verdadera revolución en el contenido de los acuerdos comerciales", que deben defender y apuntar a "difundir nuestro modelo social". También, los socialistas reclaman a la UE que debería ser "más intransigente cuando se trata de respetar nuestras normas" y debería defender "normas sociales, medioambientales o sanitarias".
El CETA lleva el mismo camino de su descarriado hermano gemelo el TTIP. No hay que olvidar que el pasado mes de enero la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo recomendó la no ratificación del CETA. Según esta comisión, el CETA cruza las líneas rojas en materia ambiental: el principio de precaución recogido en el Tratado de Lisboa no está reflejado específicamente en el acuerdo; aunque la cooperación reguladora es voluntaria, no se limita a las áreas donde Canadá y la UE tienen similares niveles de protección; sobre los transgénicos, el CETA pone en riesgo el actual régimen legal, su aplicación y su desarrollo futuro; el tratado incluye cooperación en tema químicos, cuando Canadá se ha mostrado como uno de los más firmes opositores al REACH; etc.
De nada ha valido las advertencias de los eurodiputados de esta Comisión. Tampoco las de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo, que también rechazó el CETA. Se impone el comercio, la economía, la pasta.
Este modelo de acuerdo comercial está caduco, nace viejo. Su preámbulo no se refiere al Acuerdo de París o a la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, las referencias al clima son evasivas y la ecología está ausente del texto lo cual deja la crisis ecológica en segundo plano.
Durante las negociaciones del acuerdo entre la UE y Canadá se realizó una Evaluación de impacto sobre la sostenibilidad (SIA) del CETA. Si bien el mandato de la negociación de este acuerdo exigía que los resultados de esta evaluación se incorporaran al proceso de negociación, no hay nada en el texto del acuerdo que muestre que esto se haya hecho. El SIA predice impactos ambientales negativos para la agricultura, la contratación pública, las inversiones, sectores energéticos (las contaminantes arenas bituminosas) y el sector de la minería. ¿Hay previstas políticas de cohesión social que minimicen el impacto negativo sobre algunos sectores económicos? ¿Están incluidos los compromisos del Acuerdo de París para la lucha contra el cambio climático? Son preguntas retóricas. La respuesta es no.
El CETA no va a salir adelante. Aunque su aplicación provisional pueda entrar en vigor en breve, es difícil que este acuerdo comercial y de inversión pueda superar el creciente descontento de la sociedad civil, los sindicatos, los partidos políticos y algunos gobiernos. El CETA tiene que superar el escollo de ser ratificado por un buen número de parlamentos nacionales y regionales de los 27 países de la Unión Europea.
Aunque gran parte de nuestros representantes públicos en España den el visto bueno al CETA, acabarán quedando en evidencia cuando el CETA naufrague en próximos meses o años, ante la negativa de otros países y la presión de la sociedad europea de dar luz verde a este nuevo proceso constituyente que da rienda suelta a la globalización y sigue poniendo al mercado por delante de los intereses de la gente y el planeta.

Hoy los partidos políticos PP, PSOE, Ciudadanos, PNV y PDeCAT han dado una palmadita en la espalda al Acuerdo Económico y Comercial Integral entre la UE y Canadá, más conocido por sus siglas en inglés, el CETA.

Esta es una buena noticia para las grandes corporaciones canadienses y estadounidenses, para las que el acuerdo refuerza su influencia y es muy ventajoso. De hecho llevan años socavando nuestros estándares ambientales, presionando (y consiguiendo) erosionar la política energética referente a los combustibles fósiles (abriendo el mercado europeo a las contaminantes arenas bituminosas), rechazando nuestro “principio de precaución” y evitando avances y el desarrollo del Reglamento europeo de registro y control de los productos químicos (conocido por las siglas REACH). Los canadienses son amigos, pero sus multinacionales son como las nuestras, sólo piensan en sus intereses.

Pero también hoy se ha conocido que 9 eurodiputados socialdemócratas de diferentes países europeos han firmado una carta donde solicitan una nueva política comercial en la Unión Europea. En dicha carta los parlamentarios socialdemócratas piden "una verdadera revolución en el contenido de los acuerdos comerciales", que deben defender y apuntar a "difundir nuestro modelo social". También, los socialistas reclaman a la UE que debería ser "más intransigente cuando se trata de respetar nuestras normas" y debería defender "normas sociales, medioambientales o sanitarias".

El CETA lleva el mismo camino de su descarriado hermano gemelo el TTIP. No hay que olvidar que el pasado mes de enero la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo recomendó la no ratificación del CETA. Según esta comisión, el CETA cruza las líneas rojas en materia ambiental: el principio de precaución recogido en el Tratado de Lisboa no está reflejado específicamente en el acuerdo; aunque la cooperación reguladora es voluntaria, no se limita a las áreas donde Canadá y la UE tienen similares niveles de protección; sobre los transgénicos, el CETA pone en riesgo el actual régimen legal, su aplicación y su desarrollo futuro; el tratado incluye cooperación en tema químicos, cuando Canadá se ha mostrado como uno de los más firmes opositores al REACH; etc.

De nada ha valido las advertencias de los eurodiputados de esta Comisión. Tampoco las de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo, que también rechazó el CETA. Se impone el comercio, la economía, la pasta.

Este modelo de acuerdo comercial está caduco, nace viejo. Su preámbulo no se refiere al Acuerdo de París o a la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, las referencias al clima son evasivas y la ecología está ausente del texto lo cual deja la crisis ecológica en segundo plano.

Durante las negociaciones del acuerdo entre la UE y Canadá se realizó una Evaluación de impacto sobre la sostenibilidad (SIA) del CETA. Si bien el mandato de la negociación de este acuerdo exigía que los resultados de esta evaluación se incorporaran al proceso de negociación, no hay nada en el texto del acuerdo que muestre que esto se haya hecho. El SIA predice impactos ambientales negativos para la agricultura, la contratación pública, las inversiones, sectores energéticos (las contaminantes arenas bituminosas) y el sector de la minería. ¿Hay previstas políticas de cohesión social que minimicen el impacto negativo sobre algunos sectores económicos? ¿Están incluidos los compromisos del Acuerdo de París para la lucha contra el cambio climático? Son preguntas retóricas. La respuesta es no.

El CETA no va a salir adelante. Aunque su aplicación provisional pueda entrar en vigor en breve, es difícil que este acuerdo comercial y de inversión pueda superar el creciente descontento de la sociedad civil, los sindicatos, los partidos políticos y algunos gobiernos. El CETA tiene que superar el escollo de ser ratificado por un buen número de parlamentos nacionales y regionales de los 27 países de la Unión Europea.

Aunque gran parte de nuestros representantes públicos en España den el visto bueno al CETA, acabarán quedando en evidencia cuando el CETA naufrague en próximos meses o años, ante la negativa de otros países y la presión de la sociedad europea de dar luz verde a este nuevo proceso constituyente que da rienda suelta a la globalización y sigue poniendo al mercado por delante de los intereses de la gente y el planeta.





También te puede interesar:

Apoya a los pueblos de Guatemala: una empresa española destruirá sus recursos

Apoya a los pueblos de Guatemala: una empresa española destruirá sus recursos
La construcción de una central hidroeléctrica, en el municipio guatemalteco de Santa Cruz de Barillas de 130.000 personas, ha desencadenado un grave conflicto social. Las comunidades locales, incluyendo los pueblos indígenas Q’anjob’al, Chuj, Akateko, Popti’, se oponen desde sus inicios al proyecto de la empresa de origen español Ecoener-Hidralia (Hidro Santa Cruz), que afecta al río que...

Seguir leyendo

Trump dice que "nadie sabe realmente" si el cambio climático existe, pero el 97% de los científicos tienen claro que sí

Trump dice que
Donald Trump dijo este domingo que "nadie sabe realmente" si el cambio climático es real. El presidente electo cae así en uno de los mitos más comunes sobre el fenómeno: la falta de consenso científico. Sin embargo, 97% de los científicos del clima coinciden en que las tendencias del calentamiento climático durante el siglo pasado se deben a las actividades humanas y la mayoría de las principales organizaciones...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

Descubre como preparar esta deliciosa receta.

D'Amicis junto a Umberto Esposito se valieron del entorno del Parque Nacional de Abruzzo, en Italia, para llevar a cabo su idea. El resultado es un maravilloso...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
FORMACIÓN: PRÓXIMAMENTE
DEL 01 / 10 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > BARCELONA
IUSC. Formación presencial: Postgrado en técnico medioambiental
DEL 01 / 10 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > BARCELONA O MADRID
Máster en Tecnología y Gestión del Agua – Dual City (Barcelona/ Madrid)
DEL 02 / 10 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > ONLINE
Máster en Tecnología y Gestión del Agua Online
DEL 02 / 10 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > ONLINE
Posgrado en Plantas de Tratamiento de Aguas Online
DEL 02 / 10 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > ONLINE
Posgrado en Saneamiento de Aguas Residuales Online
DEL 15 / 10 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > FORMACIóN A DISTANCIA
IUSC. Master en Medio Ambiente y Diagnosis Ambiental
DEL 15 / 10 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > ONLINE
IUSC. Master en Medio Ambiente y Energias Renovables
DEL 17 / 10 / 2017 AL 15 / 06 / 2018 > MADRID
Máster en Gestión Sostenible de los Residuos
Ver todos los Cursos y Masters
PRÓXIMOS EVENTOS
19 / 09 / 2017 > PALACIO EUSKALDUNA AVDA. ABANDOIBARRA, Nº 4
Evento internacional sobre Ecodiseños
23 / 09 / 2017 > FERIA DE ASTURIAS, PALACIO CONGRESOS LUIS ADARO
ECOSENTIDOS 2017
29 / 09 / 2017 > FERIA DE VALENCIA
BioCultura Valencia 2017
07 / 10 / 2017 >
Ecoviure 2017
09 / 10 / 2017 > FIBES - PALACIO DE EXPOSICIONES Y CONGRESOS
Hydro Conference and Exhibition 2017
13 / 10 / 2017 >
ECOCULTURA 2017
Ver todos los Eventos
Ver todos los Videos
BLOGGERS DE ECOTICIAS

Siempre utilizo la misma anécdota para explicar cómo ha evolucionado la conciencia ecológica en nuestra sociedad. El próximo 13 de julio la narraré de...

Por Ángel Juárez

El clavel del aire es el género más grande de la familia de las bromelias, que representa aproximadamente 550 de las más de 2.500 especies de...

Por Javier Pavón

Proyectos "Green" están surgiendo en todo el Reino Unido para fortalecer  la población local y construir comunidades Una nueva economía está entrando...

Por VGomez

 
ÚLTIMOS mensajes en el FORO
Tszanmglz htcvvhneq ??????? ??????? ZILLI...Responder ahora
Avatar de Usuario de QuentinHeexyMensaje de: QuentinHeexy

¿Qué reciclar y cómo? 1. ¿Qué es lo que acopian ? PET Ejemplos: -Botes de agua purificada -Botes de Aceite...Responder ahora
Avatar de Usuario de rosa2905901Mensaje de: rosa2905901

En El Viso del Alcor (Sevilla) se están fabricando las primeras pinturas del mundo desarrolladas 100% con...Responder ahora
Avatar de Usuario de RafaeljMensaje de: Rafaelj

Quería expresar una opinión acerca de cierto conflicto sin ánimos de ofender a nadie. Quizás los mayores...Responder ahora
Avatar de Usuario de Renatosis4Mensaje de: Renatosis4

Si una bolsa de plástico contenía salsa y aún contiene residuos... ¿va en el contenedor de orgánicos o...Responder ahora
Avatar de Usuario de Geras82Mensaje de: Geras82

Gracias por el enlace! Tengo el placer de leer!Responder ahora
Avatar de Usuario de owlsarepretty91Mensaje de: owlsarepretty91

Si quieres saber que tipo de cepillo o peine se adapta mejor a tu tipo de pelo entrad en mi blog de maquillaje...Responder ahora
Avatar de Usuario de Katyushka MakeupMensaje de: Katyushka Makeup

Hola a tod@s! ¿Cómo va la semana? Soy nueva en este foro y me gustaría compartir este vídeo. Se trata de...Responder ahora
Avatar de Usuario de Katyushka MakeupMensaje de: Katyushka Makeup

COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS