¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Eco América

Mario Pardo, fascinación por las ciencias del mar

Estudió biología marina en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. En el 2007, llegó a México para realizar una maestría en el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (Cicimar IPN) y un doctorado en el Instituto del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Desde 2016, es parte del Programa de Cátedras del Conacyt para Jóvenes Investigadores.
Enviado por:



Fecha de publicació: 11/07/2017, 09:50 h | (24) veces leída
Durante una década, Mario Pardo, investigador del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, unidad La Paz (CICESE ULP) y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ha encauzado su trabajo al estudio de mamíferos marinos, para generar conocimiento aplicado a diversos campos, como la conservación.
Estudió biología marina en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. En el 2007, llegó a México para realizar una maestría en el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (Cicimar IPN) y un doctorado en el Instituto del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Desde 2016, es parte del Programa de Cátedras del Conacyt para Jóvenes Investigadores.
Nació en Bogotá, Colombia, en 1981, en el seno de una familia que le brindó apoyo en todo momento. Los documentales relacionados con el mar y sus recursos naturales le infundieron un interés por las ciencias marinas.
“En una ocasión, mis papás me llevaron a un paseo en el que recuerdo muchísimo cuando empieza a bajar el camión de la montaña y se ve el mar, fue la primera vez que lo vi, fue una sensación espectacular”, rememoró Mario Pardo.
“El gusto fue tan grande, que el subconsciente empieza a planear hacer su vida cerca del mar y conforme uno crece, esto se vuelve más consciente hasta el punto que no lo puedes ignorar. Crecí en una ciudad sin mar, crecí viendo documentales del mar y me encantaba la idea de sumergirme y conocer lo que había en las profundidades”, continuó.
En la educación superior realizó las prácticas de biología marina en Santa Marta, una ciudad costera del Caribe colombiano. El contacto con el ambiente marino reforzó su vocación científica.
Decidió continuar sus estudios de posgrado en México, por el alto nivel de formación educativa que ofrecen instituciones académicas y de investigación como el Cicimar, el CICESE y la UNAM. Asimismo, los programas de apoyo a estudiantes de posgrado que ofrece Conacyt han sido un estímulo fundamental en su formación.
“Llego con incertidumbre sobre la estabilidad económica, afortunadamente, gracias a las becas de posgrado del Conacyt, empezó a bajar un poco esa incertidumbre y pude enfocarme en la investigación y aprender lo más posible sobre el estudio de los mamíferos marinos, con los expertos”, mencionó Mario Pardo.
“México es un excelente lugar para estudiar las ciencias marinas. Tiene uno de los mejores sistemas de investigación y educación superior en Latinoamérica, el hecho de que por medio del Conacyt entregue becas de manutención a sus estudiantes de posgrados asegura investigadores científicos bien formados y, por otra parte, el Sistema Nacional de Investigadores es algo maravilloso, porque ayuda a aquellos investigadores a que tengan incentivos económicos que les permiten vivir de la ciencia”, continuó.
Una vez asentado en Baja California Sur, la región le pareció fascinante por las oportunidades de investigación y desarrollo en el campo de las ciencias marinas, así como los recursos naturales y paisajísticos que disfruta en las jornadas en el mar.
Mamíferos marinos
En la maestría en el Cicimar investigó condiciones fisicoquímicas y biológicas que modulan la abundancia de cetáceos sobre la Cuenca Alfonso, en el golfo de California. Este proyecto tenía como objetivo evaluar diversos indicadores del ambiente marino mediante mediciones físicas, químicas y biológicas, para determinar la condiciones de hábitat idóneas para diferentes especies de cetáceos.
En el doctorado, realizó el estudio de biogeografía de los cetáceos del Pacífico tropical-subtropical frente a México, un análisis cuantitativo de las relaciones resultantes de la anterior investigación. Derivado de estos proyectos han surgido sus últimas investigaciones que tienen como característica la unión entre el ambiente marino, la oceanografía física y la distribución, así como abundancia de diversos mamíferos marinos.
Colabora en la investigación de pinnípedos marinos con el doctor Fernando Elorriaga Verplancken, del Cicimar, en particular sobre los efectos de condiciones climáticas de gran escala en las crías del lobo fino de Guadalupe (Arctophoca philippii townsendi), como la llamada Mancha ocurrida en el Pacífico nororiental, en 2014. También ha participado en el desarrollo de modelos matemáticos para determinar la abundancia de lobos marinos de California, a través de mediciones con vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) conocidos como drones.
La estimación de abundancia y distribución del rorcual común (Balaenoptera physalus), una especie genéticamente aislada en el golfo de California, es otro de los estudios a los cuales está actualmente dedicado.
“Uno de los trabajos más importantes es el estudio de la abundancia y distribución del rorcual común en el golfo de California, junto con colegas de varias instituciones, intentamos conocer, por varios métodos, los datos actuales. Lo logramos con un proyecto financiado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en el 2015 y 2016. Utilizamos censos, análisis genéticos y marcas de captura, como resultado, ahora sabemos que hay alrededor de cuatrocientos especímenes y al parecer su población es estable”, mencionó Mario Pardo.
“A partir de este proyecto se deriva uno que está financiando el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, con el que se busca fomentar la observación turística de cetáceos en Bahía de los Ángeles y busca unir la ciencia, el turismo y las comunidades, capacitando a los pobladores para realizar la práctica de avistamiento de cetáceos de manera adecuada y conforme a la ley”, finalizó.

Durante una década, Mario Pardo, investigador del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, unidad La Paz (CICESE ULP) y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ha encauzado su trabajo al estudio de mamíferos marinos, para generar conocimiento aplicado a diversos campos, como la conservación.

Estudió biología marina en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. En el 2007, llegó a México para realizar una maestría en el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (Cicimar IPN) y un doctorado en el Instituto del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Desde 2016, es parte del Programa de Cátedras del Conacyt para Jóvenes Investigadores.

Nació en Bogotá, Colombia, en 1981, en el seno de una familia que le brindó apoyo en todo momento. Los documentales relacionados con el mar y sus recursos naturales le infundieron un interés por las ciencias marinas.

“En una ocasión, mis papás me llevaron a un paseo en el que recuerdo muchísimo cuando empieza a bajar el camión de la montaña y se ve el mar, fue la primera vez que lo vi, fue una sensación espectacular”, rememoró Mario Pardo.

“El gusto fue tan grande, que el subconsciente empieza a planear hacer su vida cerca del mar y conforme uno crece, esto se vuelve más consciente hasta el punto que no lo puedes ignorar. Crecí en una ciudad sin mar, crecí viendo documentales del mar y me encantaba la idea de sumergirme y conocer lo que había en las profundidades”, continuó.

En la educación superior realizó las prácticas de biología marina en Santa Marta, una ciudad costera del Caribe colombiano. El contacto con el ambiente marino reforzó su vocación científica.

Decidió continuar sus estudios de posgrado en México, por el alto nivel de formación educativa que ofrecen instituciones académicas y de investigación como el Cicimar, el CICESE y la UNAM. Asimismo, los programas de apoyo a estudiantes de posgrado que ofrece Conacyt han sido un estímulo fundamental en su formación.

“Llego con incertidumbre sobre la estabilidad económica, afortunadamente, gracias a las becas de posgrado del Conacyt, empezó a bajar un poco esa incertidumbre y pude enfocarme en la investigación y aprender lo más posible sobre el estudio de los mamíferos marinos, con los expertos”, mencionó Mario Pardo.

“México es un excelente lugar para estudiar las ciencias marinas. Tiene uno de los mejores sistemas de investigación y educación superior en Latinoamérica, el hecho de que por medio del Conacyt entregue becas de manutención a sus estudiantes de posgrados asegura investigadores científicos bien formados y, por otra parte, el Sistema Nacional de Investigadores es algo maravilloso, porque ayuda a aquellos investigadores a que tengan incentivos económicos que les permiten vivir de la ciencia”, continuó.

Una vez asentado en Baja California Sur, la región le pareció fascinante por las oportunidades de investigación y desarrollo en el campo de las ciencias marinas, así como los recursos naturales y paisajísticos que disfruta en las jornadas en el mar.

Mamíferos marinos

En la maestría en el Cicimar investigó condiciones fisicoquímicas y biológicas que modulan la abundancia de cetáceos sobre la Cuenca Alfonso, en el golfo de California. Este proyecto tenía como objetivo evaluar diversos indicadores del ambiente marino mediante mediciones físicas, químicas y biológicas, para determinar la condiciones de hábitat idóneas para diferentes especies de cetáceos.

En el doctorado, realizó el estudio de biogeografía de los cetáceos del Pacífico tropical-subtropical frente a México, un análisis cuantitativo de las relaciones resultantes de la anterior investigación. Derivado de estos proyectos han surgido sus últimas investigaciones que tienen como característica la unión entre el ambiente marino, la oceanografía física y la distribución, así como abundancia de diversos mamíferos marinos.

Colabora en la investigación de pinnípedos marinos con el doctor Fernando Elorriaga Verplancken, del Cicimar, en particular sobre los efectos de condiciones climáticas de gran escala en las crías del lobo fino de Guadalupe (Arctophoca philippii townsendi), como la llamada Mancha ocurrida en el Pacífico nororiental, en 2014. También ha participado en el desarrollo de modelos matemáticos para determinar la abundancia de lobos marinos de California, a través de mediciones con vehículos aéreos no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés) conocidos como drones.

La estimación de abundancia y distribución del rorcual común (Balaenoptera physalus), una especie genéticamente aislada en el golfo de California, es otro de los estudios a los cuales está actualmente dedicado.

“Uno de los trabajos más importantes es el estudio de la abundancia y distribución del rorcual común en el golfo de California, junto con colegas de varias instituciones, intentamos conocer, por varios métodos, los datos actuales. Lo logramos con un proyecto financiado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en el 2015 y 2016. Utilizamos censos, análisis genéticos y marcas de captura, como resultado, ahora sabemos que hay alrededor de cuatrocientos especímenes y al parecer su población es estable”, mencionó Mario Pardo.

“A partir de este proyecto se deriva uno que está financiando el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, con el que se busca fomentar la observación turística de cetáceos en Bahía de los Ángeles y busca unir la ciencia, el turismo y las comunidades, capacitando a los pobladores para realizar la práctica de avistamiento de cetáceos de manera adecuada y conforme a la ley”, finalizó.


Fuente original: www.conacytprensa.mx




También te puede interesar:

La era del carbón ya terminó

La era del carbón ya terminó
Esta mañana, en uno de los eventos más esperados de la COP23, la Ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, Catherine McKenna, junto a Claire Perry, Ministra de Cambio Climático e Industria del Reino Unido, lanzaron la “Alianza global para eliminar el carbón”, firmada por más de 20 países, entre ellos México, Costa Rica y El Salvador. Esta iniciativa llega en un momento crucial, no...

Seguir leyendo

Argentina: Galgos del Sur rescató más de cien animales de las perreras en lo que va del año

Argentina: Galgos del Sur rescató más de cien animales de las perreras en lo que va del año
La organización Galgos del Sur informó del rescate de 12 mascotas en el centro de control animal de Sadeco: el lunes recuperaron seis cachorros de la perrera y ayer, seis galgos adultos. Según informó la protectora, cuatro fueron dejados por galgueros en las instalaciones municipales y dos fueron incautados la semana pasada en estado de semiabandono por la Policía Local y los laceros de la perrera en una...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

Documental sobre la naturaleza en Europa. Documental emitido por Televisión Española: TV2

¿Cómo puedes deshacerte del aceite de cocina cuando terminas de cocinar? Si lo envias a una planta procesadora, puede tener una segunda vida...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
FORMACIÓN: PRÓXIMAMENTE
DEL 19 / 11 / 2017 AL 00 / 00 / 0000 > BARCELONA
IUSC. Máster en medio ambiente y energías renovables
DEL 18 / 01 / 2018 AL 20 / 01 / 2018 >
IUSC. Arquitectura con materiales biosostenibles
Ver todos los Cursos y Masters
Ver todos los Eventos
Ver todos los Videos
BLOGGERS DE ECOTICIAS

Desde hace varias semanas no puedo sacarme de la cabeza el proverbio chino que afirma que cuando el sabio señala la luna, el necio mira al dedo. Tengo...

Por Ángel Juárez

Eco Parque Conscientia Universalis Un día cualquiera el propietario del Eco Parque se dio unas vacaciones por Villa de Leyva, observó que habían...

Por abc Crear arquitectura

El clavel del aire es el género más grande de la familia de las bromelias, que representa aproximadamente 550 de las más de 2.500 especies de...

Por Javier Pavón

 
ÚLTIMOS mensajes en el FORO
Hola a toda la comunidad!! estoy realizando una encuesta acerca del packaging, es para la realización de un...Responder ahora
Avatar de Usuario de chrtaMensaje de: chrta

COMPRA Y RECICLAJE DE BATERIAS USADAS, DE TODO TIPO DE VEHICULO Y MAQUINARIA EN GENERAL, RECOGEMOS A DOMICILIO...Responder ahora
Avatar de Usuario de reciklingMensaje de: recikling

EFECTO INVERNADERO Se denomina efecto invernadero al fenómeno por el cual determinados gases, que son...Responder ahora
Avatar de Usuario de ALFREDO90Mensaje de: ALFREDO90

buenos puntos de esta publicacion felicidades amiga!!!!!Responder ahora
Avatar de Usuario de karla yaret leonMensaje de: karla yaret leon

11 datos interesantes sobre la contaminacion la contaminación es una de las principales causas globales de...Responder ahora
Avatar de Usuario de karla yaret leonMensaje de: karla yaret leon

Primero explicaré, qué es un residuo, y a que se refiere reciclar. Un residuo puede definirse como cualquier...Responder ahora
Avatar de Usuario de Leonor MalagaMensaje de: Leonor Malaga

Hola compañeros! Soy de Barcelona y ya van varias las veces que casi soy atropellado por uno de esos...Responder ahora
Avatar de Usuario de PacoRamirezMensaje de: PacoRamirez

¿Alguien tiene un Tesla? ¿Podéis aportar más info sobre su estado en España?Responder ahora
Avatar de Usuario de mariajspMensaje de: mariajsp

COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS