Prepárate a decirle adiós a la gasolina

Prepárate a decirle adiós a la gasolina

El anuncio de General Motors (GM) en relación con su estrategia de autos eléctricos el pasado lunes pone nuevamente en primera plana los cambios rápidos y sustanciales que la industria automotriz está experimentando en materia de utilización de fuentes de energía alternativas a la gasolina. El gigante automotriz estadounidense anunció que para el año 2023 contará con al menos con 20 vehículos eléctricos nuevos, incluyendo vehículos equipados con celdas de combustible.

El primer par de estos vehículos estará basado en la arquitectura para vehículos eléctricos BEV II de GM que debutó este año con el Chevrolet Bolt EV, mientras que el resto estará basado en una nueva arquitectura que incluye un sistema de baterías totalmente nuevo.

Quizás lo más importante del anuncio de GM fue la declaración de Mark Reuss, vicepresidente encargado de desarrollo global de producto cuando reiteró que “General Motors cree que el futuro será totalmente eléctrico y que el mundo se liberará de emisiones tóxicas”.

En realidad GM no tiene alternativa.

En enero pasado Ford confirmó la introducción al mercado de 13 autos con algún grado de electrificación antes de 2020. Entre estos modelos se encuentra una SUV totalmente eléctrica,versiones híbridas de sus icónicos modelos Mustang y F-150, un vehículo totalmente autónomo para uso comercial y dos vehículos policiacos híbridos con capacidad para persecución. El lunes pasado Ford anunció la expansión de sus planes de electrificación y para ello conformó un equipo denominado Team Edison, dedicado al estudio y el desarrollo de vehículos eléctricos totalmente independiente y separado de los esfuerzos previos del óvalo azul en materia de electrificación. La compañía también anunció que reasignará recursos originalmente destinados para el desarrollo de modelos tradicionales, para el desarrollo de autos eléctricos.

El primer par de estos vehículos estará basado en la arquitectura para vehículos eléctricos BEV II de GM que debutó este año con el Chevrolet Bolt EV, mientras que el resto estará basado en una nueva arquitectura que incluye un sistema de baterías totalmente nuevo.

Los planes de masificación del transporte eléctrico por parte de los fabricantes estadounidenses, los pone finalmente en sintonía con los grandes constructores europeos.

Volkswagen por ejemplo, se volcó al desarrollo y comercialización de vehículos eléctricos como respuesta a la debacle comercial y de imagen que representó el escándalo suscitado por el esfuerzo en esconder el grado ilegal de sus emisiones diésel en 2015. Volkswagen que ya vende el e-Golf, la versión eléctrica de su popular hatchback compacto, planea una avalancha de modelos eléctricos en el futuro cercano, encabezada por el regreso del icónico microbús esta vez con un tren motriz totalmente eléctrico.

Volvo por su parte anunció que a partir de 2019 dejará de introducir autos equipados únicamente con motores de combustión interna. El fabricante sueco confirmó igualmente a Univision Autos que su primer vehículo totalmente eléctrico será la versión eléctrica de la crossover compacta XC40recientemente presentada en Milán.

Por su parte Mercedes-Benz, que ha tenido una aproximación muy agresiva en relación al tema de los vehículos eléctricos y que fue uno de los más entusiastas patrocinadores iniciales de Tesla (ambas compañías ya terminaron toda relación) anunció el mes pasado que ofrecerá versiones eléctricas de todos los modelos en su línea en 2022 una audaz maniobra que representa una inversión mil millonaria para el histórico fabricante. Jaguar Land Rover, que tiene una línea de vehículo menos populosa que Mercedes-Benz, planea una movida similar.

Los japoneses no se quedan atrás. Nissan, el fabricante del Leaf el automóvil eléctrico más vendido en todo el mundo, se comprometió junto a sus socios Renault y Mitsubishi, a introducir 12 automóviles eléctricos entre 2017 y 2022, haciendo hincapié en que no invertirán más recursos en el desarrollo de trenes motrices híbridos.

Por su parte Toyota y Mazda anunciaron la formación de la compañía conjunta ‘EV Common Architecture Spirt Co Ltd’ con el propósito de dedicarse al diseño y fabricación de vehículos eléctricos. Toyota que es el primer fabricante de autos híbridos a nivel mundial, ya ofrece en California el Mirai, un automóvil eléctrico cuya energía es generada por una celda de combustible alimentada por hidrógeno líquido pero Mazda hasta ahora no había anunciado ningún paso hacia la electrificación de su flota. Inicialmente ‘Spirt’ utilizará plataformas de Toyota, compañía que poseerá el 90% de su capital accionario.

La iconoclasta Honda, fabricante del Insight primer vehículo híbrido en llegar a Estados Unidos, está tomando las cosas con más calma. El pasado mes de septiembre Honda anunció la presentación de dos autos eléctricos antes del fin de 2018, uno de ellos dedicado al mercado chino y el otro para el mercado europeo. Honda ya comercializa el Clarity, una familia de autos con trenes motrices no convencionales que incluye un auto híbrido enchufable, un auto eléctrico a batería y otros alimentado por celda de combustible.

Mientras todos estos fabricantes tradicionales enfilas sus proas a un futuro sin emisiones de escape,Tesla continua con sus planes de expansión, anunciando la próxima develación de un camión tráilertotalmente eléctrico, mientras que Dyson, el fabricante inglés de aspiradoras de ‘lujo’, promete poder competir de tú a tú muy pronto con el la compañía Californiana en campo de los fabricantes no tradicionales.

Los gobiernos de China, India, Francia, Reino Unido, Escocia, y Noruega han anunciado cronogramas para la prohibición de la venta de autos equipados con motores de combustión interna en sus territorios. Alemania dice estar estudiando la adopción de una medida similar. Estos anuncios sin duda han estimulado la evidente aceleración de los planes de electrificación del parque automotriz a nivel mundial y aclaran un panorama donde ya es posible vislumbrar el fin del motor de combustión interna.

El reemplazo de los combustibles fósiles como fuente primaria de energía para el transporte de seres humanos no ocurrirá de la noche a la mañana. Ni siquiera es posible imaginar una fecha tentativa. Pero nadie debe engañarse, el fin viene, viene rápido y viene montado sobre un motor eléctrico.

Comparte esta noticia!

México y su maldición del petróleo

México y su maldición del petróleo

TRUMP traiciona a la Agencia de Protección Ambiental

TRUMP traiciona a la Agencia de Protección Ambiental