ECOticias.com
BLOGUEROS El Jardinero Tranquilo

En la arquitectura tradicional andaluza, el patio era el corazón de la casa. La moda actual de las viviendas adosadas ha provocado una deslocalización del jardín

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 07/03/2013, 11:54 h | (90) veces leída

http://www.eljardinerotranquilo.blogspot.com es la dirección del blog que ha creado Juan Manuel López. Un blog harto interesante no sólo para jardineros amarteurs y/o profesionales, sino para cualquiera que ame la Naturaleza.

En la arquitectura tradicional andaluza, el patio era el corazón de la casa. La moda actual de las viviendas adosadas ha provocado una deslocalización del jardín, convirtiéndolo en una mera zona de transición entre la calle y la casa. El Jardinero Tranquilo nos invita en su blog a reinventar el concepto de jardín andaluz de casa adosada, mostrándonoslo como un espacio donde merece la pena detenerse. Los espacios fronterizos, sostiene el Jardinero Tranquilo, “son lugares en los que suceden muchas cosas inesperadas, donde se pueden vivir verdaderas aventuras, si se está suficientemente atento”. El Jardinero Tranquilo nos ha abierto las puertas de su pequeño jardín para mostrárnoslo como un microcosmos donde las plantas interaccionan de un modo dinámico con los objetos, los animales y las personas.


-¿Por qué lo de “tranquilo”?
-El biorritmo de un jardín, y particularmente el de las plantas, es extremadamente lento en comparación con el nuestro. Esta diferencia es cada vez más notable, a medida que se acelera el ritmo de nuestra vida. Si queremos que el jardín de nuestra casa adosada sea algo más que un lugar de paso, debemos en primer lugar desacelerar nuestro ritmo, aunque sólo sea durante cortos lapsos de tiempo cada semana. El jardín es un ecosistema muy especial y para comprender su funcionamiento tenemos que tranquilizarnos previamente, pensando que el tiempo que empleamos en el jardín es un tiempo que nos regalamos a nosotros mismos y a los que nos rodean.

EL CONCEPTO
-Desde que se puso en marcha tu blog, hace apenas unas semanas, ya recibe cientos de visitas, desde los cuatro rincones del planeta. ¿A qué crees que se debe este éxito?

-Creo que el éxito está, por una parte, en la originalidad del concepto. El blog se presenta como la crónica de una experiencia de jardinería, con lo que el término “experiencia” conlleva de reflexión y de emociones. El fin es la práctica cotidiana de la jardinería, la interacción con el jardín, y no la jardinería en sí misma. También propongo, no obstante, trucos de jardinería como es habitual en otros blogs, sencillos, baratos y que requieren poco tiempo. Otra clave del éxito puede estar en que no hablamos sólo de plantas, sino de la perspectiva de éstas respecto a lo que yo llamo los No-Plantas, entre las que se incluye el jardinero mismo, los objetos, los animales y las restantes personas que frecuentan el jardín. Tengo que decir también que los contenidos del blog aparecen en tres idiomas, español, francés e inglés. Esto contribuye sin duda a una mayor difusión.

-¿Con qué periodicidad renuevas los contenidos del blog?
- Mi intención es introducir dos crónicas semanales, una a mitad de la semana y otra al final.

-¿Cómo te surgió la idea del blog?
-Desde hace mucho tiempo mis amigos y vecinos me piden consejos de jardinería. En mi opinión, más que consejos de jardinería lo que los jardineros inexpertos necesitan es aprender el lenguaje de las plantas, para poder comunicarse directamente con ellas sin necesidad de intermediarios. Ellas pueden enseñarles más de lo que yo o cualquier jardinero puede hacer.

¿VERDADERO O FALSO?
-Entonces, ¿es verdadero o falso eso de que cuando hablas a las plantas éstas crecen mejor?

-No lo sé a ciencia cierta. Lo que sí creo, en cualquier caso, es que lo mejor es escucharlas. Las personas tenemos tendencia a hablar mucho y a escuchar poco. Supongo que todos los seres vivos actuamos así, incluido las plantas. Pero ellas tienen un punto egotista en cierto modo justificado, quizá sepan después de todo que los seres vivos no-plantas dependemos en última instancia de ellas.

-¿Cómo podemos escuchar a las plantas si ellas no hablan?
- Ellas no tienen la facultad del habla pero sí pueden comunicarse, y de hecho lo hacen. Su lenguaje es complicado para nosotros en la medida en que apela simultáneamente a muchos sentidos, incluso aquellos que nosotros no solemos emplear para la comunicación, o al menos no de un modo consciente, como el olfato y el tacto. Ellas, que carecen de sistema nervioso sensorial, han desarrollado todo un sistema de signos destinado específicamente a comunicarse con seres sensoriales: colores, perfumes, texturas. Intentar comprender lo que quieren decirnos nos mostrará facetas inexploradas de nuestro jardín.

-Ya hay quien te ha definido como el Hernán Cortés del jardín urbano. ¿También quieres ser el primer gramático de la lengua de las plantas?
-[Risas] La comparación con Hernán Cortés es cosa de un vecino mío un tanto extravagante. Me parece una comparación divertida porque es muy exagerada. Lo cierto es que algunas personas descubren grandes cosas y viven grandes experiencias en lugares remotos de la Tierra, mientras que otros nos asombramos con las pequeñas cosas que nos rodean. Se pueden vivir aventuras excitantes en el espacio reducido de un jardín de adosado, todo depende de nuestra disposición al extrañamiento. En cuanto a lo de ser el primer gramático de la lengua de las plantas acepto el reto. Por lo pronto ya he hablado en mi blog del lenguaje de las hojas, pero he prometido continuar con el lenguaje de los tallos, las flores, los frutos y las raíces.

TIEMPO Y DINERO
-Para terminar esta entrevista, pensando en los que disponemos de poco tiempo o dinero para los cuidados del jardín, ¿mantener un bonito jardín requiere mucho dinero y trabajo?

-Al principio sí, no vamos a engañarnos, aunque eso depende mucho del tamaño del jardín y de las expectativas que pongamos en él. Un jardín modesto, eficiente en el sentido en que está sustentado en una selección de plantas bien adaptadas a las condiciones del clima y de la tierra del lugar, requiere poco mantenimiento, poco dinero, y a cambio garantiza muchas satisfacciones. En lugar de una zona de paso, un jardín de adosado bien concebido puede convertirse en una zona de encuentros afortunados.

The Ecologist


http://www.vidasana.org/ - ECOticias.com