Algas + Cambio Climático: ¿el fin de los glaciares?

Algas + Cambio Climático: ¿el fin de los glaciares?

Microorganismos especializados

La investigación se basó en que, la falta de agua líquida limita la vida de los glaciares en todas partes del mundo, pero que existen microorganismos especializados, que todavía colonizan estos ambientes y reducen el albedo superficial, lo que, a su vez, podría conducir a una fusión acelerada de los glaciares.

 

La Chlamydomonas nivalis es un tipo de alga de agua dulce, lo suficientemente resistente como para vivir en los campos nevados de las regiones polares. Son la causa de un fenómeno natural denominado “nieve roja” o “nieve de sandía”, puesto que poseen un pigmento de color rosa, que colorea los copos.

La lógica sugería a los investigadores que la nieve coloreada reflejaría menos calor que la blanca y eso fue lo que los llevó, a analizar el impacto que las algas podrían tener, en el derretimiento de los campos de hielo.

 

“Un equipo de investigadores multinstitucional de los EEUU ha descubierto que, las algas que crecen en la nieve acumulada en Alaska, ayudan a que ésta se derrita más rápidamente. En un artículo publicado en la revista Nature Geoscience se describe cómo se hicieron los monitoreos y la medición del impacto de las algas.”

Estudio comparado

Para realizar el estudio, que duró 100 días, se eligió un sitio llamado Campo de Hielo Harding. En áreas previamente designadas, se agregó agua y en otras fertilizantes, que les aportaron nitrógeno, fósforo y potasio, mientras que ciertas zonas se tomaron como parámetro de control, para lo cual eliminaron las algas de la nieve.

A lo largo de unos 700 km2, que fue el área de experimentación, en las zonas que se “regaron”, las algas se multiplicaron hasta 1.5 veces, pero en las fertilizadas la producción se cuadruplicó. Los investigadores comprobaron así su teoría: en los lugares donde las algas crecían, el hielo se derretía con más rapidez, que en ausencia de ellas.

 

Comparando sus resultados con datos aportados por las imágenes de satélite, calcularon que el aumento de la fusión achacable a la presencia de las algas, en todo el campo de hielo, era de un 17%. Pero el problema es que, al haber más agua, dichas algas proliferan, por lo que son fuente de más derretimiento.

La abundancia de algas que habían sido manipuladas explicó 1/3 de la variabilidad, que los investigadores observaron en el deshielo. El empleo del índice espectral de diferencia normalizada, les permitió estimar la abundancia de algas sobre una superficie aproximada de 1.900 km2; de esa forma pudieron calcular cuál era la contribución microbiana a la fusión de la nieve y los hielos glaciares.

 

Conclusiones

Sus resultados respaldaron la hipótesis de que los microorganismos de la nieve aumentan el derretimiento de los glaciares, mediante una retroalimentación directa del tipo bio-geofísica debida al bajo albedo e indirectamente, al exponer al hielo de los glaciares a una mayor cantidad de agua líquida.

Esto implica que, además del grave problema que ya constituye para los hielos polares el Cambio Climático, las algas son un factor importante, en la rapidez con la que los glaciares se derriten. Los investigadores, temen que este efecto probablemente ocurre en otros glaciares, incluso en las áreas de montaña situadas en zonas no polares.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM

Comparte esta noticia!

Galicia saca pecho por el hecho de que por primera vez se indemnizó a...

Galicia saca pecho por el hecho de que por primera vez se indemnizó a las víctimas de los incendios forestales

IMF, cursos sobre medio ambiente

biover