Cultivos de cobertura protegen el suelo de temperaturas extremas

Cultivos de cobertura protegen el suelo de temperaturas extremas

Las características del suelo, como el contenido de materia orgánica y la humedad, son vitales para ayudar a las plantas a florecer, y resulta que la temperatura del suelo también lo es.

Cada planta necesita una cierta temperatura del suelo para prosperar, de forma que, si la temperatura cambia demasiado rápido, a las plantas no les irá bien, por lo que sus semillas no germinarán o sus raíces morirán.

"La mayoría de las plantas son sensibles a los cambios extremos en la temperatura del suelo" afirma en un comunicado Samuel Haruna, investigador de la 'Middle Tennessee State University', en Estados Unidos. "No quieres que cambie demasiado rápido porque las plantas no pueden soportarlo", añade este experto, cuyo trabajo se publica en 'Soil Science Society of America Journal'.

Muchos factores influyen en la capacidad del suelo para amortiguar los cambios de temperatura. Por ejemplo, cuando se compacta el suelo, la temperatura del suelo puede cambiar rápidamente, debido a que las partículas del suelo transfieren las temperaturas mucho más rápido cuando se juntan. Cuando los agricultores arrastran maquinaria pesada sobre el suelo, las partículas del suelo se compactan. La humedad también afecta a la temperatura del suelo: una mayor humedad evita que los suelos se calienten demasiado rápido.

La investigación ha demostrado que tanto los cultivos de cobertura, como los cultivos de biocombustibles perennes, pueden aliviar la compactación del suelo. Los cultivos de cobertura generalmente se siembran entre cultivos comerciales como el maíz y la soja para proteger el suelo desnudo. Este tipo de cultivos sombrean el suelo y ayudan a reducir la evaporación del agua del suelo; sus raíces también agregan materia orgánica al suelo y previenen la erosión del suelo, lo cual también mantiene la tierra esponjosa, ayudándola a retener agua.

"La mayoría de las plantas son sensibles a los cambios extremos en la temperatura del suelo" afirma en un comunicado Samuel Haruna, investigador de la 'Middle Tennessee State University', en Estados Unidos. "No quieres que cambie demasiado rápido porque las plantas no pueden soportarlo", añade este experto, cuyo trabajo se publica en 'Soil Science Society of America Journal'.

Pero Haruna quería saber si los biocombustibles perennes y los cultivos de cobertura también podrían ayudar a los suelos a protegerse de las temperaturas fluctuantes. Este científico y un equipo de investigadores cultivaron varios tipos de cobertura y cultivos de biocombustibles perennes en el campo. Después, probaron los suelos en el laboratorio por su capacidad para regular la temperatura.

SUS RAÍCES ROMPEN EL SUELO Y EVITAN QUE LAS MOLÉCULAS SE AGRUPEN Y CALIENTEN

"Me sorprendieron los resultados", afirma Haruna, quien descubrió que tanto los biocombustibles perennes como los cultivos de cobertura ayudan a los suelos a protegerse de las temperaturas extremas disminuyendo la velocidad con la que las temperaturas se extienden por el suelo. Sus raíces rompen el suelo, evitando que las moléculas del suelo se agrupen y se calienten o enfríen rápidamente. Las raíces de ambos cultivos también agregan materia orgánica al suelo, lo que ayuda a regular la temperatura.

Además, los biocombustibles perennes y los cultivos de cobertura ayudan a que el suelo retenga la humedad. "El agua en general tiene una alta capacidad para amortiguar los cambios de temperatura --destaca Haruna--. Entonces, si el suelo tiene un alto contenido de agua, posee una mayor capacidad para proteger el suelo".

Aunque Haruna aboga por un mayor uso de cultivos de cobertura, reconoce que no siempre es fácil incorporarlos a las granjas. "Estos cultivos requieren más trabajo, más inversión financiera y más conocimiento --dice--. Pero pueden hacer mucho por la salud del suelo". Incluyendo, como lo demuestra la investigación de Haruna, proteger a las plantas de los cambios extremos de temperatura.

"El cambio climático puede causar fluctuaciones de temperatura, y si no se reduce, puede afectar a la productividad de los cultivos en el futuro --advierte--. Y tenemos que protegernos contra estos cambios extremos dentro del suelo". Haruna espera llevar su investigación desde el laboratorio al campo porque considera que un experimento de campo permitirá recopilar más datos y desarrollar sus hallazgos.

ep

Comparte esta noticia!

Castilla – La Mancha convoca el Premio Regional de Medio Ambiente

Castilla – La Mancha convoca el Premio Regional de Medio Ambiente

El CIMA pone en marcha un foro para difundir estudios sobre medio...

El CIMA pone en marcha un foro para difundir estudios sobre medio ambiente