¿Cómo conducir de forma ecológica y eficiente?

¿Cómo conducir de forma ecológica y eficiente?

La vida en cada ciudad está organizada en complejos sistemas de vías por las que los miles de vehículos que circulan diariamente van dejando un halo de contaminantes.

Teniendo en cuenta la enorme cantidad de agentes contaminantes presentes en los combustibles, si lo multiplicamos por la cantidad de vehículos que circulan, el resultado resulta escalofriante.

Por ello es importante que cada uno de nosotros realice una serie de acciones que se orientan a reducir el impacto personal que le ocasionamos al Medio Ambiente y que consisten en sencillos trucos que resultan efectivos y fáciles de poner en práctica.

“Autopistas, rutas, calles y avenidas, son parte nuestra vida; no importa dónde vivamos, cuando tenemos que trasladarnos y coger una de ellas, nos subimos al coche y nos enfrentamos a un dilema diario: contaminar o no contaminar.”

Compra productos que sean eco amigables

Actualmente es posible adquirir numerosos artículos, desde limpiadores, ceras y hasta neumáticos que resulten respetuosos con el Medio Ambiente, solo debes buscar la certificación que lo acredite.

Cuando estés pensando en cambiar tu coche, verifica cuáles son los modelos más eficientes, examina el rendimiento real de los combustibles y elige aquel que tenga las dimensiones que realmente se ajusten a tus necesidades. Plantéate seriamente la compra de un vehículo eléctrico.

Planifica tus viajes

Si tu recorrido será menor a 5 kilómetros, elige caminar, coge la bicicleta o usa el transporte público. Si no conoces la ruta que vas a seguir, lo mejor es recurrir al GPS que te ahorrará la posibilidad de alargar el camino de forma innecesaria.

Comprueba la presión de tus neumáticos

Llevar los neumáticos con la presión adecuada te ayudará a que tu consumo de combustible sea menor, además mejorará la adherencia al pavimento, por lo que la potencia del motor se transferirá de manera más eficaz y tu conducción será más eficiente y segura.

Reduce el peso en el vehículo.

Evita cargar pesos innecesarios, quita todo lo superfluo (lleva la sombrilla o los esquíes, pero no ambos) y si te es posible, no utilices el maletero. Por cada kilogramo de peso extra que cargues, necesitarás un mayor gasto en combustible.

Olvídate de calentar el motor antes de salir

Si bien es cierto que en ocasiones muy especiales de frío realmente extremo tendrás que esperar un poco antes de salir, los vehículos de nueva generación poseen sistemas de arranque inmediato, que te permiten poner la llave en el contacto, prender el motor e irte sin más.

Utiliza el aire acondicionado cuando te resulte imprescindible

Cada vez que prendes el aire acondicionado o la calefacción estás forzando un consumo de combustible que no siempre es necesario. Si con abrir la ventanilla ya logras airear el interior de tu coche, debería bastarte. Si debes recurrir a ellos, pon una temperatura agradable, pero no excesiva.

Acelera suavemente y mantén una velocidad constante

Utilizas menos combustible si aceleras 20 km/h en 5 segundos. Si mantienes una distancia prudente (y de seguridad) con el coche que va delante, evitas acelerar y desacelerar, que son maniobras que conllevan gastos innecesarios de combustible.

Si tienes que parar apaga el motor

No mantengas el motor encendido si vas a estar detenido en un lugar por más de 1 minuto. El combustible que empleas a partir de ese minuto es un gasto inútil. Consumes lo mismo en 1 minuto que volviendo a prender el motor.

Utiliza el frenado del motor

Bajar cambios o sea utilizar el “freno motor” para detener el coche es una buena medida orientada al ahorro de combustibles, a evitar el desgaste de los frenos y por tanto polucionarás menos el Medio Ambiente.

Compensa las emisiones que generes

Con medidas tan simples como ahorrar energía, reciclar tus residuos, consumir de manera consciente, incorporar plantas a tu hogar u oficina, plantar árboles, reducir los gastos, evitar los envases no biodegradables o reutilizar el papel, estarás compensando una parte de lo que contamines cada vez que circulas con tu coche.

Una reflexión final

Utilizar el coche es una necesidad para la mayoría de la gente, pero también se corre el riesgo de que se acabe dependiendo del vehículo cada vez que hay que hacer algo, así sea ir a dos calles de nuestra casa a visitar a un amigo o a la panadería.

Para conducir de manera eficiente y sin contaminar más que lo mínimo imprescindible, las medidas antes descritas te servirán de mucha ayuda. No olvides que si tienes un vehículo que funciona con combustibles fósiles se estima que cada vez que recorres 10 Kilómetros, puedes llegar a generar hasta 2 kg de CO2.

Sin dudas es posible que cada uno de nosotros aporte su granito de arena personal, con el fin de revertir la actual e insostenible situación que experimenta nuestro planeta. Es una tarea que nos incumbe a todos y debemos ser conscientes de ello.

Comparte esta noticia!

Baleares prohibirá el acceso de coches diésel a partir de 2025

Baleares prohibirá el acceso de coches diésel a partir de 2025

Asturias implementa una red de recarga rápida de baterías para coches...

Asturias implementa una red de recarga rápida de baterías para coches eléctricos