¿Conoces a SunFields?

¿Conoces a SunFields?

Sunfields es un proveedor de equipos fotovoltaicos desde el año 2007, ha cubierto el suministro de proyectos solares en casi todo los continentes, lo que le ha aportado una extensa experiencia en la evaluación de calidad de los productos que trabajan.

Seguir leyendo
publicidad kit media
  1. Portada
  2. >
  3. Naturaleza

Este fue el último dinosaurio de África

Un estudio del fósil, conducido por el Centro Milner para la evolución en la Universidad de Bath, sugiere que después de la desintegración del supercontinente Gondwana en el medio del período cretáceo, una fauna distinta del dinosaurio evolucionó en África.
Enviado por:



Fecha de publicació: 05/05/2017, 13:23 h | (71) veces leída
Uno de los últimos dinosaurios que vivió en África antes de su extinción hace 66 millones de años ha sido descubierto en una mina de fosfato en el norte de Marruecos.
Un estudio del fósil, conducido por el Centro Milner para la evolución en la Universidad de Bath, sugiere que después de la desintegración del supercontinente Gondwana en el medio del período cretáceo, una fauna distinta del dinosaurio evolucionó en África.
La nueva especie, Chenanisaurus barbaricus, fue de uno de los últimos dinosaurios en la Tierra y figuró entre las especies exterminadas cuando un asteroide golpeó hace 66 millones de años
Es el contemporáneo africano más pequeño del norteamericano T. rex, y sus restos son evidencia de una fauna distinta en el hemisferio sur en aquel tiempo.
Casi nada se sabe sobre los dinosaurios que vivieron en África al final del período Cretáceo hace 66 millones de años, justo antes de que fueran borrados por el impacto de un asteroide gigante. En este momento los niveles del mar eran altos, y por lo tanto la mayoría de los fósiles provienen de las rocas marinas.
Entre estos están los depósitos de fosfato de Marruecos, restos de un fondo marino antiguo, establecido hace 66 millones de años. El fosfato es recogido en minas a cielo avierto y se utiliza en todo, desde abono a bebidas de cola.
El año pasado, Nick Longrich, del Milner Center for Evolution y del Departamento de Biología y Bioquímica de la Universidad de Bath, estudió un raro fragmento de un hueso de la mandíbula descubierto en las minas de Sidi Chennane, en la cuenca de Oulad Abdoun, Marruecos. En colaboración con colegas de Marruecos, Francia y España, Longrich lo identificó como perteneciente a un abelisauro.
Los abelisauros eran depredadores de dos patas como T. rex y otros tiranosaurios, pero con un hocico más corto y más suave, e incluso brazos más pequeños. Mientras que los tiranosaurios dominaban en América del Norte y Asia, los abelisauros eran los principales depredadores al final del Cretácico en África, América del Sur, India y Europa.
Longrich explicó en un comunicado: "Este hallazgo fue inusual debido a que es un dinosaurio de rocas marinas - es un poco como buscar ballenas fósiles y encontrar un león fósil. Es un hallazgo increíblemente raro, casi como ganar la lotería".
No tenemos virtualmente ningún fósil de dinosaurio de este período de tiempo en Marruecos - puede incluso ser el primer dinosaurio llamado desde el final del Cretácico en África. También es uno de los últimos dinosaurios en África antes de la extinción en masa que aniquiló a los dinosaurios.
"Es un descubrimiento emocionante porque muestra cuán diferente era la fauna en el hemisferio sur en este momento".
Denominado Chenanisaurus barbaricus, el recién descubierto dinosaurio estaba sobre dos patas y tenía brazos caídos. El Dr. Longrich añadió: "Abelisaurs tenía los brazos muy cortos, el hueso del brazo es corto, el brazo inferior es más corto y tienen diminutas manos pequeñas".
Los dientes del fósil se llevaban como si de morder en el hueso, lo que sugiere que al igual que T. rex, Chenanisaurus fue un depredador. Sin embargo, a diferencia del T. rex parcialmente emplumado, Chenanisaurus tenía solamente escalas, su cerebro era más pequeño, y su cara era más corta y más profunda.
El proyecto de investigación se llevó a cabo como parte de una colaboración científica internacional que está ayudando a crear y estudiar las colecciones de paleontología en Marruecos con el objetivo de conservar el rico patrimonio fósil del país. Los especímenes utilizados para este estudio se conservan en la coleccion paleontológica de la Oficina Chérifien de Phosphates en Marruecos.

Uno de los últimos dinosaurios que vivió en África antes de su extinción hace 66 millones de años ha sido descubierto en una mina de fosfato en el norte de Marruecos.

Un estudio del fósil, conducido por el Centro Milner para la evolución en la Universidad de Bath, sugiere que después de la desintegración del supercontinente Gondwana en el medio del período cretáceo, una fauna distinta del dinosaurio evolucionó en África.

La nueva especie, Chenanisaurus barbaricus, fue de uno de los últimos dinosaurios en la Tierra y figuró entre las especies exterminadas cuando un asteroide golpeó hace 66 millones de años

Es el contemporáneo africano más pequeño del norteamericano T. rex, y sus restos son evidencia de una fauna distinta en el hemisferio sur en aquel tiempo.

Casi nada se sabe sobre los dinosaurios que vivieron en África al final del período Cretáceo hace 66 millones de años, justo antes de que fueran borrados por el impacto de un asteroide gigante. En este momento los niveles del mar eran altos, y por lo tanto la mayoría de los fósiles provienen de las rocas marinas.

Entre estos están los depósitos de fosfato de Marruecos, restos de un fondo marino antiguo, establecido hace 66 millones de años. El fosfato es recogido en minas a cielo avierto y se utiliza en todo, desde abono a bebidas de cola.

El año pasado, Nick Longrich, del Milner Center for Evolution y del Departamento de Biología y Bioquímica de la Universidad de Bath, estudió un raro fragmento de un hueso de la mandíbula descubierto en las minas de Sidi Chennane, en la cuenca de Oulad Abdoun, Marruecos. En colaboración con colegas de Marruecos, Francia y España, Longrich lo identificó como perteneciente a un abelisauro.

Los abelisauros eran depredadores de dos patas como T. rex y otros tiranosaurios, pero con un hocico más corto y más suave, e incluso brazos más pequeños. Mientras que los tiranosaurios dominaban en América del Norte y Asia, los abelisauros eran los principales depredadores al final del Cretácico en África, América del Sur, India y Europa.

Longrich explicó en un comunicado: "Este hallazgo fue inusual debido a que es un dinosaurio de rocas marinas - es un poco como buscar ballenas fósiles y encontrar un león fósil. Es un hallazgo increíblemente raro, casi como ganar la lotería".

No tenemos virtualmente ningún fósil de dinosaurio de este período de tiempo en Marruecos - puede incluso ser el primer dinosaurio llamado desde el final del Cretácico en África. También es uno de los últimos dinosaurios en África antes de la extinción en masa que aniquiló a los dinosaurios.

"Es un descubrimiento emocionante porque muestra cuán diferente era la fauna en el hemisferio sur en este momento".

Denominado Chenanisaurus barbaricus, el recién descubierto dinosaurio estaba sobre dos patas y tenía brazos caídos. El Dr. Longrich añadió: "Abelisaurs tenía los brazos muy cortos, el hueso del brazo es corto, el brazo inferior es más corto y tienen diminutas manos pequeñas".

Los dientes del fósil se llevaban como si de morder en el hueso, lo que sugiere que al igual que T. rex, Chenanisaurus fue un depredador. Sin embargo, a diferencia del T. rex parcialmente emplumado, Chenanisaurus tenía solamente escalas, su cerebro era más pequeño, y su cara era más corta y más profunda.

El proyecto de investigación se llevó a cabo como parte de una colaboración científica internacional que está ayudando a crear y estudiar las colecciones de paleontología en Marruecos con el objetivo de conservar el rico patrimonio fósil del país. Los especímenes utilizados para este estudio se conservan en la coleccion paleontológica de la Oficina Chérifien de Phosphates en Marruecos.

ep





También te puede interesar:

Denuncian la destrucción "intencionada" de 115 nidos de ave en Toro

Denuncian la destrucción
Dos asociaciones de defensa de la naturaleza, Naturzamora y Grefa (Grupo de Rehabilitación y Estudio de la Fauna y su hábitat), de ámbito provincial y nacional respectivamente, han denunciado la destrucción "intencionada y sin autorización" de una colonia de aves avión común (Delichum urbicum) en el casco urbano de Toro. Con motivo de las obras de limpieza de un conocido edificio de la localidad se han...

Seguir leyendo

Así es el extraño cráneo de los monos aulladores

Así es el extraño cráneo de los monos aulladores
Emiliano Bruner, del Grupo de Paleoneurobiología del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), acaba de publicar un trabajo en la revista American Journal of Primatology en el que se analiza por primera vez la peculiar estructura craneal y la variabilidad de la especie más conocida de monos aulladores sudamericanos, Alouatta seniculus, mediante modelos geométricos en tres dimensiones y...

Seguir leyendo

No te pierdas estos videos:

Centraremos nuestra campaña electoral para el 21D en la visibilización de esta emergencia ambiental, que es la más grave que sufrimos ahora...

BioCultura 2018
304 visitas

Con esta campaña “queremos ilustrar el hecho de que el sector ‘bio’ se encuentra en un momento de gran expansión. Es un buen...

Envie su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
Especial residuos y reciclaje 2017/2018
COPYRIGHT © Grupo ECOticias SL TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS