Proyecto Lilungu

Ecologia, Medio Ambiente y Energias Renovables

ecoticias en el mundo
noticias de ecologia y medio ambiente

Suscribete a nuestro Newsletter Sucribete ahora al Boletín 'GRATUITO'

Lunes, 21 de Abril de 2014

Proyecto Lilungu

Los científicos de la Universidad de Barcelona, Jordi Sabater y Magdalena Bermejo, forjaron los primeros esfuerzos para establecer a Lilungu como sitio de estudio entre 1989-1990.

Enviado por: Pedro Pozas Terrados. Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España)., 05/09/2012, 11:20 h | (66) veces leída

Lilungu es un santuario natural para la población de bonobos y se encuentra localizado en las orillas del Rio Tshuapa en pleno corazón de la República Democrática del Congo. La población del área, que pertenece al clan o tribu Bakela, mantiene la tradición de honrar y respetar a los bonobos y son actores clave y participantes de los esfuerzos de conservación de BCI para la protección de su hábitat.

Lilungu es un área clave para la conservación de los bonobos debido a su ubicación geográfica. Al norte limita con la Reserva de Bonobos de Kokolopori y al sur limita con la Reserva Natural Sankuru, lo cual permite que funcione como un corredor clave para la población de bonobos y para la biodiversidad del área. Bonobo Conservation Initiative (BCI), con el apoyo de su contraparte Congolesa de Centre de Recherche en Ecologie et Forestrie (CREF), ha ejecutado un programa de monitoreo biológico y de trabajo con las comunidades locales en Lilungu desde el 2005. Dicho programa ha incluido el monitoreo de las poblaciones de bonobos y el establecimiento de acuerdos de cooperación para la conservación y el desarrollo comunitario.

Ahora Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España), se ha unido a BCI para colaborar conjuntamente  en el Proyecto Lilungu, con apoyo económico, divulgación y esfuerzo personal en todos los ámbitos en que se necesite. También PGS considera este proyecto como homenaje a Jordi Sabater Pi, el gran primatólogo español y poco reconocido y  que fue Presidente de Honor del PGS en España. Hoy se le recuerda con respeto y admiración, aunque haga varios años que nos haya dejado para siempre.

 

Antecedentes de conservación de bonobos en el área


           
Los científicos de la Universidad de Barcelona, Jordi Sabater y Magdalena Bermejo, forjaron los primeros esfuerzos para establecer a Lilungu como sitio de estudio entre 1989-1990. Desgraciadamente, sus esfuerzos fueron interrumpidos debido a la inestabilidad política y la guerra interna del Congo. La comunidad científica temía que las poblaciones de bonobos iban a ser exterminadas por la presencia de dicha guerra, pero entre el 2005 y el 2006  BCI descubrió que existen remanentes de dicha población en Lilungu y que la población local aun los protege, valora y conserva. Este trabajo fue hecho gracias al apoyo financiero del Programa Great Api Conservation Fund del USFWS (US Fish and Wildlife Service) y la Fundacion Margot Marsh.

            Desde entonces se ha estado trabajando con la colaboración de las comunidades locales para establecer un programa comprensivo de conservación. El día de hoy existen 3 grupos de bonobos habituados a humanos, los cuales son monitoreados diariamente por equipos de monitoreo locales que son apoyados por BCI y PGS.

 

Progreso hacia un programa de conservación de largo plazo

 

Un programa de apoyo financiero del Great Ape Conservation Fund nos permitió lograr lo siguiente:

  • Identificar aéreas prioritarias de conservación
  • Documentar la presencia de bonobos y de 8 especies amenazadas adicionales.
  • Confirmar que las amenazas hacia los bonobos en la región cercana a Lilungu son consistentes y están incrementado. Poblaciones de bonobos previamente observadas en el norte han desaparecido.
  • Crear una asociación local para establecer una reserve natural oficial  en Lilungu.
  • Los residentes de Lilungu han optado por escoger participar en esfuerzos de conservación en vez de actividades lucrativas como la explotación de diamantes, lo cual valida la importancia de nuestro trabajo.  

 

 

Tradiciones poderosas

 

Nuestra área de trabajo en Lilungu es un buen ejemplo de cómo se deben implementar programas de Intercambio de Información. La comunidad Bakela presenta hoy en día tabús sobre porque no es bueno cazar bonobos, aun cuando se encuentren en la situación más necesitada. Cuando se les pregunta por qué no cazan bonobos ellos explican que ellos consideran que los bonobos son sus ancestros. Ellos sienten un cariño hacia lo que ellos llaman “la gente del bosque”. Sin embargo, no todas las comunidades en el área comparten el mismo pensamiento y algunas tradiciones han sido diluidas o reemplazadas por nuevas durante la guerra, inmigración y desplazamiento de gente. El consumo y comercio de carne silvestre también es una gran amenaza. BCI y ahora también PGS, ejecuta investigaciones para mostrar que las poblaciones de bonobos están declinando donde los antiguos tabús han desaparecido.

            BCI y sus compañeros de trabajo han colectado datos sociales del área los cuales incluyen la presencia o ausencia de tabús de cacería hacia el bonobos, cuan abiertos son hacia la cacería de especies amenazadas y a la conservación, y se han creado mapas que representan la distribución de dichos tabús y actitudes.  Estos mapas han ayudado a BCI en la demarcación de aéreas prioritarias para la conservación y en la elaboración de estrategias.

 

Grupo de Mujeres de Lilungu a favor de los bonobos

         Muchas veces nos preocupamos de cómo la población humana está reduciendo el hábitat del bonobo, pero algunas veces la situación favorece a los bonobos. Ha habido ocasiones en las cuales los bonobos han robado o escondido ollas de cocina a las mujeres del área, por lo que las mujeres de la cooperativa Merci Bonobo desarrollaron plantaciones de cultivos para los bonobos. Dichos cultivos sirven como amortiguamiento entre humanos y bonobos, permitiendo que los bonobos tengan comida y no roben cosas o consuman los cultivos de la comunidad. Se ha reportado una mejora significativa desde que se inicio el uso de dichos cultivos.

 

Creación de la Reserva Natural de Lilungu

Debido a que los residentes de Lilungu reconocen la importancia de la conservación de bonobos, ellos han firmado acuerdos comunitarios para la creación de una reserve natural como parte del Bosque de Paz de los Bonobos. Dichos esfuerzos no serian posibles sin la ayuda y participación de las comunidades, los cuales necesitan también de su apoyo para continuar con dicha labor.

Pedro Pozas Terrados

Director Ejecutivo del Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España).

ECOticias.com



Imprimir Enviar a un Amigo
Compartir también en
Envíe su Comentario
SU NOMBRE:
SU E-MAIL:
SU COMENTARIO:
COPYRIGHT © 2011   •    Jordi Company Armengol   •    TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS