El 66% de los turistas están dispuestos a pagar más por marcas sostenibles

El 66% de los turistas están dispuestos a pagar más por marcas sostenibles

El turismo ecológico ha aumentado hasta alcanzar una cuota de mercado del 25% el pasado año, según el estudio 'Turismo ecológico y sostenible: perfiles y tendencias', elaborado por GRIT-Ostelea, que indica que un total del 66% de los turistas están dispuestos a pagar más por una marca definida como 'ecoturística'.

El turismo representa el 5% de las emisiones globales, y el alto coste medioambiental en los países receptores propició el nombramiento por parte de la ONU de 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. De ello se ha hecho visible un aumento del 18% en esta clase de turismo durante el último año.

El análisis establece un perfil del ecoturista, y traza sus características en torno a tres pilares: tienen alto nivel educativo, son viajeros experimentados y proceden de entornos socioeconómicos con alto poder adquisitivo.

Suelen participar en distintos tipos de actividades, desde senderismo y escalada, camping, caza, fotografía, visitas turísticas, pasando por actividades de pesca, observación de aves, ballenas o proyectos de conservación hasta exploración general de áreas naturales remotas.

LOS 'MILLENIALS', LOS MÁS SOSTENIBLES.

El turismo representa el 5% de las emisiones globales, y el alto coste medioambiental en los países receptores propició el nombramiento por parte de la ONU de 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. De ello se ha hecho visible un aumento del 18% en esta clase de turismo durante el último año.

Por generaciones, el estudio destaca que un 71% de los más jóvenes (Millenials y Generación Z) están dispuestos a pagar más por la sostenibilidad, frente al 51% de los Baby Boomers que creen que la cultura y la sociedad local son las razones para visitar un destino.

El visitante europeo invierte 15,6 noches en el destino ecológico, con un gasto en 2016 de 1.190 euros por estancia, 76,28 euros al día. Es el turista norteamericano el que más gasta, alrededor de 1.017 euros durante una estancia media de 9,8 noches, representando un gasto diario de 104 euros. Esto supone 27 euros más que el ecoturista europeo.

Del estudio se desprende que el ecoturista español es una minoría. El perfil de viajero es mujer, de entre 35 y 55 años, con gran poder adquisitivo y capacidad de gasto.

El ecoturista español pernocta una media de 7 noches y gasta 50 euros al día, un 34% menos que la media europea. Las llegadas a ecodestinos como Costa Rica o Galápagos aumentaron, no obstante, por parte de turistas españoles.

GALICIA, LÍDER EN CONSERVACIÓN DE ESPACIOS NATURALES

En el informe figuran los 100 destinos más destacados, con base a 20 criterios que van desde el reciclaje hasta la promoción de productos locales, entre los que figuran cuatro destinos españoles. De ellos destaca Galicia, comunidad de la que figuran dos destinos, y Cataluña.

El Sistema Europeo de Indicadores Turísticos (ETIS), lanzado por la Comisión Europea, tiene como objetivo ayudar a supervisar y medir los rendimientos turísticos de cada destino. De las candidaturas de 108 destinos, figuran 60 como seleccionados: Barcelona, Bulgaria, Milán, Montenegro y Eslovenia, entre otros.

El estudio destaca que España, Italia, y Bulgaria se encuentran a la cabeza en implementación de modelos de gestión turística sostenible.

España dispone de un total de 17 destinos con la certificación Biosphere Destination, ocho de las cuales se encuentra en Cataluña, seguida de Canarias, con cuatro, y País Vasco, con tres.

Seis de cada diez turistas británicos preguntados en el World Travel Market creen que la responsabilidad de hacer más sostenible el turismo es de la industria, mientras que uno de cada cuatro responsabiliza a los gobiernos. Un 70% del total cree, sin embargo, que la industria turística se ha vuelto más sostenible en los últimos 10 años.

IMPEDIMENTOS PARA EL ECOTURISMO

El informe concluye enumerando las tendencias en el sector del ecoturismo y también detalla los principales obstáculos a los que se enfrenta el desarrollo del sector.

El primer impedimento para el turista a la hora de adquirir un viaje es el riesgo financiero ante un viaje con unos beneficios poco tangibles. La falta de comunicación y de información sobre el destino reduce, por otro lado, la posibilidad de comprar el viaje. En tercer lugar, el informe destaca que no todos los turistas son capaces de reducir los niveles de confort para experimentar un viaje de ecoturismo.

Por otro lado, las restricciones en el número de visitantes de las áreas protegidas puede convertirse en un impedimento para muchos turistas en todo el mundo. Por último, la falta de innovación en el producto ecoturístico es otro de los desafíos para este sector.

ep

Comparte esta noticia!

Ángel Juárez publica ‘Un paseo por mi vida’, un libro que recopila...

Ángel Juárez publica ‘Un paseo por mi vida’, un libro que recopila medio centenar de historias y anécdotas autobiográficas

¿Una hipoteca verde europea?

¿Una hipoteca verde europea?