La pobreza energética con nombre y apellidos

La pobreza energética con nombre y apellidos

“A veces hemos dejado de comer para poder pagar los recibos de la luz”,Víctor, con 62 años, en paro y con una discapacidad del 45%,vive con la Renta Mínima de Inserción de 320 euros y tiene dificultades para llegar a fin de mes y especialmente para pagar los recibos de la luz por su elevado precio.

“Estoy pagando un dineral para pasar frío, no es ético y no es justo, me siento timada, no quiero la electricidad”, Ana, 63 años, auxiliar administrativa.Cuando compró su casa le propusieron poner un sistema de radiadores eléctricos que se cargaban de noche y soltaban el calor de día. Con el cambio de tarifas de las eléctricas ya no puede acogerse a tarifas nocturnas más baratas y tiene que contratar una potencia de luz altísima para pasar frío en su casa, porque no puede tener los radiadores encendidos porque el precio es impagable.

La pobreza energética con nombre y apellidos

Como ellos, más de5 millones de personas en Españano pueden calentar sus hogares en invierno a una temperatura adecuada. Una lacra que aumenta de forma alarmante y que afecta más a mujeres y personas enfermas.

Laola de frío ha desplomado los termómetrosmuy por debajo de los cero grados en algunas zonas de España, agrava un problema que nos puede afectar a todas. Detrás de las bonitas estampas nevadas, están las personas como Víctor y Ana que no pueden pagar la calefacción, el agua caliente o la luz.

“Estoy pagando un dineral para pasar frío, no es ético y no es justo, me siento timada, no quiero la electricidad”, Ana, 63 años, auxiliar administrativa. Cuando compró su casa le propusieron poner un sistema de radiadores eléctricos que se cargaban de noche y soltaban el calor de día. Con el cambio de tarifas de las eléctricas ya no puede acogerse a tarifas nocturnas más baratas y tiene que contratar una potencia de luz altísima para pasar frío en su casa, porque no puede tener los radiadores encendidos porque el precio es impagable.

Lapobreza energética es una de las muchas caras de la pobreza y un síntoma de la necesidad de cambiar un sistema energético que premia los beneficios de las grandes eléctricas—Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa duplicaron sus beneficios económicos en plena crisis— frente a la salud y el derecho de la ciudadanía a poder acceder a una energía limpia y asequible.

Desde Greenpeace demandamos solucionespara erradicar la pobreza energética y a lo largo de este año vamos a presionar al Gobierno para que legisle contra el cambio climáticoy ponga a las personas y al medio ambiente por encima de los beneficios de las eléctricas.

Si estás en Madrid nos puedes acompañar elpróximo sábado 17 de febrero a las 19h en la concentración contra la pobreza energéticaque convocamos numerosas organizaciones porque la energía limpia y asequible es un derecho y ha de ser reconocido como tal.Más información

Comparte esta noticia!

InterEcoforum presenta su VII congreso

InterEcoforum presenta su VII congreso

Extraordinarios tomates utilizando la mitad de agua de riego

Extraordinarios tomates utilizando la mitad de agua de riego