3 tecnologías verdes para imitar

3 tecnologías verdes para imitar

Nuevos usos del Carbono

El aprovechamiento del carbón o su reutilización está considerado como un mercado potencial enorme que está muy poco explotado. La firma británica Econic Technologies ha presentado un nuevo método con el que piensan emplear el carbono para fabricar polioles.

 

Los polioles son bloques de construcción basados en plástico de poliuretano, que se emplean comúnmente en la fabricación de muebles, componentes para coches, calzado ropa de cama y muchos otros productos de uso domésticos e industrial. El nuevo catalizador sintonizable de Econic, podría usar la abundante fuente de carbono, como materia prima.

Esta tecnología verde, podría consumir casi 4 millones de toneladas de CO2 al año, una cifra que puede variar, dependiendo de los requisitos de rendimiento de cada producto. Los fabricantes podrían utilizar sus propias emisiones de carbono, como materia prima y reducir el uso de insumos a base de petróleo, evitando a su vez, mayores emisiones.

 

“Los gases de efecto invernadero son un grave problema para la humanidad, pero hay quienes se están ocupando de darle otros usos, mientras en costa Rica se aprendió de un error humano que solventó la naturaleza y en Reino Unido, un experimento podría acabar con las centrales térmicas. Estos son solo algunos ejemplos, de que las tecnologías verdes se superan día a día.”

Del error al aprendizaje

Hace 20 años, el parque nacional de Área de Conservación Guanacaste ubicado en Costa Rica llegó a un acuerdo con el fabricante de zumos de naranja Del Oro, para verter 12.000 toneladas de desechos, compuestas por cáscaras y pulpa de naranja, en el parque.

Un nuevo estudio ha descubierto los beneficios inesperados que podría tener dicho acuerdo, que se hizo bajo la condición de que la fábrica Del Oro, donara parte de su propia tierra boscosa, para que fuera anexionada al parque nacional.

 

La parte árida del parque donde se depositaron los desechos de las naranjas, se ha transformado en un denso bosque. El equipo de investigación encontró que los detritus de las naranjas habían enriquecido el suelo, aportándole gran número de nutrientes.

Como consecuencia de ello, la tierra nuevamente fertilizada sirvió de base, para la proliferación de una mayor variedad de especies arbóreas. Se espera que la experiencia pueda ser aplicada para reutilizar los desechos de alimentos y aumentar la productividad de los suelos, en otras partes del país.

 

Sol y baterías en Neath

La ciudad de Neath en Gales está siendo el campo de experimentación de una nueva aplicación de las tecnologías verdes: la energía renovable aplicada a nivel doméstico. El nuevo ensayo incluye a 16 hogares de la localidad, que actuarán como “centrales eléctricas”, con la idea de comprobar si los edificios pueden reemplazar a las plantas de producción locales.

Como parte de un programa llevado a cabo por especialistas en innovación energética de la Universidad de Swansea, en el grupo de viviendas sociales Pobl, que se compone de una serie de casas de dos y tres dormitorios y de apartamentos de uno, se instalarán techos solares y baterías de almacenamiento en cada hogar.

 

La energía solar generada a partir de las placas colocadas en los techos, se almacenará mediante un sistema de baterías e incluso se utilizará para recargar vehículos eléctricos. Cada edificio será equipado con piel de acero perforado, para crear un sistema de calefacción natural. Si tiene éxito, el plan piloto será el ejemplo para construir otras 1.200 viviendas, en el área de la Bahía de Swansea.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM

Comparte esta noticia!

Daimler prueba la tecnología verde de convoy

Daimler prueba la tecnología verde de convoy

Jardines verticales para enfriar edificios en climas mediterráneos

Jardines verticales para enfriar edificios en climas mediterráneos