Tecnologías verdes casi imposibles de creer

Tecnologías verdes casi imposibles de creer

¿Bolsas de madera?

James Cropper se ha asociado recientemente con Selfridges y con la empresa de gestión de residuos Veolia, para fabricar bolsas de color amarillo, con el dibujo de tazas de café recicladas, que en el Reino Unido ya les son muy familiares.

Recientemente, la firma declaró que está preparada para revolucionar el mundo de los envases sostenibles y de esa forma ayudar a las empresas, a añadir una “pizca de color” a sus envases reciclables, apoyando sus esfuerzos por alcanzar la sostenibilidad.

 

Colourform es un producto que se empleará para fabricar embalajes reciclables, que está confeccionado con fibras de fibra moldeada, provenientes de bosques gestionados de forma sostenible y del material reciclado de su propia planta.

Colourform (que puede colorearse con una amplia gama de tonos) está destinado a ser una alternativa a los plásticos que asolan los océanos, ayudando a las marcas a reducir sus huellas de carbono, puesto que, si el usuario final no recicla el envase, éste es naturalmente biodegradable, por lo que no generará ningún impacto ambiental duradero.

“El ingenio del ser humano se diversifica y agudiza, cuanto mayores son las dificultades a las que debe enfrentarse. Estas tres tecnologías verdes son buena prueba de ello: acondicionar hogares sin electricidad, cultivar frutas y verduras en la Antártida y crear bolsas biodegradables a partir de la madera.”

 

¿Acondicionadores de terracota y agua?

En Europa es común que las casa tengan algún tipo de acondicionamiento térmico, pero hay lugares en el mundo en los que el aire acondicionado sigue siendo una necesidad. Ant Studio, con sede en Nueva Delhi, ha creado un acondicionador de aire que no consume electricidad y que ayudará a refrescar el ambiente en las casas de la India, que suelen experimentar un calor sofocante.

 

Construido para DEKI Electronics como parte de un proyecto de estética, Art Studio usó conos de terracota y agua, para enfriar el aire que rodea la estructura, sin usar electricidad. El sistema impulsa el agua hacia abajo de la estructura y con la evaporación que se produce, el aire circundante se enfría.

Por ahora solo es un prototipo, pero este ingenioso producto de las tecnologías verdes, puede enfriar aire que esté a más de 50ºC a una temperatura de menos 36ºC alrededor de la estructura. La empresa está tratando de conseguir fondos para fabricarlo en masa.

 

¿Cultivar en el hielo?

En la Antártida es imposible cultivar alimentos al aire libre, dadas las rigurosas condiciones climáticas, en las que el frio y el hielo resultan omnipresentes. Eso implica que tanto frutas como verduras deben ser enviadas vía ultramar.

De hecho, a los investigadores alemanes que viven por largas temporadas. en la estación polar de Neumayer III, situada en la plataforma de hielo de Ekstrom, los cargamentos de comida le llegan una o dos veces al año.

 

Un grupo de técnicos alemanes se ha propuesto, que esta situación cambie drásticamente utilizando contenedores de envío reciclados y luces LED, para construir una granja vertical de alta tecnología, que les permitirá tener sus propios cultivos y comer verduras frescas todo el año.

Para ello han colocado una serie de estantes y bandejas dentro del contenedor, que sirven de nicho de cultivo. Los LEDs les proporcionarán la luz y el calor necesarios, para que las plantas crezcan. De esta manera ahorran en transporte de alimentos perecederos y a su vez, tienen una dieta más sana y variada.

 

REDACCION/ECOTICIAS.COM

Comparte esta noticia!

Tecnología ‘verde’ en los edificios

Tecnología ‘verde’ en los edificios

Endesa en Ibiza utiliza tecnología verde para reducir emisiones

Endesa en Ibiza utiliza tecnología verde para reducir emisiones