El huerto ‘ecológico’ es una herramienta transformadora de nuestro bienestar y el de nuestro planeta”

  • El sábado 23 enero, a las 17'30h., tendrá lugar en BioCultura ON una conferencia del gran Mariano Bueno. Sin duda, uno de los grandes pioneros de la huerta ecológica en nuestro país.

Comparte esta noticia!

Miles y miles de personas han leído sus libros y han seguido sus talleres de huerto orgánico. Vuelve a BioCultura, esta vez de forma virtual, para enseñarnos cómo el huerto puede transformarse en una herramienta de cambio para el bienestar del hortelano y de su familia/comunidad y de todo el planeta. 

Mariano Bueno es una figura de referencia: experto en agricultura biológica y bioconstrucción  y pionero en el estudio de la geobiología en nuestro país. Autor de más de una decena de libros, colaborador en importantes publicaciones, profesor y asesor. Decir Mariano Bueno Bosch es decir «agricultura ecológica en España». Seguramente sea la mayor figura española en la divulgación del cultivo ecológico, una posición que se ha ganado desde la experiencia. Es agricultor por tradición familiar, por formación y por vocación.

En la brecha

Mariano Bueno sigue cultivando pese a su ajetreada agenda. Ha dicho: “Sí, sigo cultivando el huerto, he creado un lugar para vivir, estoy cerca del mar, el sol… El contacto con la naturaleza te reconecta. Cuando he viajado mucho, he dormido poco y pasan unos días que no puedo tener ese contacto con la tierra, la naturaleza y el sol, me agoto mucho. Pero luego te descalzas, vas por la tierra del huerto y se te cura todo”.

Actividad terapéutica

El huerto, señala Mariano, es una actividad terapéutica en sí misma: “Estoy contento por la cantidad de gente que, solo con esas herramientas (la azada, la pala, etc.), sin experiencia previa, ha conseguido, y consigue, unos huertos y unas cosechas sanas, excelentes y con muy pocos problemas. Es muy gratificante ver que un señor mayor que ha estado toda su vida trabajando en una fábrica, que con la jubilación no le encuentra ya mucho sentido a la vida, luego, con un trozo de tierra y con la información de los libros que hemos escrito, le ves la persona más feliz del mundo”.

Comer alimentos locales

Bueno relata por qué hay que comer alimentos de nuestra zona de residencia: “Hay dos aspectos muy importantes que he intentado relatar. Por uno, que las plantas nos dan remedio para casi todo y es fácil, y por otro, la importancia de ingerir plantas y alimentos que crecen cerca de donde vivimos.

Estamos viendo que las plantas que crecen cerca generan sustancias específicas para protegerse de radiaciones, del clima, del estrés hídrico, del frío, del calor… Pero, sobre todo, de compuestos químicos ambientales, de virus, gémenes, hongos… Cuando nosotros comemos plantas, tanto hortícolas como medicinales, que han crecido cerca de donde vivimos, nos estamos vacunando de los tóxicos del aire, del agua y de los gérmenes, virus y sustancias tóxicas que hay en nuestro entorno.

PUBLICIDAD

Estamos tomando sustancias que ellas han sintetizado. Pero solo las sintetizan aquellas que tienen materia orgánica y compost en sus raíces. Eso es otra cosa que he descubierto. Hay estudios que han realizado el experimento de cultivar tres patateras en tierras diferentes: en tierra sin materia orgánica y con abonos químicos, en tierra con un 5% de materia orgánica, y en tierra con un 50% de materia orgánica.

Cuando las patateras eran grandes en un invernadero, se ha inyectado SO2 y ozono, y al reaccionar se ha creado ácido sulfúrico. Las patateras cultivadas solo con abonos químicos y tierra se quemaron el 89-90%; las que tenía un 5% de materia orgánica… se quemaron el 40%; y las cultivadas con mucha materia orgánica solo se quemaron un 5-8%, apenas mostraban algunas manchitas quemadas.

Las plantas tienen sustancias en sus raíces para recombinar y hacer moléculas que regeneran el daño que le produce ¡el ácido sulfúrico! Una planta que crece en un lugar con un buen sustrato orgánico sintetiza sustancias para protegerse del medio, y a mí, cuando me la como, esas sustancias me protegen también”.

PUBLICIDAD

El botiquín, bien cerca

Mariano no sólo nos alenta a cultivar nuestra despensa sino también nuestro botiquín: “Hay una serie de plantas muy potentes para crear un botiquín de hierbas medicinales… La albahaca, por ejemplo, que, aparte de ser un buen condimento, estimula el sistema inmunitario.

Se le llama la alegría de la huerta, para personas con depresiones es un neuroestimulante, crea alegría interior y, entre otras cualidades, ayuda a las digestiones. Igual ocurre con el romero. Cuando estás en periodo de estudios y trabajo mental… es el ginseng europeo. El tomillo es nuestro antibiótico: para heridas, dolor de garganta, etc., junto al limón es excelente. Hay una clásica, el aloe, cuya pulpa interior tiene un efecto regenerador de la flora digestiva, es antiinflamatorio y sirve para las quemaduras.

Se ha visto que, haciendo un jarabe con la hoja entera, incluida la piel, y tomando tres cucharaditas, tiene un efecto regenerador celular impresionante, antimutágeno y regenerador del hígado, pero con la parte externa, que es donde hay más principios activos. Hay otra como la artemisa para todo lo que es el tema menstrual femenino.  Y para los hombres y la próstata, la ajedrea. La lavanda y el espliego, en tintura, se usan para el dolor corporal, contusiones, dolor articular, etc.”.

PUBLICIDAD

Mariano bueno en biocultura on

El huerto ecológico como herramienta transformadora de nuestro bienestar y el de nuestro planeta

Fuente: Vida sana

Comentario/s

  • Angela González - jueves 11 feb 2021

    me gustaría que me guiara, cómo debo distribuir mejor mis hortalizas y aromáticas al momento de sembrar, gracias

  • Violeta Garcia Morales - lunes 18 enero 2021

    cuando.me jubilé, después de pasar.loa últimos 25 años de mi vida laboral delante de un ordenador, con luz de neón, en una empresa de informática, me sentía feliz de tener tanto tiempo libre. y cuando vi la posibilidad del huerto urbano me pareció estupendo, por el contacto con la naturaleza y por saber qué comes, sin productos quimicos, además de conocer a otros hortelanos. y es muy interesante aprender sobre los recursos naturales.

Deja tu comentario