Olvídate de una ‘mascota’ que sea una especie invasora, basta ya!

  • ECOticias.com - ‘El periódico Verde te explica cómo una mascota exótica o inusual puede acabar siendo una plaga para el medioambiente local.

Comparte esta noticia!

Pobres bichos

Si bien no todas las historias de mascotas inusuales terminan en una historia trágica de abandono y proliferación descontrolada es innegable que la biodiversidad en España sufre de manera muy acusada, la suelta “en la naturaleza” de animales que no deberían estar siquiera en el país.

Y no todas las especies no autóctonas han entrado de forma ilegal, sino que muchas veces han sido introducidas con todos los permisos en regla, pero luego por negligencia, desidia o pura irresponsabilidad cambiaron el cautiverio por la libertad, se adaptaron a los nuevos hábitats y comenzaron a proliferar.

El problema es que muchas de ellas no solo se multiplicaron, sino que acabaron con gran parte de la fauna autóctona o se quedaron con la mayor parte de los territorios. Además, trajeron consigo enfermedades desconocidas que afectaron a otras especies y provocaron un desequilibrio ecológico gravísimo. Las cinco especies citadas a continuación están consideradas invasoras.

Cotorras

La Cotorra argentina (Myiopsitta monachus) y la cotorra de Kramer (Psittacula krameri) son aves que ingresaron legalmente a España para ser vendidas como mascotas y a día de hoy constituyen una auténtica plaga (como también lo son en sus países de origen) por su naturaleza dañina y afectan tanto a las ciudades como al campo.

Galápago de Florida

Esta vistosa tortuga de agua dulce (Trachemys scripta elegans) se vendía como mascota exótica. El problema es que no solo son longevas, sino que alcanzan un tamaño considerable, por lo que cuando sus dueños se “cansan” de ellas, las sueltan en la primera corriente de agua que se cruzan y acaban desplazando a las tortugas autóctonas de sus hábitats naturales.

PUBLICIDAD

Mapache boreal

El mapache (Procyon lotor) es originario de América del Norte, pero acabó en muchos bosques y montes de España. Se ha adaptado a alimentarse de cangrejos, anfibios y aves, cuando no se acerca a los núcleos urbanos y roba basura. Resulta un predador temible para la fauna local y puede ser portador de la rabia.

Cerdo vietnamita

Este cerdo (Sus scrofa domestica) es más pequeño que las razas autóctonas, pero aun así alcanzan un tamaño considerable, momento en el cual los dueños los abandonaban. A consecuencia de ello acabaron asilvestrándose e hibridando con jabalíes. Su comercio y posesión están prohibidos desde 2019.

PUBLICIDAD

Coatí rojo

Este coatí (Nasua nasua) procede de las zonas tropicales de América del Sur y fue importado como mascota, pero en cuanto creció demostró que su cautividad era una mala idea, ya que son agresivos y olorosos, por lo que fueron puestos “en libertad” por sus dueños. En Mallorca son una plaga local importante.

PUBLICIDAD

Por Sandra MG para ‘El Periódico Verde’

Comentario/s

Deja tu comentario