Vergüenza nacional. ¡Basta ya de abandonar mascotas en verano!

ECOticias.com – ‘El Periódico Verde’ alerta que el abandono de mascotas es un delito y es denunciable. Llévalos contigo o búscales una alternativa.

Una historia que se repite

Como cada año en cuanto se aproxima el momento de irse a disfrutar de un merecido descanso, algunas personas se dan cuenta de que tienen mascotas y como ni han previsto qué hacer con ellas ni se les ocurre cambiar un ápice sus planes, para incluirlas o buscarles un sitio donde esperar a su regreso, optan por la solución que consideran más fácil (y que en realidad es la más cruel): deshacerse de ellos.

Los perros se dejan en gasolineras, en la puerta de refugios o se los ata del primer poste que encuentren, Los gatos, como se cree que se desenvuelven sin problemas, son abandonados en cualquier sitio. Las aves, los conejitos, los reptiles y demás bichitos (muchos de ellos exóticos) acaban en el primer sitio arbolado que se cruzan y a las tortugas se las deja en lagos y ríos.

¿Qué pasa con los animales abandonados?

La mayoría de esos animalitos que una vez fueron la alegría del hogar, especialmente para los más pequeños, pero que, transcurrido el entusiasmo inicial su cuidado pasó a ser rutinario y aburrido, acaban mal básicamente porque no saben valerse por sí mismos, a la hora de procurarse alimentos, protección, seguridad, etc.

Perros y gatos que siempre han tenido un hogar se ven abandonados, aterrados y hambrientos y muchísimos acaban siendo atropellados, porque para peor, en estas épocas el tráfico se incrementa. Los que se salvan de morir bajo las ruedas de un vehículo, lo hacen de inanición, depresión o de las heridas que les infringen los animales callejeros o algunos seres inhumanos.

- Advertisement -

Los pequeños roedores tampoco lo tienen muy fácil, porque si sobreviven a los atropellos, suelen perecer por envenenamiento, ya que al haber sido criados en cautiverio y alimentados únicamente con pienso (y con suerte con algo de fruta y verdura) no saben distinguir qué plantas son comestibles y cuáles no.

Las especies exóticas liberadas pueden convertirse en un grave problema, ya que si proliferan pueden desequilibrar los ecosistemas locales. Si los animales que se sueltan no son autóctonos acaban siendo muy dañinos para el medio ambiente, ya que compiten por los alimentos y desplazan a la fauna local.

Una pésima decisión

Quien es capaz de abandonar a su suerte a un ser al que ha dado amor, cuidados y cariño debería plantearse que no vive solo en el mundo. Tiene familia, amigos y conocidos que se darán cuenta de sus acciones, que hablarán por sí mismas del tipo de persona que es y que hasta podrían denunciarle por un delito de maltrato animal. NO los abandones, ellos JAMÁS lo harían.

Por Sandra MG para ‘El Periódico Verde’

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés