Aceite de avellanas en la cosmética ecológica

Los aceites vegetales suelen ser excelentes compuestos para los cosméticos ecológicos, ya que aportan una amplia gama de nutrientes. En esta oportunidad, ECOticias.com – ‘El Periódico Verde’ te lo cuenta todo acerca del aceite de avellanas.

Características del aceite de avellanas

El aceite de avellana tiene una textura líquida y untuosa, aunque destaca por ser bastante más fluido que otros óleos vegetales. Su color puede variar ente el amarillo claro y el amarillo ambarino y tiene un olor característico que evoca a madera y al fruto del que procede.

Se obtiene del prensado en frío de las avellanas y es muy rico en ácidos grasos (incluidos el Omega 6 y Omega 9), porque estos frutos secos son, entre las oleaginosas las que tiene mayor contenido lipídico También contiene vitamina E, trazas de vitamina A y fitoesteroles. Se emplea mucho en cosmética bio porque la piel lo absorbe muy rápidamente, dejándola seca y suave al tacto, sin residuos grasos.

Aceite de avellanas para la piel

Anti-grasa

El aceite de avellana es ideal para aplicar sobre pieles mixtas y con tendencia a ser grasa. Sus fitonutrientes regulan el exceso de sebo cutáneo y su aplicación reduce significativamente la aparición de manchas. Además, gracias a sus propiedades cicatrizantes y calmantes, ayuda a eliminar las marcas que pueden dejar granos, puntos negros y espinillas.

Sequedad

- Advertisement -

Este aceite vegetal puede encontrarse en cosmética eco como componente de lociones, bálsamos y cremas, especialmente indicadas para tratar las pieles secas, puesto que los ácidos grasos Omega 6 son excelentes agentes hidratantes y tonificantes. Es un excelente agente reparador, que suaviza la piel, evita que ésta se sienta tirante y no deja rastro.

Anti-edad

Las propiedades antioxidantes del aceite de avellana, gracias a la presencia de la Vitamina E aportan elasticidad a las pieles maduras cuando estas comienzan a perder tono. De esta forma contribuye a retrasar la aparición de signos de envejecimiento y el ácido oleico (Omega 9) le confiere cualidades regenerativas y tonificantes.

Aceite de avellanas para el cuerpo

Anticelulítico

El aceite de avellana es un compuesto muy valioso para los cosméticos ecológicos, porque resulta muy efectivo a la hora de combatir la ‘piel de naranja’. La aplicación diaria de cremas con este ingrediente, ayudará a reducir la celulitis y aportará tono a toda la piel. Un masaje dinámico y regular permite reafirmar la piel, drenar el exceso de líquidos y estimula la microcirculación sanguínea.

Antiestrías

Las propiedades curativas del aceite de avellana lo convierten en un gran aliado para prevenir y reducir las estrías, por lo que su uso es aconsejable a todas las edades y casi para cualquier tipo de piel (excepto si se tiene alergias o intolerancias específicas). Es un aliado indiscutible para la piel de las embarazadas.

Aceite de avellanas para el cabello

Cabello graso

El aceite de avellanas como ingrediente de cosméticos ecológicos para el cabello, ayuda a combatir el exceso de segregaciones grasas, ya que actúa directamente sobre el bulbo piloso controlando a la producción de sebosidad, purificando el cuero cabelludo y protegiendo cada cabello desde la raíz.

Cabello seco, dañado y/o teñido

En muchísimos productos capilares de cosmética ecológica especialmente diseñados para la recuperación de la fibra a capilar, encontraremos al aceite de avellanas, puesto que su aporte de fitonutrientes, vitaminas y ácidos grasos lo convierten en un ingrediente significativo para dar mayor elasticidad, hidratar y reparar puntas abiertas, fortificar el cabello y darle, brillo, cuerpo y luminosidad.

Barba, pestañas y cejas

Para tener una barba sana e hidratada, el aceite de avellanas es una opción muy acertada; también lo es, si se está buscando un agente protector de cejas y pestañas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés