Primer vuelo del Boing 787 con biocombustible

  • "El 787 es el reactor más avanzado en términos medioambientales de los que están operativos en la actualidad, al combinar consumo eficiente del combustible y comodidad con menores emisiones de carbono"

Comparte esta noticia!

Boeing y All Nippon Airways (ANA) han realizado el primer vuelo del 787 'Dreamliner' propulsado parcialmente por biocombustibles sostenibles, que además ha sido el primero en cruzar el Pacífico utilizando este tipo de carburante.

   "El 787 es el reactor más avanzado en términos medioambientales de los que están operativos en la actualidad, al combinar consumo eficiente del combustible y comodidad con menores emisiones de carbono," explicó el vice-presidente de Boeing Commercial Airplanes encargado de Política Medioambiental y de Aviación, Billy Glover.

   El vuelo de entrega, se realizó entre el centro de entregas de Boeing en Everett, en el estado de Washington, y el Aeropuerto de Haneda (Tokio).

   "Nuestro vuelo histórico, cruzando el Océano Pacífico utilizando biocombustibles sostenibles, muestra cómo se puede utilizar la innovación tecnológica en pro del objetivo de nuestro sector de crecer sin aumentar las emisiones de CO2 a partir de 2020," afirmó el vicepresidente ejecutivo senior de ANA, Osamu Shinobe.  

   El vuelo del 787 se ha realizado con biocombustibles procedentes principalmente de aceites para cocinar, y se estima que ha emitido un 30% menos de CO2 que los aviones actuales de tamaño similar.

   De esa reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, aproximadamente el 10% se puede atribuir al biocombustible y el 20% restante a los avances en tecnología y eficiencia conseguidos por el Dreamliner.

PUBLICIDAD

   El Boeing 787 'Dreamliner' está hecho principalmente de materiales compuestos y es el primer avión de tamaño medio que puede abarcar rutas de largo radio, lo que permitirá a las aerolíneas crear nuevas rutas sin escala.

ECOticias.com – ep

Comentario/s

  • Carlos - miércoles 09 mayo 2012

    bien por el avance que supone, pero sigo pensando que quedarse en casa es más ecológico que cruzar el pacífico en avión.

Deja tu comentario