Carta a Cristina Narbona, la senadora más votada de la historia, una mujer "BIO"

Uno de los noticiones de esta semana electoral… La número uno del PSOE al Senado por Madrid, Cristina Narbona, se ha convertido, este domingo por la noche, en la senadora más votada de la historia de la democracia española… al haber conseguido, nada más y nada menos, que 1,06 millones de votos (98 por ciento escrutado), desbancando al “popular” Pío García-Escudero, que ostentaba esta posición desde 2008 con 987.000 sufragios.

Cristina, además de ostentar el mentado récord, ha sido y es una de las personas que, en el ámbito político español, más ha apostado por el mundo ecológico. No sólo es una fiel seguidora de BioCultura (asiste desde hace muchos años siempre que su agenda se lo permite), sino que, además, le tiene un amor sin límites al alimento “eco” y a todo aquello que gira en torno a la producción orgánica.

En su labor al frente del Ministerio de Medio Ambiente, en su día, se propuso como objetivo el cumplimiento por España del Protocolo de Kioto, suspendió el proyecto del trasvase del agua del río Ebro del PHN ideado durante la VI legislatura hacia el sureste peninsular apostando por la construcción de desaladoras y el aprovechamiento de los recursos hídricos de cada territorio para solventar la escasez de agua, modificó el trasvase del río Júcar al Vinalopó e impulsó un proyecto de ampliación del uso de las energías renovables. Es partidaria del cierre progresivo de todas las centrales nucleares existentes en España.

Fue también conocida por la iniciativa de medir en la sangre de los/as ministros/as la exposición a pesticidas. En 2004, se sometió voluntariamente a un análisis de sangre y animó a otros ministros/as y altos cargos ministeriales a que hicieran lo mismo. Indicó en su momento que la utilidad de este análisis es "provocar una mayor concienciación de los ciudadanos sobre la toxicidad de los productos de uso diario. Estos productos se acumulan a lo largo de la vida y los trasmitimos a nuestros hijos y, entre ellos, puede haber productos eliminados en la Unión Europea desde hace años, que, sin embargo, se mantienen en otros países y llegan a nosotros a través de la cadena alimenticia". Protestaba así contra los pesticidas y otros elementos tóxicos que nos envenenan poco a poco…

Cristina, desde esta tribuna, yo quiero pedirte, en nombre del sector ecológico de todo el estado e independientemente de los colores políticos de cada cual, que utilices la legitimación que te han dado las urnas para seguir apoyando, como siempre has hecho, cosa que te honra, al sector “bio”, desde tu presidencia del PSOE y desde el Senado. Ahora, el consumo orgánico en nuestro país sigue subiendo. Pero, como sabes, está todo por hacer.

Uno de los noticiones de esta semana electoral… La número uno del PSOE al Senado por Madrid, Cristina Narbona, se ha convertido, este domingo por la noche, en la...

Yo resumiría el asunto en dos partes.

  1. Necesitamos una legislación que apoye decididamente a la producción orgánica y al consumo “bio” de todas las formas posibles, con incentivos de todo tipo que no sólo sean económicos, sino que redunden en el tránsito hacia un modelo verdaderamente agroecológico y limpio, sostenible, rentable, competitivo, que fije población en las áreas rurales y que evite sufrimiento animal innecesario. 
  2. Nuestro país también necesita, como ya ha ocurrido en otros países de nuestro entorno, una gran campaña mediática estatal que explique a la ciudadanía las enormes ventajas que tiene el consumir alimentos ecológicos. Y, de paso, si te es posible, que se avance en las condiciones de la compra pública para favorecer a los productores ecológicos españoles y el consumo orgánico de proximidad. Que haya alimentos ecológicos en nuestras escuelas infantiles, institutos, universidades, hospitales, residencias… Y que el ente público de radiodifusión, además de protagonizar esa gran campaña mediática que te solicitamos, también incluya lo ecológico en su día a día, en su razón de ser, pues hay que primar la producción que es buena para todos y, también, todas aquellas actividades que enfrían el clima, como han pedido a gritos jóvenes de todos los rincones del planeta en las últimas semanas. Sabes que, desde el Ministerio de Transición Ecológica, también se podría trabajar hacia una transición de producción convencional, contaminadora y enfermiza, hacia una producción de alimentos de verdad sostenible y sanadora (imprescindible para mitigar el cambio climático).

No quiero molestarte más, Cristina. Imagino que debes estar muy ocupada. Ah, y no quiero olvidarme de felicitarte, sólo faltaría, por el éxito que habéis obtenido. Debéis estar de subidón. Si estás por BCN, del 9 al 12 de mayo, no dejes de pasarte por BioCultura. Verás que nuestro sector sigue siendo el más dinámico de la eco-nomía española y que nosotros no hablamos: actuamos (como muchas veces tú misma me has dicho).

Hay mucha gente joven, muchas mujeres, muchos ecoemprendedores de una gran capacidad y compromiso con la sociedad y la justicia ambiental… Nosotros no pedimos mucho… Sólo que los políticos nos echéis una mano, un cablecillo. Lo otro ya lo hacemos nosotros, como hemos hecho hasta ahora. Un abrazo, Cristina.

Comparte esta noticia!

imagen de Angeles Parra

Angeles Parra

Presidenta de la Asosicación Vida Sana, Directora de BioCultura y Responsable de Actividades.