Muchos deberes pendientes para 2019

El año que acabamos de empezar viene con muchos retos para hacer frente a la crisis ecológica.

No sabemos cuánto va a durar la legislatura. La respuesta está en la tramitación de los Presupuestos Generales que ya están sobre la mesa. Si continúa, la Ley de cambio climático y transición energética es, sin duda, una asignatura pendiente y una urgencia para nuestro país. En esa ley se empantanó el PP, incapaz de poner de acuerdo a sus ministros de medio ambiente y energía, y hay síntomas preocupantes del que el Gobierno del PSOE podría estar tropezando en la misma piedra. Los anuncios de nuevas medidas en materia energética por parte de la ministra Ribera, reciben puntual respuesta desde otros departamentos, y a día de hoy no esta claro hacia dónde van a ir finalmente los pasos del Gobierno. ¿Avanzará hacia una ley ambiciosa que trate de poner en marcha una estrategia de descarbonización de nuestra economía, o se quedará estancado, como ya le ocurrió al PP, en las discrepancias y las dudas? Esperamos que no haya tal atasco, y la legislatura tenga vida suficiente para alumbrar esa ley de cambio climático tan necesaria.

La lucha contra el cambio climático y la contaminación ha entrado con mucha fuerza en las ciudades. A estas alturas está claro que la política local debe implicarse mucho más en la lucha contra la contaminación. El ejemplo de Madrid Central, que centró muchos debates en Madrid en 2018, se va a generalizar y extender en este año de elecciones municipales. En todo caso, el modelo de ciudad que cada fuerza política defiende estará muy presente, y la movilidad ocupa ya un lugar clave en ese modelo. Los datos de contaminación urbana son brutales: decenas de miles de personas mueren al año a causa de la contaminación. No hacer nada ha dejado de ser una opción.  Quizás en ese contexto veamos avanzar también la electrificación del transporte.

Este año debe ser también el que veamos la puesta en marcha de las medidas establecidas en la reciente Directiva europea para la eliminación de los plásticos de un solo uso. La enorme alarma que ha generado la información sobre los impactos de los plásticos en las especies marinas ha tenido en esta ocasión consecuencias legales relativamente rápidas. Esperemos que no se retrase ni un día su puesta en marcha y que veamos disminuir la cantidad de plásticos de usar y tirar que flotan en nuestros mares y océanos, y los microplásticos que terminan por acabar en nuestros estómagos.

Hay muchos otros temas pendientes, ya que la crisis ecológica no está siendo abordada con la celeridad que requiere. La crisis de los residuos es una realidad creciente. Los escasos resultados en materia de reciclaje nos están llevando a la colmatación de los vertederos sin que aparentemente halla una respuesta política esté a la altura. Es urgente una nueva Ley de residuos que afronte una nueva estrategia en todos los pasos de la política de basuras, desde la prevención a la reutilización.

El año que acabamos de empezar viene con muchos retos para hacer frente a la crisis ecológica. No sabemos cuánto va a durar la legislatura. La respuesta...

Otra cuestión por abordar es la lucha contra las especies exóticas que invaden nuestros ecosistemas, y que se han convertido en una gran amenaza para la conservación de la biodiversidad. Hace falta una amplia y ambiciosa estrategia para tratar de contener su expansión.

Estos son solo algunos de los desafíos que debemos afrontar en el año que comienza para la defensa de nuestro entorno. Muchos cambios pendientes de decisiones políticas por venir, pero también de la acción ciudadana que impulsa la sostenibilidad. Ahí estaremos.

Comparte esta noticia!

imagen de J. López de Uralde

J. López de Uralde

Fue Director de Greenpeace entre 2001 y 2010. Actualmente es diputado de Unidos Podemos en el Congreso por Alava/Araba y Coportavoz Federal de EQUO.