¿ Qué va a pasar ahora con el sector ecológico andaluz ?

Creo que el cambio de color ideológico en la Administración andaluza no debería afectar a la buena salud del sector ecológico andaluz. Si los nuevos gobernantes se dedican a poner palos en la rueda, estarán, una vez más, mostrando su miopía en este asunto, que es un asunto de interés general… pues de él depende la salud de nuestros ecosistemas y la salud de la población…

Hasta la fecha, la comunidad autónoma andaluza ha sido la punta de lanza del motor productivo ecológico en España. Pero, ¿qué va a pasar a partir de ahora, con el cambio político que ya se está dando en las instituciones?

La agricultura ecológica continúa consolidándose en Andalucía, al menos hasta hace un mes. Están registradas más de 976.000 hectáreas de superficie dedicadas a este tipo de producción, según los datos de 2017. Esto supone ni más ni menos que el 51% del total nacional en una sola comunidad autónoma. En la comunidad existen cerca de 14.500 operadores ecológicos, así como una cifra de empresas superior a 1.782, dedicadas a actividades industriales ecológicas, las cuales representan algo más del 28% de la suma nacional. Productores: 13.774. Elaboradores: 698. Importadores: 49. Comercializadores: 963. Del total de eco emprendedores del sector, un porcentaje alto, más del 30%, son mujeres. Una cifra a tener en cuenta en comparación con otros sectores, como el del campo convencional, en el que la presencia de mujeres con capacidad de emprendeduría y decisiones es notablemente menor. No es que en el campo convencional las mujeres no estén. Sí que están, pero, a ojos administrativos, son invisibles, con lo que eso significa. En el mundo “bio” están, se las espera (no cesan de llegar) y son perfectamente más visibles que en otros sectores productivos.

El sector ecológico genera en Andalucía 30.000 empleos, entre directos e indirectos. Por superficie, destacan los pastos y praderas, el olivar, los cereales, los frutos secos, las legumbres, las hortalizas y los cítricos. Es importante señalar que el sector dispone ya de 650 mil cabezas de ganado. En cooperativas agroalimentarias en Andalucía existen ya una treintena de entidades, cuyas secciones ecológicas suman cerca de 60 millones de euros, principalmente en los sectores de aceite de oliva, frutas y hortalizas, frutos secos y ganadería. Las almazaras andaluzas son un subsector importante dentro del sector ecológico de la comunidad. Ese aceite, oro líquido, llega a toda España y a medio mundo.

¿Y AHORA?

Creo que el cambio de color ideológico en la Administración andaluza no debería afectar a la buena salud del sector ecológico andaluz. Si los nuevos...

El sector ecológico andaluz no ha dejado de crecer desde que existe. Pero, ¿qué va a pasar ahora? No hay peor motor económico que la incertidumbre. ¿De qué manera se van a enfrentar al mundo “bio” los nuevos gestores de la Administración andaluza? ¿Qué significa eso de que “a la nueva Andalucía no la va a conocer nadie”? ¿Se van a cargar lo bueno que se había conseguido, lo van a mejorar? ¿Podemos ser optimistas y pensar que van a apoyar al sector orgánico? Nuestro trabajo seguirá consistiendo en ser capaces de convencerles de que la producción agro-ganadera ecológica es un presente y un futuro inmejorable para Andalucía. Que no solo es capaz de ser productiva, de mitigar el cambio climático, de preservar nuestro patrimonio agro-cultural... sino también de seguir creando empleo y de mejorar la economía local.

El PSOE, hasta ahora, aunque tímidamente, vislumbró la producción ecológica como motor de riqueza esperanzador e ilusionante. Y lo apoyaron. Tímidamente, pero lo apoyaron. ¿Qué va a ocurrir ahora?

UNA CUESTIÓN DE ESTADO

En mi modesta opinión, la sed de “venganza” de la derecha, tras las casi cuatro décadas de hegemonía socialista en Andalucía, no debería afectar a los apoyos al sector orgánico andaluz. Si así fuera, una vez más, los políticos estarían mostrando su miopía severa en este asunto, que es un asunto de interés general. En otros países europeos, la cuestión del sector ecológico ha sido una cuestión de estado. Y, en mayor o menor medida, el apoyo al sector orgánico ha sido el mismo, aunque cambiara el color ideológico de los gobernantes. Un ejemplo emblemático es Alemania, que lidera el consumo “bio” en Europa y en todo el planeta. Aquí, el asunto de “las dos Españas” perjudica gravemente al mundo “bio”. En cualquier caso, dentro de muy poco, se va a celebrar BioCultura Sevilla (del 22 al 24 de marzo). Nosotros, desde la organización de la feria y desde Vida Sana, vamos a seguir empujando todo lo necesario para que el consumo siga creciendo en la comunidad (esto es una necesidad urgente) y para que la producción no decrezca ni se detenga. ¿Nos van a ayudar o nos van a poner palos en la rueda? Hagan lo que hagan, digan lo que digan (como decía el indómito Raphael), nosotros sabemos muy bien cuál es nuestro camino y cuáles son nuestras obligaciones, éticas y morales, pase lo que pase en el exterior. Así que, como siempre, haremos todo lo posible para que BioCultura Sevilla sea un éxito y para que, de esta manera, podamos poner nuestro grano de arena en favor del crecimiento del consumo “bio” en Andalucía, la gran asignatura pendiente hasta la fecha en el sector…

Por:

Comparte esta noticia!

imagen de Angeles Parra

Angeles Parra

Presidenta de la Asosicación Vida Sana, Directora de BioCultura y Responsable de Actividades.