Biden retoma las riendas de la lucha contra el cambio climático

  • Joe Biden, el nuevo presidente de los EEUU promete que su país no solo volverá a los Acuerdos de París de 2015, sino que pretende ser nuevamente una de las naciones que lidere la lucha contra el cambio climático, dentro y fuera de fronteras.

Comparte esta noticia!

El retroceso climático de Trump

La administración Trump dejó muy clara su posición: no creían que el Cambio Climático fuera tal (el presidente llego a aludir a él como un “invento chino”), por lo que no pensaban luchar contra algo que no existía. Por ello el primer día de su mandato se retractó de cuanto Pacto Climático pudo.

Biden retoma las riendas de la lucha contra el cambio climático

A partir de ahí se dedicaron a debilitar, anular o derogar las regulaciones ambientales que regían en el país: en 4 años 84 de las más importantes políticas y reglas ambientales fueron revocadas. Trump contaba con seguir en ese mismo camino y acabar con unas cuantas restricciones más, pero no le dio tiempo.

Entre las reglas que desaparecieron bajo la administración de Trump, muchas se habían implantado con el fin de regular la emisión de gases que incrementaban el calentamiento global, como el CO2, el metano o los NOx provenientes de las actividades industriales (especialmente la del gas y el petróleo), la generación eléctrica y los vehículos.

Un plan climático muy ambicioso

Tras la asunción como cuadragésimo sexto presidente de una de las naciones con mayor poderío económico del mundo, Biden promete que una de sus primeras acciones será volver a unirse al Pacto alcanzado en la COP21, que fue firmado en 2015 por su correligionario Obama y ratificado un año después.

Pero las medidas que Biden ha planteado llevar a cabo para luchar contra el cambio climático, van mucho más allá de los acuerdos de París. El nuevo presidente tiene un plan que abarca una amplia cantidad de áreas de acción y que los expertos han calificado como el más progresista y osado que ha tenido nunca el país.

PUBLICIDAD

Si bien existe una facción demócrata bastante más radical que la de Biden, que defienden una propuesta que han denominado Green New Deal y que propugna la idea de eliminar durante una década y de manera drástica las emisiones de carbono, el plan que ha propuesto el nuevo presidente es más moderado.

Se estima que, ya que se EEUU uniría al compromiso medioambiental de China, Corea del sur y Japón, cuatro potencias que emiten más de la mitad de los gases de efecto invernadero de todo el mundo y son responsables de los dos tercios de la economía global, si este plan se llevase a cabo, el mundo entero podría beneficiarse de manera muy significativa del mismo.

PUBLICIDAD

Cero emisiones en 2050

Biden cree posible que en 2035 la producción de electricidad de todo el país esté completamente descarbonizada y que cuando medie el siglo XXI, se alcance la cota cero en cuanto a emisiones contaminantes. Para conseguirlo piensa hacer grandes inversiones que conllevarán drásticos cambios y apostará por las energías renovables.

Uno de sus puntos fuertes será el fomento de la movilidad eléctrica. Impulsará la innovación y el desarrollo, invertirá en infraestructuras (puntos de recarga, electrolineras, adecuación de las normativas, etc.) y ayudará a los consumidores mediante incentivos económicos a que cambien sus vehículos contaminantes por coches eléctricos.

PUBLICIDAD

Otro de los ámbitos en los que se generan muchas emisiones es el de la construcción, por lo que Biden proyecta reformar miles de edificios, con el objetivo de que sean energéticamente eficientes e intentará que las nuevas construcciones cumplan con una cantidad de normativas de eficiencia mínimas, para poder erigirse.

Estas medidas tienen una segunda lectura, ya que son generadoras de puestos de empleo, otro de los puntos fuertes en las promesas de Biden, quien sostiene que se deben crear trabajos estables y de calidad. También se abren nuevas oportunidades de estudios y especializaciones para las nuevas generaciones.

No al fracking y a las nuevas explotaciones

Obama limitó la prospección de terrenos para la extracción de petróleo y de gas natural. Trump les dio vía libre a las grandes petroleras, muchas de las cuales le apoyaron económicamente durante sus campañas electorales. Biden ha dejado claro que la época de gloria del oro negro toca a su fin.

En cuanto al fracking, prohibirá su práctica en terrenos federales, aunque la mayoría de las áreas destinadas a este tipo de prospección son privadas o estatales y no puede limitarlas. El fracking consiste en la inyección de agua y sustancias químicas a una gran presión entre las rocas, con el fin de liberar petróleo y gas natural atrapado entre sus grietas.

PUBLICIDAD

Los terrenos sometidos al fracking suelen ser inestables, a ello se le suma que el proceso puede provocar sismos y que las consecuencias sobre los suelos, el agua y el aire locales son nefastas, ya que se contaminan y destruyen grandes áreas, lo que desequilibra los ecosistemas y acaba con parte de la biota.

Camino a Glasgow 2021

El mundo se enfrenta a una gravísima crisis medioambiental de la que los seres humanos somos los mayores culpables. Es necesario que los gobernantes de todas las naciones del mundo limiten la producción de gases contaminantes, ayuden a cambiar la matriz energética y realicen inversiones para reducir la huella de carbono de sus países. El momento es ahora. La próxima cita será en noviembre de este año en Glasgow. Confiemos en que NO la desaprovechen.

Comentario/s

  • KA Willka Victor Machaca - jueves 04 feb 2021

    Señor Joe Biden Presidente de EEUU de Norteamerica, los pueblos Indios Indigenas Originarios Campesinops del Consejom de Amautas Indigenas del Tawantinsuyu CAIT, DE KOLLASUYU BOLIVIA, Apoyaremos la Iniciativa de luchar contra el Cambio Climatico. Los pueblos Indios del Tawantinsuyu, por Naturaleza somos Ecologistas, Medioambientalistas. Desde tiempo atras nos declaramos en guerra contra los contaminadores de la Naturaleza, que son las empresas Multinacionales.

Deja tu comentario