Consecuencias hídricas del cambio climático

  • ECOticias.com - ‘El Periódico Verde’ advierte acerca de las graves consecuencias que tendrá el cambio climático en las aguas terrestres.

Comparte esta noticia!

¿Adiós a los hielos?

La suba de temperaturas por las acciones antropogénicas “rompe” el ciclo normal del hielo de los casquetes polares, el permafrost y los glaciares y en verano se derrita más de lo que se congela en invierno. Ello causa un aumento del nivel del mar tan alarmante como real.

Esto provoca que muchas islas y ciudades poco elevadas sobre el nivel del mar al igual que infinidad de zonas costeras de todo el mundo, vean gravemente mermados sus territorios, de hecho, las playas y pueblos ribereños podrían sucumbir ante el avance de las aguas.

Cada vez menos agua dulce

El clima juega un papel importante en los ciclos del agua. Un cambio drástico en los patrones de precipitación hará que las condiciones de temperatura se alteren por completo y con ellas la distribución y disponibilidad de agua dulce, reduciendo el acceso seguro al vital líquido, tanto para el consumo humano directo, como para las actividades agrícolas, ganaderas e industriales.

La contaminación de las fuentes de agua dulce es un fenómeno que está siendo comprobado en muchos lugares. Como consecuencia de ello, los ecosistemas y la biota están siendo empujados a una adaptación para la que no se encuentran preparados y las especies que no lo logren desaparecerán, alterando para siempre los patrones de biodiversidad locales.

Aguas más ácidas

La química oceánica está cambiando porque gran parte del CO2 atmosférico acaba disuelto en sus aguas, provocando una grave acidificación, que constituye una amenaza para la supervivencia de muchas especies marinas y para toda la red alimentaria de la que forman parte, incluidos los seres humanos.

PUBLICIDAD

Costas desprotegidas

Las barreras de coral, que desde hace milenios son la defensa natural de muchas costas están siendo diezmadas por la contaminación, el cambio del pH del agua, el blanqueamiento y el deterioro generalizado, por lo que se cree que, en poco tiempo podrían desaparecer, junto con los cientos de ecosistemas, que dependen directa o indirectamente de ellas.

Más agua / menos agua

Los incidentes de clima extremo se prevé que se multipliquen como consecuencia del cambio climático. Muchas localizaciones verán un aumento sustancial en el número de olas de calor que experimenten cada año y una más que probable disminución de los episodios de frío más intenso. Pero el problema más grave será el agua

Las precipitaciones serán mucho menos frecuentes, pero más intensas en muchas áreas con las consiguientes riadas y desbordamiento de corrientes fluviales. Las sequías serán más habituales y graves y el riesgo de desertización se disparará. Los cambios del patrón climático provocarán la aparición de eventos extremos como huracanes y tifones, en zonas donde hasta ahora jamás se han presenciado estos fenómenos. 

PUBLICIDAD

no estamos preparados para la que nos va a caer, ni lo estaremos, mientras no haya un cambio radical de mentalidad y nos demos cuenta que no hay otro planeta donde ir, si finalmente logramos “matar” a la Tierra.

PUBLICIDAD

Por Sandra MG para ‘ECOticias.com’

Comentario/s

Deja tu comentario