¿A más calor, más hielo?

  • Un nuevo estudio que investiga la historia climática de la costa oeste de la gran isla de Groenlandia, ha concluido que en ciertos periodos en los que las temperaturas se dispararon, contra todo pronóstico, las capas de hielo se engrosaron en vez de disminuir.

Comparte esta noticia!

Algunos casquetes glaciares crecieron paradójicamente durante períodos pasados de calentamiento, según una nueva investigación relativa a la costa oeste de Groenlandia. Durante los últimos 2.000 años, los casquetes de hielo en esta región montañosa alrededor de la gran isla helada soportaron períodos de calentamiento durante los cuales se hicieron más grandes en lugar de encogerse, de acuerdo con el estudio publicado en Nature Geoscience, liderada por la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI).

Este novedoso estudio analiza la historia climática que se muestra en un núcleo tomado de una capa de hielo frente a la costa occidental de Groenlandia. Según los investigadores del estudio, si bien la perforación de núcleos de hielo ha estado en curso en Groenlandia desde mediados del siglo XX, los estudios de núcleos de hielo costeros siguen siendo extremadamente limitados, y estos nuevos hallazgos brindan una nueva perspectiva sobre el cambio climático en comparación con lo que los científicos entendían anteriormente al usar núcleos de hielo de las porciones interiores de la capa de hielo de Groenlandia únicamente.

"Los glaciares y las capas de hielo son depósitos únicos de alta resolución de la historia climática de la Tierra, y el análisis de núcleos de hielo permite a los científicos examinar cómo los cambios ambientales, como los cambios en los patrones de precipitación y el calentamiento global, afectan las tasas de nevadas, derretimiento y, a su vez, influyen en el crecimiento y retroceso de la capa de hielo", dijo en un comunicado Sarah Das, científica asociada de geología y geofísica en WHOI.

"Observar las diferencias en el cambio climático registradas en varios registros de núcleos de hielo nos permite comparar y contrastar la historia del clima y la respuesta del hielo en diferentes regiones del Ártico". Sin embargo, durante el curso de este estudio, también quedó claro que muchos de estos casquetes de hielo costeros se están derritiendo ahora de manera tan sustancial que estos increíbles archivos corren el gran peligro de desaparecer para siempre.

Debido a la naturaleza desafiante de estudiar y acceder a estos casquetes polares, este equipo fue el primero en realizar dicho trabajo, centrando su estudio, que comenzó en 2015, en torno a un núcleo recolectado en la península de Nuussuaq en Groenlandia. Este núcleo único ofrece información sobre cómo las condiciones climáticas costeras y los cambios en la capa de hielo covariaron durante los últimos 2.000 años, debido a los cambios registrados en su composición química y la cantidad de nevadas archivadas año tras año en el núcleo. A través de su análisis, los investigadores encontraron que durante los períodos de calentamiento del pasado, los casquetes polares crecían en lugar de derretirse, lo que contradice lo que vemos en la actualidad.

"Actualmente, sabemos que los casquetes polares de Groenlandia se están derritiendo debido al calentamiento, contribuyendo aún más al aumento del nivel del mar. Pero todavía tenemos que explorar cómo estos casquetes de hielo han cambiado en el pasado debido a los cambios en el clima", dijo Matthew Osman, investigador postdoctoral asociado en la Universidad de Arizona y graduado en 2019 del programa conjunto MIT-WHOI.

PUBLICIDAD

"Los hallazgos de este estudio fueron una sorpresa porque vemos que hay un cambio continuo en la respuesta fundamental de estos casquetes polares al clima: hoy están desapareciendo, pero en el pasado, con pequeños grados de calentamiento, en realidad tendían a crecer."

Según Das y Osman, este fenómeno ocurre debido a un "tira y afloja" entre lo que hace que una capa de hielo crezca (aumento de la precipitación) o retroceda (aumento del derretimiento) durante los períodos de calentamiento. Hoy en día, los científicos observan tasas de derretimiento que están superando la tasa de nevadas anuales sobre los casquetes polares. Sin embargo, en siglos pasados, estos casquetes polares se expandieron debido al aumento de los niveles de precipitación provocados por temperaturas más cálidas. La diferencia entre el pasado y el presente es la gravedad del calentamiento antropogénico moderno.

Comentario/s

Deja tu comentario