Clima paradójico: ¿lluvias y sequía?

  • Las precipitaciones del actual año hidrológico se presentan con carácter normal, aunque la sequía meteorológica es una realidad en el nordeste peninsular y las cuencas del sur. Se espera un otoño más cálido y seco y un aumento en la frecuencia e intensidad de las lluvias en la vertiente del Mediterráneo.

Comparte esta noticia!

  • Las precipitaciones durante el actual año hidrológico presentan un carácter normal, pese a que la sequía meteorológica se ha instalado en cuencas del sur y nordeste peninsular
  • Se detectan cambios en los patrones de lluvia: ahora llueve menos días al año y lo hace con más intensidad
  • Las lluvias torrenciales son más frecuentes e intensas en la vertiente mediterránea, junto con un incremento de la duración de los períodos secos en el sur peninsular
  • El otoño será probablemente más seco y más cálido de lo habitual en toda España

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha dado a conocer este viernes el balance climático del verano recién concluido y presentado, a la vez, la predicción para el otoño meteorológico que comenzó el miércoles 22 a las 21:21 horas de la noche. Entre sus principales conclusiones destacan las referidas a los cambios detectados en los patrones de lluvias en España: llueve menos días al año pero con más intensidad, y la coexistencia de lluvias torrenciales en el este con fases de sequía más prolongadas en el sur peninsular. El otoño se presenta más seco y cálido de lo habitual en el conjunto del país.

En la presentación, Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente, ha aludido al carácter torrencial de las precipitaciones, un fenómeno cada vez más recurrente, que obliga -ha dicho- “a adaptar la gestión del riesgo de inundación al contexto del cambio climático y la necesidad de una planificación hidrológica objetiva, actualizada, fundamentada y estructurada desde las predicciones de AEMET y arropada con otras informaciones multisectoriales”

Verano húmedo por zonas

Los meses de verano fueron en conjunto normales en temperatura, con una media de 22,1ºC y una desviación de 0,3ºC que no ha sido especialmente significativa. Ha sido el séptimo verano consecutivo con temperatura superior al promedio del período de referencia 1981-2010. A lo largo del período estival se han vivido cinco olas de calor en España: tres en las Islas Canarias, donde no se registraban olas de calor desde el verano de 2015, y dos en Península y Baleares. Una de ellas, la registrada entre el 11 y 16 de agosto, originó récords de temperatura en una de cada cinco estaciones de la red principal de AEMET y, con la información disponible en estos momentos, puede calificarse como una de las más intensas registradas en España hasta la fecha.

Evolución de las anomalías de temperatura media en verano en la España peninsular desde 1961. Es la primera vez que hay siete veranos consecutivos con temperaturas superiores a la media del período de referencia En cuanto a las lluvias, el verano ha sido húmedo en promedio, con unas precipitaciones en la España peninsular de 75,7 mm, superiores en un 2% a la media del período de referencia 1981-2010. Ha sido el cuarto verano con más lluvias del siglo XXI, aunque fue seco o muy seco en áreas del nordeste peninsular y puntos de Galicia y la meseta norte.

Destacan los episodios de lluvias torrenciales de mediados de junio y el ocurrido entre el 31 de agosto y comienzos de septiembre, ya en el otoño meteorológico, que dejó lluvias torrenciales y récords de precipitación. Además, en el verano de 2021 se han batido récords de días de tormenta y granizo en algunos observatorios de la mitad oriental peninsular.

Sequía meteorológica en algunas cuencas

El año hidrológico 2020-2021, que terminará el próximo 30 de septiembre, acumula hasta el momento 591 l/m2, un valor ligeramente inferior al promedio (5% por debajo) que, no obstante, le confiere un carácter normal en el conjunto de España. Sin embargo, existen diferencias entre regiones: en buena parte del tercio oriental peninsular las precipitaciones son superiores a lo normal, excepto en Cataluña, donde en su litoral y prelitoral no se alcanza ni el 75% de los valores habituales. También se da esta circunstancia en zonas de Andalucía central y occidental, así como en puntos de los dos archipiélagos.

PUBLICIDAD

Con los datos disponibles hasta el 31 de agosto, se observa que varias cuencas de acumulación de AEMET, (similares a las cuencas hidrográficas) se encuentran en situación de sequía meteorológica: las cuencas del Júcar y el Segura, desde septiembre del pasado año 2020; la cuenca Sur, desde octubre de 2020 y la del Pirineo oriental desde febrero de 2021. Finalmente, la cuenca del Ebro ha entrado en sequía meteorológica el último mes de agosto, con posible tendencia a que se mantenga esta situación durante septiembre.

Evolución del índice SPI, que evalúa la sequía meteorológica, para la cuenca del Ebro. Al bajar del valor -1 en agosto de 2021, se considera que esta cuenca entró en situación de sequía meteorológica

Lluvias torrenciales más intensas y frecuentes

En la vertiente mediterránea se ha detectado no solo una mayor intensidad de los episodios de lluvias torrenciales, sino también una mayor frecuencia que en décadas anteriores. Asimismo, se está observando un incremento de la cantidad de precipitación en los días más lluviosos del año en el entorno de los Pirineos, gran parte de Andalucía y Extremadura y puntos aislados de la meseta norte y Canarias.

PUBLICIDAD

Número de episodios con precipitaciones muy intensas en las provincias mediterráneas entre los años 1965 a 1991 (columna izquierda) y 1992 a 2020 (columna derecha). Se observa un incremento en los últimos años del número de episodios El portavoz de AEMET, Rubén del Campo, indicó que se está produciendo un aumento notable de la duración de los períodos sin precipitaciones en la mitad sur de la Península, especialmente en Andalucía y la Región de Murcia, aunque en el resto del territorio no se observa una tendencia clara, e incluso en algunas zonas hay una cierta disminución, como en el valle del Ebro.

Cambios en los patrones de lluvia

En la jornada, Jorge Olcina, catedrático de análisis geográfico regional de la Universidad de Alicante, resumió las claves a considerar en base los estudios realizados relativos a la gestión de impactos por precipitaciones extremas o intensivas. 

El catedrático concluyó que en España están cambiando los patrones de lluvia: llueve menos días al año y lo hace con más intensidad; pero remarcó la necesidad de adaptar los territorios a la nueva realidad pluviométrica mediante un cumplimiento estricto de la ley de suelos y la prohibición de construir en zonas peligrosas. Finalmente destacó que, en contexto en el que nos encontramos de cambio climático, determinadas soluciones como los trasvases de agua ya no deben ser considerados como opciones viables en la planificación hidrológica, por lo que se debería optar por recursos de agua no convencionales como la desalación o la reutilización.

PUBLICIDAD

Otoño más seco y cálido

Para el periodo octubre-noviembre-diciembre de 2021 existe una mayor probabilidad de que la precipitación se encuentre en el tercil seco en toda España, con menor probabilidad cuanto más al este, y de que la temperatura media se encuentre en el tercil cálido en toda España, con probabilidades más altas cuanto más al este, considerando el periodo de referencia 1981-2010. Eso supone que en la península y Baleares esa temperatura media trimestral estará, al menos, 0,6ºC por encima de lo normal, aunque en algunas zonas ese valor va a ser superior.

Diferencia en ºC entre el tercil superior de la observación y la media para el periodo octubre-noviembre-diciembre para la variable temperatura media (periodo de referencia 1981-2010)

La Agencia Estatal de Meteorología ha desarrollado nuevos servicios climáticos sectoriales generados para ofrecer a la sociedad herramientas que permitirán una gestión responsable y racional de los recursos. Es una manera más, de las muchas iniciativas que realiza AEMET, de responder a la necesidad de adaptación dentro del contexto de cambio climático en el que estamos inmersos. De entre todos destaca el servicio climático generado para el apoyo en la gestión de embalses y el monitor de sequías meteorológicas.

NOTA importante: En septiembre de 2020 se ha pasado a utilizar como valores de referencia para la vigilancia del clima en España los valores medios en el territorio peninsular español de las rejillas mensuales y anuales de temperatura y precipitación descritas en las notas técnicas 31 y 32 de AEMET (periodo de referencia: 1981-2010). Este cambio de metodología puede dar lugar a diferencias significativas con los resultados que se obtenían a partir de los valores de referencia anteriormente utilizados.

PUBLICIDAD

NOTA: Los datos empleados para elaborar este avance climatológico son provisionales y están sujetos a una posterior validación.

©AEMET: Autorizado el uso de la información y su reproducción citando AEMET como autora de la misma.

Fuente: Miteco

Comentario/s

  • BIEL PUIGROS - miércoles 06 oct 2021

    habitante del levante mallorquín, coincido con el análisis del sr. jorge olcina. la efectividad empieza por estimular la forma de retener el agua al suelo. todos dependemos de su equilibrio, hagamos una buena gestión.

Deja tu comentario