Deuda climática: ¿quién paga los platos rotos?

¿Qué es la deuda climática?

Los países industrializados han desarrollado sus economías y sus poblaciones, emitiendo mucho más que su parte justa y proporcional de gases de efecto invernadero. Ahora, después de haber creado en gran parte este problema, también tienen los mayores recursos disponibles para hacer frente a ella.

Estos países han acumulado una "deuda climática" y tienen la responsabilidad histórica de pagarla. Esto significa ocuparse de que los países en desarrollo cuenten con la financiación pública adecuada y con la tecnología necesaria para hacer frente al cambio climático, así como la planificación de economías sostenibles, frente a sus necesidades urgentes de desarrollo.

Esta "financiación para el clima" es una cuestión de justicia que ayudará a garantizar un ámbito más seguro, unos medios de vida más fiables y una energía limpia y asequible para todos los seres que viven en el planeta.

El reconocimiento de esta deuda significa entender que los países en desarrollo no deben ser obligados a hacer frente al cambio climático, en igualdad de condiciones (a nivel económico y tecnológico), que los que más contribuyeron a la crisis medioambiental, simplemente porque no cuentan con recursos para hacerlo y porque no fueron ellos los que contribuyeron en mayor medida al calentamiento global por la emisión de gases de efecto invernadero.

“Si el 70% de los países del mundo padece los efectos de la contaminación generada por el otro 30 % (que también los sufre, las cosas como son) es que algo está funcionando muy mal y lo justo es que las naciones más polucionantes paguen por sus errores”.

PUBLICIDAD

¿Cómo se mide la deuda climática?

Según un estudio realizado por investigadores canadienses, la deuda del carbono (así llamada por ser consecuencia directa de la emisión de CO2, entre otros gases) se mide tomando en cuenta dos factores: la cantidad de dióxido de carbono producida por un determinado país y su relación directa con el número de habitantes del mismo.

Este estudio arribó a la conclusión de que el costo social de la deuda es de unos 35,5 euros (40 dólares) por cada tonelada emitida y llamó la atención sobre un dato alarmante: desde 1990 (año de partida para la medición del tonelaje contaminante) los países deudores no han hecho más que aumentar dichas emisiones, llegando a una cifra estimada de 250.000 millones de Ton. de CO2.

¿Quiénes les deben a quiénes?

Siempre ateniéndonos al informe canadiense, la lista de los países deudores está encabezada por los EEUU, que acumulan hasta un 40 % de la misma, seguido por Alemania, Rusia, Australia, Reino Unido y Canadá.

Los países que más han sentido los efectos del cambio climático inducido por las emisiones de los anteriormente citados, son los que mayor población tienen, pero menos han contribuido “per cápita” a acrecentar dicha deuda: China, India, Nigeria, Pakistán, Indonesia, Bangladesh y Brasil, entre otros.

Desafortunadamente, los países del llamado mundo “desarrollado” se han negado a comprometerse a tomar medidas efectivas para financiar la lucha contra el cambio climático.

En vez de ello, con buenas palabras y un puñado de promesas, han vuelto a dejar en la estacada a los países en desarrollo, donde millones de personas no tienen acceso a la energía o al agua y cuentan con recursos insuficientes para hacer frente a los efectos de la contaminación.

Muchos países desarrollados están tratando de evitar sus responsabilidades nacionales argumentando que la mayoría del dinero debería ser aportado por el sector privado.

Pero la opinión de los expertos, es que el financiamiento climático debería provenir de fuentes públicas, ya que ha sido con la anuencia de los gobiernos que se ha producido la debacle climática en la que estamos inmersos todos los seres humanos.

¿Cómo se puede pagar esta deuda?

Muchas fuentes innovadoras de financiación pública podrían ser usadas con el fin de paliar esta deuda: por ejemplo, redirigir los subsidios que actualmente apoyan a las industrias de los combustibles fósiles, que anualmente alcanzan la friolera de 500 mil millones de euros a nivel mundial.

También podrían gravarse algunos tipos de transacciones financieras que están exentas o pagan muy poco. Solo estos impuestos podían ofrecer cientos de miles de millones de euros por año, a partir de un impuesto minúsculo sobre las transacciones financieras globales (como el comercio de acciones, el mercado de valores, etc.) con un impacto insignificante sobre la gente común.

En resumen, el dinero se podría conseguir, solo falta que de parte de los países más comprometidos en la generación de la deuda, haya voluntad de pago, ya sea en tecnología o en ayudas o en créditos blandos. Lo que no sirve es que se embarquen en comisiones de estudio, borradores de trabajo y un sinfín de propuestas vacías de contenido, que no son sino estratagemas para no hacerse cargo de una vez por todas, de las consecuencias de sus acciones.

Por:

Comparte esta noticia!

Transición Justa

Transición Justa

Los ecologistas de Alcalá de Guadaira avisan de un nuevo episodio de...

Los ecologistas de Alcalá de Guadaira avisan de un nuevo episodio de contaminación por las emisiones de la cementera

Comentario/s

Deja tu comentario

Canarias invita a descubrir sus siete maravillas de naturaleza
EcoTurismo

Canarias invita a descubrir sus siete maravillas de naturaleza

El consejero del área, Isaac Castellano, junto a la directora gerente de Promotur, María Méndez, explicó en...

Espacios naturales de Tenerife que debes conocer
EcoTurismo

Espacios naturales de Tenerife que debes conocer

Comenzamos la ruta en el 'Barranco del Infierno'. A pesar del nombre, esta reserva natural especial a 350 metros sobre el nivel del mar se...

Más de 25 organizaciones se reúnen en Málaga para promover el ecoturismo como herramienta de desarrollo sostenible
EcoTurismo

Más de 25 organizaciones se reúnen en Málaga para promover el ecoturismo como herramienta de desarrollo sostenible

Esta cita está diseñada para crear un espacio íntimo para el debate que permitirá a los participantes...

La ACM se desplaza a Suiza para aprender de su experiencia en desarrollo y turismo de montaña
EcoTurismo

La ACM se desplaza a Suiza para aprender de su experiencia en desarrollo y turismo de montaña

"Estamos satisfechos de promover experiencias como esta que pueden posibilitar proyectos o actuaciones innovadoras de los entes locales en...

Cosmética ecológica. Mantener una rutina de belleza facial diaria es importante para luchar contra el envejecimiento
Cosmética BIO

Cosmética ecológica. Mantener una rutina de belleza facial diaria es importante para luchar contra el envejecimiento

Durante las horas de sueño, la piel se repara del daño acumulado durante el día (agresiones ambientales, rayos UV,...

Bálsamo nutritivo y protector para la pieles sensibles
Cosmética BIO

Bálsamo nutritivo y protector para la pieles sensibles

No obstante, las pieles sensibles pueden reaccionar también a los elementos más puros y naturales, como pueden ser los aceites...

¡Disfruta de hasta un 40% de descuento en los productos de cosmetica natural de Bioherbarium!
Cosmética BIO

¡Disfruta de hasta un 40% de descuento en los productos de cosmetica natural de Bioherbarium!

Por ello, es excepcional que en Bioherbarium encuentres descuentos como los de Madara, cosmética ecológica de los bosques...

¡Bioherbarium hace un 10% de descuento a todos vosotros!
Cosmética BIO

¡Bioherbarium hace un 10% de descuento a todos vosotros!

Ahora que ya llegó el frío, Bioherbarium nos aconseja para el cuidado de nuestra piel su colección de aceites faciales...

Restaurante vegetariano recomendado por Ecoticias.com ‘Al Natural’
Restaurantes Vegetarianos

Restaurante vegetariano recomendado por Ecoticias.com ‘Al Natural’

AL NATURAL abrió sus puertas en Madrid como restaurante vegetariano en el año 1994 en plena zona del arte, junto al paseo del prado y...