Premiados dos proyectos de la Diputación de Málaga que unen senderismo, educación ambiental y conservación de hábitats

  • La Diputación de Málaga ha recogido este martes dos galardones, concedidos dentro del II Premio a las Buenas Prácticas Locales por la Biodiversidad, que organiza la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Comparte esta noticia!

El diputado de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, Cristóbal Ortega, ha recogido en Madrid las dos distinciones, que fueron concedidas el año pasado, pero que no han podido entregarse hasta ahora debido a la pandemia del COVID-19. Ortega ha agradecido este reconocimiento de la FEMP, a través de la Red de Gobiernos Locales +Biodiversidad, a la labor medioambiental y de sostenibilidad que lleva a cabo la Diputación de Málaga, que está cosechando diversos premios en los últimos años.

Igualmente, el diputado ha destacado que, a través de la Gran Senda de Málaga, "no sólo se ha conseguido crear una atractiva ruta que muestra la variedad territorial y ambiental de toda la provincia, sino que también se han puesto en marcha actuaciones para fomentar el turismo de naturaleza, las acciones de sensibilización ciudadana y la protección del patrimonio natural".

Premiados dos proyectos de la Diputación de Málaga que unen senderismo, educación ambiental y conservación de hábitats

Caminos de las orquídeas

Por un lado, el proyecto denominado 'Los caminos de las orquídeas', realizado en Jimera de Líbar, resultó ganador en la categoría de Flora del II Premio a las Buenas Prácticas Locales por la Biodiversidad. En este caso, aprovechando la gran cantidad de orquídeas que pueden verse por los alrededores del municipio, se instalaron seis paneles interpretativos en la Dehesa de Jimera, la Cañada del Olivar, la Vereda del Tesoro, el Camino de Atajate, la Cuesta de la Barca y la Trocha.

Como punto de partida de esas rutas de las orquídeas se seleccionaron dos zonas estratégicas del municipio (el Chorro y el entorno de la piscina municipal), que cuentan con señales de inicio de los recorridos y con un mapa general en el que aparecen los distintos paneles de orquídeas. Igualmente, se llevó a cabo una visita guiada con la población local por los caminos de las orquídeas y un taller de sensibilización sobre orquídeas con 70 alumnos del Colegio Público Rural Valle del Guadiaro.

También se editó la guía 'Conociendo las orquídeas de la Gran Senda de Málaga', una publicación en la que se ofrece información detallada sobre las 45 especies distintas que pueden verse en la provincia, escrita por los naturalistas Francisco E. Vázquez y Jesús Duarte, y que sirve para acercarse al mundo de las orquídeas silvestres de la provincia.

Gracias a todas estas iniciativas, se creó un grupo local de aficionados a las orquídeas, que ya ha podido observar 20 de las 45 especies que se pueden ver en la Gran Senda. Igualmente, ha aumentado el número de visitantes relacionados con el turismo de naturaleza.

PUBLICIDAD

Recuperación de hábitats de anfibios

Por otro lado, el proyecto sobre recuperación de hábitats de anfibios y sensibilización ambiental en Villanueva del Rosario resultó finalista en la categoría de hábitats. En este caso, los objetivos eran recuperar una serie de lagunas claves para la reproducción de importantes poblaciones de anfibios en la zona nororiental de la provincia y divulgar la biología de los anfibios y la importancia de proteger sus lugares de reproducción.

Así, se seleccionó un terreno de titularidad municipal colindante con la etapa 11 de la Gran Senda donde existían una serie de charcas temporales de anfibios que estaban colmatadas y habían perdido su funcionalidad como punto de reproducción de anfibios. La actuación consistió en aumentar la profundidad de ocho charcas y con la tierra excavada se levantó un dique de contención en el punto de desagüe para aumentar la cantidad de agua retenida.

De esta manera, a través de visitas periódicas de seguimiento y control, se comprobó que los resultados obtenidos fueron muy positivos, ya que se reprodujo el sapo corredor (Epidalea calamita) en dos de las charcas restauradas, así como la ranita meridional (Hyla meridionalis) y el sapillo pintojo (Discoglossus galganoi). Las charcas restauradas también han sido utilizadas por diversas especies de libélulas entre las que destaca la libélula de anillos amarillos (Cordulogaster boltonii).

PUBLICIDAD

Paralelamente, se instalaron carteles educativos sobre los anfibios en las zonas húmedas recuperadas, se hicieron talleres de sensibilización con la ciudadanía y se publicó un libro divulgativo: 'Anfibios y reptiles de la Gran Senda de Málaga y provincia' . A raíz del éxito de esta experiencia, se efectuó una actuación similar en lagunas de Villanueva del Trabuco, donde se constató la reproducción del gallipato (Pleurodeles waltl) y del tritón pigmeo (Triturus pygmaeus).

Por último, Cristóbal Ortega ha recordado que las acciones de sensibilización ambiental y lucha contra el cambio climático de la Diputación de Málaga a través de Málaga Viva han recibido también el reconocimiento nacional de la FEMP con el 'VIII Premio a las Buenas Prácticas por el Clima' en la categoría de 'Sensibilización y concienciación ciudadana' y de la Junta de Andalucía con uno de los galardones de los XXIV Premios Andalucía de Medio Ambiente.

Comentario/s

Deja tu comentario