México. Día mundial de las aves migratorias

  • Como embajadoras de la biodiversidad, cerca de mil 800 especies de aves, de las más de 11 mil que existen en el mundo, surcan los cielos a lo largo del año para migrar a los diferentes santuarios del planeta.

Comparte esta noticia!

Por ello, cada segundo sábado de mayo y octubre, la humanidad celebra el Día Mundial de las Aves Migratorias, y México es el anfitrión por excelencia para recibir a muchos de estos ejemplares, algunos de los cuales seguramente habrás tenido la oportunidad de apreciar. En el continente americano, las aves recorren cinco rutas principales de migración: norte, centro, Golfo --que cruza el Istmo de Tehuantepec--, este --que se ubica por la zona de Florida y la península de Yucatán, y la que va del este de Estados Unidos hacia Sudamérica.

En muchos casos, nuestro país se convierte en un país de tránsito, y en otras ocasiones en albergue de estos bellos animales del cielo que acuden a refugiarse del frío del invierno del norte o que vienen a reproducirse antes de partir nuevamente hacia el sur. Por ello, te invitamos a identificar y conocer 7 aves migratorias que transitan por nuestro país.

México. Día mundial de las aves migratorias

Golondrina común (Hirundo rústica)

También conocida como Golondrina Tijereta, es el ave migratoria con mayor área de distribución en el mundo, por lo que se le puede encontrar en todos los continentes, ya sea porque acuden a invernar o para reproducirse, como en el caso de México donde es común verla llegar en primavera para montar sus tradicionales nidos en techos y paredes de muchas viviendas.

Curiosamente, la golondrina común es un ave de campo abierto que suele utilizar estructuras construidas por el ser humano para reproducirse. De ahí que se haya diseminado por todo el planeta con la expansión humana. Y su forma de anidar es peculiar, ya que suele hacer sus nidos en forma de taza, con bolitas de barro.

Colibrí de cola ancha (Selasphorus platycercus)

PUBLICIDAD

Considerados como sagrados para nuestras culturas ancestrales por considerarse portadores de buenos deseos y buena suerte, los colibríes son una especie polinizadora de la que existen al menos 330 especies en el continente americano y, entre los cuales, el de cola ancha, suele anidar en el centro del país e invernar en las costas cálidas mexicanas.

Esta hermosa ave es una de las más pequeñas del mundo y se les suele llamar “pájaros zumbadores” por el sonido que generan al batir sus alas hasta 200 veces por segundo para mantenerse en el aire y poder consumir el néctar de las flores, lo que los convierte también en uno de los polinizadores más eficientes de la naturaleza.

Pelícano blanco (Pelecanus erythrorhynchus)

PUBLICIDAD

Una de las aves migratorias más grandes, por alcanzar entre 1.2 y 1.8 metros y una envergadura de hasta tres metros de punta a punta de sus alas extendidas, el pelícano blanco también es otro visitante de nuestro país, a donde acude para resguardarse junto con más de 450 especies de aves acuáticas, semiacuáticas y terrestres.

A pesar de su enorme tamaño, su vuelo es grácil y majestuoso, y suele anidar en colonias de varios centenares en lagos de agua dulce. Gusta de invernar en California, el Golfo de México y Guatemala. La caza furtiva es una de las causas más importantes de mortalidad de la especie, además de que suelen abandonar los nidos al percibir presencia humana, por lo que su protección responsable es importante.

Chipe amarillo (Setophaga petechia)

PUBLICIDAD

Nombrado también canario de manglar, reinita de manglar o reinita dorada, el chipe amarillo gusta de las costas del sur y sureste mexicano para resguardarse del invierno de Canadá y Estados Unidos, donde suele anidar y reproducirse durante la primavera y el verano.

El chipe tiene 43 subespecies divididas en tres grupos principales y que son: aestiva, los cuales se encuentran en toda Norteamérica, sur y centro de México; erithachorides, el grupo más grande y que reside en manglares de América Central y Sudamérica, y petechia, comúnmente visto en las Antillas.

Garza blanca (Ardea alba)

Un ave que es parcialmente migratoria y que tiene una gran presencia en el mundo es la garceta o garza blanca, la cual gusta de climas cálidos por lo que su presencia es permanente en el hemisferio sur del planeta mientras que en el norte se le suele ver durante su periodo de invernada.

PUBLICIDAD

La porción migratoria de esta ave acuática suele anidar en parte de Estados Unidos y Canadá y también en todos los estados de nuestro país, a donde acude para resguardarse del frío invernal. Habita todo tipo de humedales de regiones templadas y tropicales.

Pato cabeza roja (Aythya americana)

Un visitante más que acude todos los inviernos a tierras mexicanas es el pato cabeza roja o porrón americano. Gusta del abrigo que le proporciona el Área de Protección de Flora y Fauna Laguna Madre y Delta del Río Bravo cuando el invierno alcanza sus zonas de reproducción en Canadá y Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Aunque no está considerado como una especie en peligro, la pérdida de hábitat reproductivo ha conducido a una caída considerable de su población, de ahí la importancia de cuidar su entorno natural para garantizarle refugio donde resguardarse.

Águila pescadora (Pandion haliaetus)

Otra ave parcialmente migratoria es el águila pescadora, cazadora tenaz que hace honor a su nombre por aplicar sus técnicas para atrapar con sus garras peces de agua dulce y salada, al dejarse caer en picada sobre su presa, según el espectáculo descrito desde el siglo XVIII por Carlos Linneo en su obra “Systema naturæ”.

También conocida como gavilán pescador, esta especie es un ave rapaz prácticamente cosmopolita, con presencia en gran parte del planeta, y de la cual, sólo las poblaciones norteñas son migratorias, por lo que al llegar el invierno, muchas vuelan de Canadá y Estados Unidos a las costas del Pacífico y Golfo de México.

Y tú, ¿has tenido oportunidad de ver alguna de estas maravillosas aves?

Fuente: Gobierno de México

Caballos de Eurasia y Norteamérica se cruzaron a través de Beringia

Caballos de Eurasia y Norteamérica se cruzaron a través de Beringia

El etanol de maíz reduce la huella de carbono de Estados Unidos

El etanol de maíz reduce la huella de carbono de Estados Unidos

Comentario/s

Deja tu comentario