La producción ‘ecológica’ tiene un enorme potencial en América Latina y el Caribe

  • La ministra de Agricultura y Ganadería del Ecuador, Tanlly Vera Mendoza, y el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de México, Víctor Villalobos.

Comparte esta noticia!

La nueva ministra de Agricultura y Ganadería del Ecuador, Tanlly Vera Mendoza, y el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de México, Víctor Villalobos, participaron en un seminario que analizó la contribución de la producción orgánica a la transformación de Sistemas Agroalimentarios.

La agricultura orgánica cumplirá un papel relevante en la recuperación de los países de América Latina y del Caribe luego de la pandemia, debido a sus contribuciones al desarrollo sostenible y a la creciente demanda de los consumidores de alimentos saludables y confiables. En ese diagnóstico coincidieron los participantes en el Seminario “Contribución de la producción orgánica a la transformación de Sistemas Agroalimentarios", entre quienes estuvieron la nueva ministra de Agricultura y Ganadería del Ecuador, Tanlly Vera Mendoza, y el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de México, Víctor Villalobos.

El debate fue organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA) y la Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica (CIAO), con el objetivo de dar a conocer los beneficios de la producción orgánica/ecológica y su trascendente contribución al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre los que se encuentran el combate al cambio climático, la protección de la biodiversidad, la reducción del hambre y el acceso al agua limpia para todos.

“Nuestra participación en este seminario refleja nuestro interés por insertarnos en el mundo de la agricultura orgánica, que mantiene y mejora la salud de los suelos, de los ecosistemas y de la biodiversidad. La pandemia nos ha dejado grandes enseñanzas. Hemos visto un incremento significativo en la demanda de productos orgánicos, lo que representa un nuevo desafío para el Ecuador”, dijo la ministra Vera Mendoza, que transmitió el apoyo al evento del nuevo presidente de su país, Guillermo Lasso.

El secretario Villalobos hizo hincapié en que “la agricultura orgánica viene mostrando sus aportes al desarrollo sostenible, a través de buenas prácticas que generan beneficios sociales y ambientales”. Villalobos destacó que hay un creciente número de pequeños productores, de mujeres y de jóvenes dedicados a la agricultura orgánica y precisó que México ya tiene 1.143.000 hectáreas certificadas distribuidas en los 32 estados del país en las que se cultivan café, arroz y sorgo y se producen también carne aviar, leche y miel.

Maciej Golubiewski, Jefe de Gabinete del Comisario de Agricultura de la Comisión Europea, destacó el compromiso de la Unión Europea con la producción orgánica, demostrado en que se fijó el objetivo de que, en 2030, el 25% de las tierras estén destinadas a ese tipo de agricultura.

PUBLICIDAD

En nombre del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación de España, José Miguel Herrero Velasco, Director General de la Industria Alimentaria, advirtió que “el mundo se encuentra en un momento crucial, en el cual tenemos el reto de salir más reforzados de esta crisis. Y la agricultura y la industria alimentaria están destinadas a jugar un rol fundamental”. Herrero Velasco afirmó que una de las prioridades en España es incentivar el consumo de alimentos orgánicos y generar las condiciones “para que no sean para una elite, sino que estén al alcance de cualquier consumidor, de manera de generar valor a lo largo de la cadena”.

Desde el IICA, el Representante en Argentina y Coordinador para la Región Sur, Caio Rocha, destacó el papel cada vez más destacado que juega la producción orgánica y aportó cifras concluyentes: “La tasa de crecimiento de la superficie dedicada a este tipo de cultivos ecológicos ha sido del 9,3% anual entre 2013 y 2019 y la tendencia es que continúe aumentando. En la recuperación luego de la pandemia, la producción orgánica jugará un papel fundamental para el desarrollo social y económico del sector agrícola”.

A su turno, Lloyd Day, Subdirector General del IICA, destacó el papel de la agricultura orgánica y se refirió a los tres principios centrales acordados por el Instituto con sus 34 estados miembros, que serán base de los mensajes que el continente llevará a la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios 2021, convocada por las Naciones Unidas: los productores tienen que ser parte de la mesa de discusión; la ciencia tiene que ser la base de las políticas que se adopten y la agricultura es parte de la solución a los desafíos que enfrenta la humanidad.

PUBLICIDAD

“Muchas personas dicen que la agricultura es un problema para el cambio climático. Pero nosotros creemos que ya están en marcha innovaciones que garantizan su sostenibilidad”, dijo Day. Al cierre, el presidente de la CIAO, Rommel Betancourt, afirmó que "uno de los grandes retos que tenemos por delante es continuar con el posicionamiento y fomento a la producción orgánica, ya que es una herramienta de protección ambiental y desarrollo social”.

En la jornada también participaron Ana Posas Guevara, Oficial de Agricultura y Protección Vegetal para América Latina y el Caribe de la FAO, Diego Canga Fano, Consejero Principal de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea; Concha Fabeiro Cortés, presidenta de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE); Sandra Verdu Bütikofer, presidenta de INTERECO, asociación de autoridades públicas de control de la producción ecológica en España; Álvaro Barrera Fernández, presidente de ECOVALIA, asociación que promueve la producción ecológica en España; y Peggy Miars, de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM).

Comentario/s

Deja tu comentario