Ecoturismo ‘revela’ un rompecabezas climático

  • Variaciones climáticas que ocurren naturalmente ayudan a explicar una vieja discordancia entre los modelos climáticos y las observaciones satelitales del calentamiento global.

Comparte esta noticia!

Las mediciones por satélite de los cambios en la temperatura atmosférica a escala mundial comenzaron a fines de 1978 y continúan hasta el presente.

En relación con la mayoría de las simulaciones de modelos, los datos satelitales han mostrado constantemente un menor calentamiento de la atmósfera inferior de la Tierra. Esto ha llevado a algunos investigadores a concluir que los modelos climáticos son demasiado sensibles a las emisiones de gases de efecto invernadero y, por lo tanto, no son útiles para hacer proyecciones de cambio climático en el futuro.

Ecoturismo ‘revela’ un rompecabezas climático

En cambio, la diferencia entre el modelo y el satélite se debe en gran medida a las variaciones naturales del clima de la Tierra. "La variabilidad climática natural probablemente ha reducido el calentamiento observado durante la era de los satélites", dijo Stephen Po-Chedley, científico climático del LLNL (Lawrence Livermore National Laboratory) y autor principal de un artículo que aparece en Proceedings of the National Academy of Sciences.

El principal impulsor de las variaciones naturales de un año a otro en el clima global es El Niño-Oscilación del Sur (ENOS). Cada pocos años, ENOS produce un evento de El Niño, que resulta en un calentamiento generalizado de la atmósfera y el océano que dura varios meses. La fase fría de ENOS es La Niña, que enfría la atmósfera y da lugar a un patrón distintivo de temperaturas de la superficie del mar más frías de lo habitual en el Pacífico tropical central y oriental, con aguas más cálidas en el norte y el sur.

Muchos modelos climáticos producen variaciones ENOS, pero la sincronización de estos eventos no se especifica en las simulaciones del modelo. "Si bien los modelos están destinados a representar el clima promedio, sus cambios y variaciones naturales realistas, solo pueden simular el momento exacto de los eventos climáticos naturales por casualidad", dijo Po-Chedley en un comunicado. Algunas décadas favorecen los eventos de El Niño o La Niña. La agrupación de eventos de El Niño y La Niña puede crear oscilaciones decenales que influyen en la tasa de calentamiento atmosférico.

Las simulaciones con modelos acoplados de la circulación atmosférica y oceánica producen tales oscilaciones decenales, pero su fase no coincidirá necesariamente con el mundo real durante la era de los satélites. Qiang Fu, profesor de la Universidad de Washington y autor del estudio, señala que, "si bien es bien sabido que la variabilidad natural puede producir períodos de calentamiento moderado de una década, este estudio demuestra que también puede desempeñar un papel importante en las escalas de tiempo relativamente largas de 40 años que son relevantes para los registros de satélites ".

PUBLICIDAD

Los modelos climáticos típicamente simulan un calentamiento sustancialmente mayor que los datos satelitales en la troposfera tropical (la región más baja de la atmósfera, que se extiende desde la superficie de la Tierra hasta una altura de aproximadamente 11 millas). Esta región de la atmósfera ha sido de particular interés en las comparaciones anteriores entre modelos y satélites.

Los investigadores revisaron tales comparaciones, analizando cientos de simulaciones de la última generación de modelos climáticos globales. Descubrieron que la variabilidad climática natural es un componente clave de las diferencias entre las tasas de calentamiento modeladas y observadas. Aproximadamente el 13 por ciento de las más de 400 simulaciones mostraron el calentamiento de la troposfera tropical dentro del rango de los resultados de los satélites. Las simulaciones del modelo que concuerdan con el registro del satélite tienden a exhibir un patrón de cambio de temperatura similar al de La Niña, al igual que las observaciones.

Tal acuerdo arroja dos hallazgos importantes. Primero, a pesar de las afirmaciones en contrario, los modelos climáticos actuales pueden simular el calentamiento de la troposfera tropical que es consistente con las observaciones. En segundo lugar, es probable que la variabilidad natural haya reducido el calentamiento de la troposfera durante la era de los satélites, tanto en el mundo real como en simulaciones consistentes con las tasas de calentamiento de los satélites.

PUBLICIDAD

Otro hallazgo significativo del estudio se relaciona con la sugerencia de que las diferencias entre las tasas de calentamiento modeladas y observadas se deben a errores en la "sensibilidad climática", el tamaño del calentamiento en respuesta a aumentos en los gases de efecto invernadero.

"Los modelos con alta y baja sensibilidad a los aumentos de gases de efecto invernadero pueden producir simulaciones consistentes con el calentamiento estimado de los satélites", dijo Po-Chedley. "Al conciliar las tasas de calentamiento modeladas y observadas, de nuestro trabajo queda bastante claro que la sensibilidad climática no es el único determinante del calentamiento atmosférico. La variabilidad natural es una pieza importante del rompecabezas".

Mejora en el Camino Natural-Vía Verde del Plazaola

Mejora en el Camino Natural-Vía Verde del Plazaola

Visitas guiadas al ‘Jardín Botánico de Santa Catalina’ (Euskadi)

Visitas guiadas al ‘Jardín Botánico de Santa Catalina’ (Euskadi)

Comentario/s

Deja tu comentario