Practica el ecoturismo y el turismo responsable estas fiestas

  • No importa donde vayas, si al pueblo, a una gran ciudad, al mar, a la montaña o al último confín del mundo. Estas fiestas disponte a ser un turista ecológico, responsable, resiliente y por sobre todas las cosas feliz.

Comparte esta noticia!

¿Es posible el Turismo Sostenible?

Sin lugar a dudas es posible hacer turismo responsable donde quieras. Solo tienes que tener en cuenta una serie de pautas que tienes que practicar donde vayas y que en realidad son más de sentido común de lo que piensas, por lo que no te será difícil implementarlas. Aquí va un listado para que lleves contigo estas vacaciones festivas

No ensucies

Deposita todos tus residuos en el lugar correspondiente, ya sea la papelera, el cenicero o un contenedor. Si vas a un hotel usa el mismo juego de toallas, albornoz y zapatillas, tantas veces como lo haces en casa. Preocúpate de no dejar ni un solo rastro de suciedad tras tus huellas, pero no solo en un paraje natural, sino en Ningún Lado.

Relájate

Estas de vacaciones, relájate. En lo posible, quítate el reloj y olvídate del móvil, la Tablet y el ordenador (la humanidad subsistió y se superó durante siglos sin estos artefactos) y si necesitas ver tu correo o comunicarte con alguien, dispón un horario para ello y cúmplelo al pie de la letra.

Haz cosas diferentes como andar, descubrir nuevos rincones, observar la naturaleza, aprender de la cultura local o pasear sin rumbo. Es seguro que aun si has vuelto al pueblo en el que naciste y te criaste, podrás hallar cosas nuevas o que una imagen, un olor o un sabor te despierte recuerdos olvidados, de los que debes elegir los mejores y recrearte en ellos.

PUBLICIDAD

Conduce con tranquilidad, dirígete a los demás de manera amable y complaciente, sonríe mucho, trata al personal que te atienda con deferencia, respeto y muchísima cortesía, se educado y practica el arte de la afabilidad con todos los que te cruces y sus reacciones te sorprenderán gratamente.

Disfruta

Proponte seriamente buscarle el lado agradable a cada una de las situaciones en las que te encuentres, es posible hacerlo casi en cualquier circunstancia, así que atrévete a ser positivo y optimista. Si las cosas no salen exactamente como has planificado, trata de disfrutar hasta de que se hayan torcido tus planes.

PUBLICIDAD

Cada vez que te sientes a comer, dedica el tiempo necesario a degustar lo que te han servido, en vez de solo masticar y deglutir. Hay un truco que consiste en contar las veces que masticas cada bocado, que deben ser más de 25 para que tus papilas gustativas se empapen de todos los sabores, además favorece una mejor digestión y hace que comas menos. Pruébalo, te ahorrará más de una indigestión.

Bebe con moderación y si has tomado más de lo que debías y estás en compañía de más personas vete a dormir, la obnubilación del alcohol puede hacerte decir o hacer cosas de las que podrías arrepentirte y además, les harás pasar un mal momento al resto. En estos momentos es vital no ser egoísta.

Mucha empatía

PUBLICIDAD

La empatía es el arte de poder ‘calzarse los zapatos ajenos’ es decir, de ponerse en el lugar de los demás y tratar de entender por qué actúa como lo hace. Nunca juzgues por las apariencias ni por los estereotipos, podrías llevarte una decepción y pasar un mal rato. Vive tu vida, deja a los demás que vivan la suya y sé feliz con las cosas que te gustan y las personas a las que quieres.

La idea es que vuelvas de tus vacaciones relajado, feliz, conforme contigo mismo y sin haber dejado atrás más que buenos recuerdos tuyos y de todos aquellos que se cruzaron en tu camino, durante tus vacaciones.

Comentario/s

Deja tu comentario