Energía eólica es la segunda mejor opción

  • Después de las minicentrales hidráulicas de pasada, esta ERNC se convierte en una buena alternativa a desarrollar en los próximos años en el país. Hay disponibilidad de vientos en forma permanente y cada día disminuyen los costos de instalación de un parque de molinos.

Comparte esta noticia!

 

 

Dentro de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), la que más ha crecido en el último tiempo es la eólica.

 

Los privados ven con muy buenos ojos el crecimiento de este tipo de energía y también la disminución de costos para la instalación de centrales de este tipo.

 

PUBLICIDAD

Las mineras también están mirando a la energía eólica como una posibilidad cierta de generación de electricidad.

 

La minera Gaby S.A. Codelco ya licitó a nivel internacional la construcción y operación de una planta de generación eléctrica eólica de entre 20 y 40 MW y Codelco ha anunciado que hay otros que están en estudio.

PUBLICIDAD

 

En la actualidad hay tres parques eólicos funcionando, Canela I con 18 MW, Alto Baguales con 2 MW y Lebu con 3 MW. En construcción, hay otros cinco proyectos: Canela 2 (60 MW), Monte Redondo etapa 1 (38 MW), Totoral (46 MW), Punta Colorada, etapa 1 (20 MW), y una ampliación del parque Lebu (a 9 MW).

 

PUBLICIDAD

Para Hugh Rudnick, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Católica, la energía eólica es la segunda mejor alternativa entre las ERNC a desarrollar en un país como el nuestro.

 

“La energía eólica, después de las minicentrales hidroeléctricas, es una buena alternativa económica y tecnológica de ERNC. La tecnología se ha desarrollado en forma importante con una significativa reducción de costos, gracias al impulso que se le ha dado a su desarrollo en la Unión Europea, particularmente en Alemania y España. Además, hay lugares en el país con buenas velocidades de vientos, que hacen competitiva a esta tecnología, aun sin subsidios.

 

PUBLICIDAD

A juicio de Rudnik, la energía eólica, al igual que otras posibilidades como la energía fotovoltaica (proveniente del sol) representan inyecciones intermitentes que deben ser acomodadas en los sistemas eléctricos y las redes de transmisión.

 

Aun así, “la energía solar fotovoltaica aún es de costos mucho mayores que la eólica (4 ó 5 veces más cara), por lo que su desarrollo es menos atractivo para el país”. De hecho, pese a que se han reducido los costos de la energía fotovoltaica, todavía requiere de grandes subsidios en la Unión Europea para poder desarrollarse.

PUBLICIDAD

 

GEOTERMIA Y DE LOS MARES

PUBLICIDAD

 

Respecto de las otras dos energías que al menos en el papel representan un gran potencial de generación en nuestro país, geotermia y mareomotriz, el profesor Rudnik dijo a La Nación que más allá del potencial que tienen ambas, las realidades de cada una es muy distinta.

 

“El principal desafío de la energía geotérmica está en sus altos riesgos de exploración, se requiere costosas inversiones para identificar zonas geotérmicas explotables porque es como buscar petróleo. Si se tiene éxito, la generación resultante será muy competitiva. Sin embargo, el riesgo es no encontrar dichas zonas, después de haber destinado millones de dólares a su exploración”, señaló.

 

Para la generación mareomotriz es distinto. “Las tecnologías de generación aún están en fase experimental y son muy costosas. Igual en nuestro país estamos avanzando en la identificación del potencial de este recurso, por ejemplo, en la Universidad Católica formulamos un proyecto de investigación para medir en terreno las características de las corrientes submarinas en el Canal del Chacao y su potencial eléctrico”, explicó.

 

Para que el desarrollo de las ERNC continúe en el país, Rudnik insistió en que “el Gobierno debe mantener el apoyo al desarrollo y exploración de estas tecnologías, sin necesariamente forzar su utilización, pero preparando al país para su incorporación en la medida que los costos de ellos se hagan competitivos”. En este sentido, destacó las acciones que lleva a cabo la CORFO.

 

FUENTE ORIGINAL

Comentario/s

Deja tu comentario