Energía solar del Sahara: revive el plan tunecino de proveer a Europa

  • “La empresa de generación eléctrica TuNur Ltd solicitó al Ministerio de Energía, de Minas y de Energías Renovables de Túnez, que le autoricen la construcción de un proyecto, basado en la captación de 4.5GW de energía solar, destinados a alimentar Europa, una vieja idea que aparentemente podría hacerse realidad.”

Comparte esta noticia!

Un viejo proyecto que se renueva

El mega proyecto solar se instalaría en un complejo solar que se ha establecido recientemente en el desierto del Sáhara, cerca de Réjim Maâtoug (gobernación de Kébili) y que se ubica en el suroeste de Túnez. Se espera que dicha iniciativa genere más de 20.000 puestos de trabajo, directos e indirectos.

Se emplearía una tecnología denominada CSP (Energía Solar Concentrada), que utiliza espejos parabólicos con los que se calienta la sal fundida de una torre y con dicho calor se forma vapor de agua, que es el que hace mover las turbinas de generación.   

 

TuNur Ltd es una empresa privada con sede en el Reino Unido, que tiene como principal accionista a Nur Energie un desarrollador de energía solar británico y cuenta con el aporte financiero de inversores tunecinos y malteses.

Hace ya unos años se intentó llevar a cabo un proyecto similar, llamado Desertec, que contaba con financiación alemana y que pretendía exportar energía solar a Europa desde Túnez, pero la iniciativa fue abandonada, principalmente por la inestabilidad política que rige en Medio Oriente.

 

PUBLICIDAD

El Jefe de Operaciones de TuNur, Daniel Rich, sostiene que, los costos de producción para la primera fase rondarán los 72 millones de euros, lo que supone un costo 0.9 €/kWh. Según Rich: “hoy en día Europa es un mercado que necesita electricidad de baja emisión de carbono y ya tiene los mecanismos para importar energía de otros países”.

Y agregó que: “el Sáhara es una región con recursos solares extremos y una gran necesidad de desarrollo e inversión. Es el sitio ideal para aprovechar este tipo de tecnologías, que satisfacen las demandas actuales, a precios muy competitivos y que tendrá un impacto económico local, muy alto y positivo”.

 

PUBLICIDAD

Fases de conexión

El megaproyecto se dividirá en tres fases diferentes, de acuerdo a las tres rutas que tendrá que seguir la energía, para abastecer a sus vecinos europeos. mediante cables submarinos del tipo HVDC. El primer cable se conectará con Malta, con el fin de transferir de 250 a 500MW de energía solar.

Ya existe una conexión entre Malta y el continente europeo, mediante una de línea eléctrica submarina de 100 km, que transmite electricidad a la isla italiana de Sicilia, por lo que solo habrá que colocar 500 km de cable, para llegar de Túnez a Malta.

 

PUBLICIDAD

El segundo cable, que transferirá 2000MW, tendrá como destino final un punto de apuntalamiento situado al norte de Roma, en el centro mismo de Italia. Esta ruta ha sido motivo de estudio durante muchos años y se considera prioritaria a nivel financiero y de desarrollo, puesto que forma parte del Proyecto de Interés Común, que abarca a todas las naciones de la UE.

El tercer cable aún está por decidirse, pero lo más probable es que se establezca entre Túnez y Francia, llegando a la nación gala, a través de la ciudad de Marsella y la transferencia energética sería muy similar a la de la conexión italiana.

 

Kevin Sara, el CEO de TuNur explicó que, dado que el Sahara recibe dos veces la cantidad de energía solar que otros lugares situados en Europa central, con la misma inversión, el proyecto tunecino será mucho más productivo.

REDACCION/ECOTICIAS.COM

Comentario/s

Deja tu comentario