ANPIER quiere promover un modelo basado en parques fotovoltaicos medianos y pequeños

  • Anpier lanza una campaña para que las multinacionales no expulsen a las pymes en el mercado de generación de electricidad.

Comparte esta noticia!

  • Esta organización pide facilitar el acceso al ciudadano, al grueso de la generación, la que nutre a la inmensa mayoría de hogares y pymes: la gran comunidad energética que debería ser nuestro sistema eléctrico

Anpier, la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica, ha lanzado una campaña de comunicación para promover un modelo de transición energética basado en parques fotovoltaicos medianos y pequeños, porque no producen impactos graves sobre el territorio, son más eficientes, generan más empleo y están al alcance de las iniciativas empresariales locales: pymes y autónomos, dejando los beneficios en las economías de proximidad.

En dicha campaña se expone que “las 60.000 familias pioneras de la generación fotovoltaica en España han madurado una tecnología esencial para emprender con éxito la transición ecológica, y han demostrado que la ciudadanía es capaz de organizarse para gestionar instalaciones de suministro. Ahora,nos resistimos a que se nos relegue, únicamente, al autoconsumo individual o en comunidad. Queremos participar en el mercado eléctrico”.

ANPIER quiere promover un modelo basado en parques fotovoltaicos medianos y pequeños

El nuevo marco energético comunitario, cuyas bases se establecieron a finales de 2016, con el denominado “Paquete de Invierno” de la Comisión Europea, propuso “situar a la ciudadanía en el centro de la transición energética”; sin embargo, ese supuesto papel protagonista de la ciudadanía, se trata de justificar únicamente a través de los autoconsumos individuales o colectivos,sin facilitar el acceso al ciudadano, al grueso de la generación, la que nutre a la inmensa mayoría de hogares y pymes,la gran comunidad energética que debería ser nuestro sistema eléctrico.

El Presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca, apuntaque esta situación es como decirnos, buscando un paralelismo con la producción de pan: “usted haga pan en casa o con sus vecinos y amigos; pero nada de participar en la fabricación y distribución de este producto”, todo ello,añade Martínez-Aroca, “bajo una supuesta optimización que, si se extrapolara a todos los ámbitos de la economía, nos dejaría con un reducido grupo de grandes empresas multinacionales por sector, que además tienden a procurar ventajas fiscales singulares fuera de nuestro país”.

A juicio de Martinez-Aroca“la economía de mercado solo funciona si participan grandes, medianos y pequeños; si este equilibrio se quiebra, en virtud de esa supuesta optimización de recursos y economías de escala,el mercado se autodestruye, porque se concentran los beneficios y la riqueza y, de esa manera, el reflejo social será lapérdida de empleos y de poder adquisitivo; la desaparición de las clases medias y el sistema de bienestar”.

Anpier considera que un modelo basado enmega parquesno parece la solución más eficiente, porqueel transporte de la energía que producen tiene costes y pérdidas que soportan las familias y pymes consumidoras en la factura,y un impacto desproporcionado en el territorio. Los parques pequeños se adaptan mejor a los entornos naturales, su energía no necesita alta tensión, porque se puede absorber en la propia red de distribución.Los parques solares de menos de 5 MW conectados a media tensión, ofrecen una respuesta más social y sostenible. Por eso, esta organización sostiene que una de las claves está en el tamaño, con un eslogan ilustrativo: en esta transición energética, pensemos a lo grande: hagamos parques pequeños.

PUBLICIDAD

ANPIER promueve, desde sus orígenes, un modelo energético sostenible y social, y, si bien parece encomiable los esfuerzos del Ministerio para la Transición Ecológica y del IDAE para fomentar la necesaria transición hacia la descarbonización de nuestro sistema energético, no es menos cierto queel modelo que se está imponiendo, también con las subastas celebradas hasta la fecha, entrega la generación a grandes parques y a grandes empresas.

Es comprensible que el sistema eléctrico requiera contar con grandes instalaciones, pero el grueso de la potencia fotovoltaica que se incorpore no debe pivotar sobre esta tipología de mega plantas, que habrían de ser más excepción que norma, y contar con ubicaciones geográficas definidas por las administraciones.

Por otra parte, Anpier propone que se celebren subastas destinadas a pequeñas empresas, micro pymes y autónomos, pareciendorecomendable establecer un tramo de potencia específico, reservando para parques de potencia de hasta 2 MW, para micro pymes y autónomos, con un suelo retributivo de 35 €/MWh, dado que solo de esta manera lograrían financiación para desarrollar los proyectos,en los que se podría considerar factores que condicionen este suelo retributivo a través de discriminadores tales como la garantía de empleos generados en la zona por cada MW instalado u otros de carácter medioambiental o social, considerando que la dimensión reducida de estos proyectos ya suponen un menor impacto en el territorio desde la óptica medioambiental o/y paisajística.

Hueso de aceituna ‘biomasa’ en estado puro

Hueso de aceituna ‘biomasa’ en estado puro

La tecnología termosolar cumpliendo los objetivos del PNIEC afectaría...

La tecnología termosolar cumpliendo los objetivos del PNIEC afectaría  al PIB de más de 45.000 millones de euros

Comentario/s

  • Miguel Sanchez Oller - sábado 08 mayo 2021

    Doy la razón al Sr. Martínez Aroca, el sostenimiento de de muchas mini empresa se queda los muchos o pocos beneficios en la localidad o zona, la gran empresa en un momento dado hace un conjunto de 10 campos de fútbol en una extensión que rompe la fisonomía del terreno, mañana por una desconocida circunstancia abandona, se aleja, deja una de solacion de paisaje y le da igual. El lugareño cuida su empresa con mimo y procura mantenerla y si acaso retribuir se algo con ella. Me parece gran idea la del minifundio, cada cual con su parcela de erial, que las hay, no confundamos y no destrcemos la tierra de labor y el medio ambiente que siempre hemos disfrutado. Seamos equitativos ordenemos y legislemos bien, pero demos oportunidades a los pequeños que bien dirijidos lo harán también bien. Es mi humilde opinión. Saludos

  • Terrón Tentor - viernes 07 mayo 2021

    Se quejan ahora que se han dado cuenta de que se quedan sin pastel, pero de los derechos de los afectados por las expropiaciones forzosas, la pérdida de biodiversidad, las afecciones paisajísticas graves o la desaparición del mundo rural no dicen nada

Deja tu comentario