España defiende la compatibilidad de las energías renovables y la protección de la biodiversidad

  • La vicepresidenta ha señalado que el Gobierno trabaja en un marco que permita fortalecer criterios ambientales comunes para todas las Administraciones.

Comparte esta noticia!

  • El MITECO estudia distintas alternativas para priorizar proyectos maduros, solventes y sostenibles
  • Ribera ha explicado que se trabajará con un grupo de académicos (ecólogos, tecnólogos, expertos en economía y desarrollo energético, geógrafos…) para compatibilizar el despliegue renovable con la integración de las personas en el territorio, la biodiversidad y el paisaje y el cumplimiento de los estándares de transformación del sistema energético

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha subrayado su compromiso para garantizar la compatibilidad entre el despliegue renovable necesario para alcanzar los objetivos climáticos y la protección de la biodiversidad y el medio natural en las primeras “Jornadas por unas Renovables Responsables”, organizadas por SEO/BirdLife y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Partiendo de la premisa de que la principal amenaza para la biodiversidad es el cambio climático, la vicepresidenta se ha referido a la creciente preocupación por parte de los agentes en el territorio, que ven que se está produciendo un aluvión de peticiones de proyectos renovables muy por encima de lo que se estima es necesario para cumplir con nuestro objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a 2030.

España defiende la compatibilidad de las energías renovables y la protección de la biodiversidad

A este respecto, Ribera ha señalado que la transformación del sistema energético no puede llevarse a cabo sólo con autoconsumo y comunidades energéticas locales y que serán necesarias algunas plantas de tamaño industrial. No obstante, ha advertido que el Gobierno será exigente para que estos proyectos tengan solvencia ambiental y social.

Ordenación del territorio

Entre las líneas en las que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) está trabajando están los mapas de zonificación, una herramienta cartográfica ya disponible que orienta la toma de decisiones de los responsables de planificación y promotores de proyectos de energías renovables, en concreto de la eólica y la solar fotovoltaica, al facilitar la identificación de los valores ambientales o figuras de protección que puedan afectar las decisiones de ubicación o diseño de estos proyectos.

La ordenación del territorio y la protección ambiental y de la biodiversidad son competencia de las comunidades autónomas, al igual que una buena parte de las funciones de evaluación de impacto ambiental por lo que es capital fortalecer la colaboración entre Administraciones.

“Las centrales eólicas y fotovoltaicas tienen un gran conocimiento sobre cómo hacer compatible su desarrollo con otros usos para minimizar el impacto en el territorio y facilitar el uso de estos espacios. Debemos dar cobertura y trabajar con los actores locales que están desarrollando iniciativas que compatibilizan el desarrollo de estas plantas con otros usos, como es el caso de la agrovoltaica”, ha apuntado la vicepresidenta.

PUBLICIDAD

Reivindicar una moratoria es renunciar a una década

“Reivindicar una moratoria hasta que no haya nuevos planes de ordenación territorial equivale a renunciar a una década entera, una década clave en la transición energética. No se puede partir de cero, se trata de reforzar los mecanismos existentes”, ha señalado Ribera, para quien tampoco es razonable rechazar de plano las nuevas soluciones tecnológicas, que tienen menor impacto que todas las tecnologías energéticas desplegadas hasta ahora, además de ser ocupaciones desmontables con capacidad de introducir correcciones (de tamaño, de convivencia con especies y con otras actividades).

Asimismo, el MITECO ha destacado el impacto del volumen de trabajo en la Administración que supone una actividad promotora “no siempre seria sino con intención táctica”. A tal efecto se ha planteado la oportunidad de introducir una tasa de tramitación que sirva de filtro para priorizar proyectos maduros, solventes y compatibles con la menor afección ambiental, evitando así el colapso de las administraciones ante el aluvión de expedientes.

Instrumentos adicionales

Asimismo, ha reivindicado la necesidad de profundizar en los sistemas vigentes mejorándolos con instrumentos adicionales. Por ejemplo, en cuanto a nuevos desarrollos offshore y de la fotovoltaica flotante, se trabaja para identificar las zonas donde pueden ubicarse estos proyectos. En el territorio, por su parte, se podrían introducir en los concursos de los nudos de acceso criterios que tengan en cuenta el aprovechamiento de los recursos endógenos y los beneficios locales, mecanismo que ya se utiliza en los concursos de los nudos de acceso en zonas de transición justa.

PUBLICIDAD

La vicepresidenta ha explicado, además, que se trabajará con un grupo de académicos mixtos (ecólogos, tecnólogos, expertos en economía y desarrollo energético, geógrafos…) para mejorar la integración de tres grandes principios: las personas en el territorio, la biodiversidad y el paisaje y el cumplimento de los estándares de transformación del sistema energético.

Ribera ha insistido en que el Gobierno mantiene un fuerte compromiso con el desarrollo de energías renovables responsables: “Es la primera vez que tenemos acceso a formas modernas de energía con menor afección en el medio natural. Ni por emisiones, ni por calidad del aire, ni por riesgo para las aguas subterráneas o por gestión de residuos es comparable lo que significa la presencia de un aerogenerador o de una instalación fotovoltaica en un determinado territorio con las implicaciones de las grandes centrales que todavía existen en nuestro país”.

Fuente: Miteco

Comentario/s

  • Jose Antonio Pinzolas - viernes 28 mayo 2021

    Si que es cierto lo del mapa de zonificación del MITECO. Estas zonas deberían excluirse las instalaciones solares y fotovoltaicas, pero nada más lejos de la realidad. En el caso de Aragón, se lo saltan a la torera. Hacen caso omiso de estas zonas de exclusión de alta biodiversidad y que en muchas ocasiones están perjudicando a especies en grave peligro como son las aves esteparias. Otra cuestión muy grave es que se parten los parques en trozos para que nunca lleguen a los 50MW. Se ven parques eólicos y fotovoltaicos que son de 49,99MW, otro del mismo promotor justo al lado también con los mismos 49,99MW y así. En realidad son particiones artificiosas y fraudulentas, pero de esta manera se tramitan desde el Inaga que los deja pasar sin ningún problema, y aunque los impactos en la fauna sean severos. Hacen caso omiso a las zonas de exclusión del MITECO. ¿ que hacemos entonces?

Deja tu comentario