Una ‘Hoja de Ruta para el Desarrollo de la Eólica Marina y de las Energías del Mar en España’ para soñar

  • La Hoja de Ruta impulsa de forma decidida el desarrollo de la energía eólica marina en España, definiendo aspectos clave que favorecen la coordinación entre todos los agentes involucrados. 

Comparte esta noticia!

  • Para AEE, el objetivo debe ser proporcionar la continuidad y visibilidad necesarias para atraer inversiones y consolidar un tejido industrial y de I+D alrededor de la actividad generada. 
  • España ofrece infraestructuras de referencia internacional para el desarrollo tecnológico de la eólica marina. 
  • El sector de la eólica marina en España está en condiciones de contribuir significativamente a los objetivos globales a 2030 y 2050.

Tras el análisis del borrador de la Hoja de Ruta, la Asociación Empresarial Eólica (AEE) considera que el documento contempla los principales aspectos necesarios para avanzar en el desarrollo de la eólica marina en España: 

  1. Definición de objetivos específicos de potencia instalada (de 1 a 3 GW a 2030), y unas bases preliminares al horizonte 2030- 2050, en línea con la planificación de la Unión Europea. Además de proporcionar la visibilidad necesaria para atraer inversiones y consolidar un tejido industrial, disponer de unos objetivos específicos de eólica marina permitirá articular de manera más eficiente la compleja coordinación entre los múltiples agentes y administraciones que deberán participar en la implementación de la hoja de ruta.
  2. Establecimiento de un marco regulatorio coordinado, estable y predecible, en cuanto a régimen retributivo, procedimientos de tramitación administrativa, ordenación del espacio marítimo y conexión a red, acordes a los objetivos planteados.
  3. Definición de ubicaciones geográficas, en coordinación con los planes de ordenación del espacio marítimo.
  4. Indicaciones de las necesidades de conexión que la Planificación de la Red de Transporte debe recoger en las zonas identificadas en los POEM.
  5. Planteamiento de un despliegue acelerado en Canarias, que permitirá abaratar la factura energética de las islas.

Por otro lado, AEE identifica aspectos que, aunque no se contemplan en la Hoja de Ruta, se podrán desarrollar regulatoriamente en el corto como un calendario de implementación a corto, medio y largo plazo, junto con la propuesta de los mecanismos concretos de financiación para hacer viable el despliegue de la eólica marina en España.

España es un país con posicionamiento internacional, contrastada experiencia y gran capacidad de desarrollo tecnológico e industrial en el sector marítimo y, en particular, en el de las energías renovables marinas. La dilatada y contrastada experiencia española en disciplinas como la energía eólica, la construcción naval, la ingeniería civil, la construcción de grandes infraestructuras (metálicas y de hormigón), la industria marítima auxiliar, el transporte marítimo, o la gestión portuaria se presenta ahora de aplicación directa al desarrollo innovador de la cadena de suministro de la eólica marina.

Para Juan Virgilio Márquez, CEO de AEE: “En España, a pesar del elevado potencial innovador existente en eólica marina y de los esfuerzos ya realizados en determinados ámbitos, es necesario seguir profundizando en fórmulas que mejoren la instalación de prototipos demostrativos a escala real y conectados a red, así como la implementación de parques precomerciales flotantes, que permitan validar las tecnologías españolas en curso de desarrollo y habilitar su entrada en el mercado.

De este modo nos podremos acercar a la situación en otros países europeos en los que se está realizando una apuesta firme por impulsar la tecnología eólica flotante, en línea con los objetivos de la UE para liderar esta tecnología, a través del establecimiento de marcos regulatorios y retributivos específicos que permiten desarrollar proyectos innovadores de eólica marina”. 

España es uno de los países de la UE con mayor potencial para el establecimiento de objetivos de la eólica marina: 

  • En España existen 6.000 kilómetros de costa disponibles, con recurso eólico estable y abundante, con emplazamientos no aprovechados hasta ahora para producir energía eólica en el mar. El aprovechamiento de estos recursos naturales disponibles, realizado dentro del marco de la conservación y utilización en forma sostenible de los océanos y los recursos marinos, contribuirá a la evolución del país hacia la neutralidad climática y a la vez creará nuevas oportunidades de crecimiento y empleo.
  • La eólica flotante es viable técnicamente en gran parte del litoral español, ampliando enormemente el número de emplazamientos disponibles. Además, ya es económicamente eficiente en determinadas zonas geográficas como Canarias, cuyos costes de generación eléctrica son bastante más elevados. 
  • Las importantes capacidades de la industria española, tanto del sector eólico como naval, que permiten abarcar toda la cadena de suministro, y que ya se encuentran exportando componentes para parque eólicos marinos europeos. La existencia de un mercado local en España permitirá mantener el posicionamiento competitivo de la industria offshore española, aumentando además su aportación al PIB y la generación de empleo cualificado.
  • Las capacidades tecnológicas del sector de I+D español, en eólica marina en general y en flotante en particular, al contar con varias plataformas de ensayo en nuestro territorio y múltiples prototipos experimentales en curso de desarrollo por empresas españolas.

La eólica flotante, una solución tecnológica made in Spain

La eólica marina flotante ha dejado de ser un nicho tecnológico y permite la instalación de parques comerciales en emplazamientos de aguas profundas, con excepcionales condiciones de viento, precisamente aquellos que mejor se ajustan a las características del litoral español.  Para el horizonte 2030 se espera una rápida evolución y maduración de la energía eólica marina flotante en Europa, con reducción de costes, llegando a los 100-80 EUR por MWh en 2025 y 40-60 EUR por MWh en 2030. 

PUBLICIDAD

Se espera que en los próximos años la curva de aprendizaje/ evolución del coste de la eólica flotante siga un patrón similar o incluso más acelerado que el que la eólica marina de cimentación fija ha experimentado los últimos años. En la actualidad existen al menos tres ejemplos de soluciones tecnológicas flotantes, con distintas características (semi-sumergible, spar y barge), que ya han superado la instalación de proyectos precomerciales y han demostrado la madurez tecnológica necesaria para competir en el mercado.

Por tanto, en la actualidad ya existe garantía de concurrencia si se establecen mecanismos competitivos para la instalación de parques comerciales, tanto a nivel de tecnologías flotantes, como de fabricantes de aerogeneradores o del resto de componentes de un parque eólico marinoAEE, en representación de sus empresas asociadas, considera que el sector de la eólica marina en España está en condiciones de contribuir significativamente a los objetivos globales a 2030 y 2050.

Comentario/s

Deja tu comentario