Menos familias energéticamente pobres en Valencia

  • El proyecto europeo Power Up tiene varios objetivos, entre los que destaca la promoción de la energía solar fotovoltaica y garantizar que todas las personas ejerzan su derecho a tener energía eléctrica. Gracias a este proyecto, cien familias que viven en la Comunidad Valenciana podrán dejar de padecer pobreza energética.

Comparte esta noticia!

Un centenar de familias de València en situación de pobreza energética se beneficiarán del proyecto europeo Power Up, que tiene entre sus principales objetivos garantizar el derecho a la energía de todas las personas y la promoción de energía solar fotovoltaica. Durante cuatro años el centro de innovación Las Naves y la Fundación València Clima i Energía trabajarán de forma conjunta, dentro del proyecto europeo Power Up, para proveer de energía renovable a hogares de la ciudad de València en situación de pobreza energética.

Liderados por la asociación de autoridades europeas locales Energy Cities, se desarrollarán pilotos en España, Bélgica, Países Bajos, Italia, República Checa y Macedonia del Norte. Mediante este proyecto, se aprovecharán tejados públicos y privados de la ciudad de València para acoger instalaciones de energía solar fotovoltaica que suministrarán energía a 100 familias vulnerables.

El concejal de Innovación, Carlos Galiana, ha hecho hincapié en que "es fundamental garantizar que todas las personas tengan el derecho a la energía: algo tan básico y necesario no puede ser un lujo". "Y con el proyecto Power Up abordamos este problema, al mismo tiempo que fomentamos las energías renovables", añade el edil en un comunicado.

Por su parte, el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramón, destaca que "Power Up nos permitirá explorar e impulsar los modelos colectivos de generación de energía renovable que mejor se ajusten a la ciudad, reivindicando a su vez el derecho a la energía de todos los ciudadanos, especialmente los más vulnerables, y avanzando en la hoja de ruta de descarbonización de la ciudad".

Comunidades energéticas

El proyecto impulsará modelos colectivos de generación de energía, con alta participación ciudadana en el diseño y la toma de decisiones, como es el caso de las comunidades energéticas. El consistorio, a través de la Oficina de la Energía, está impulsando las dos primeras comunidades energéticas de la ciudad en Castellar-L'Oliveral y los barrios de Aiora e Illa Perduda, a las que se ha unido recientemente la comunidad energética solidaria impulsada por el colegio Ballester Fandos situado en el barrio de la Malva-rosa.

Asimismo, a través de Las Naves se está impulsando una planta fotovoltaica cofinanciada por la ciudadanía con beneficios sociales. Estos nuevos modelos de producción de energía servirán como base e inspiración para su multiplicación por toda la ciudad en el marco de Power Up. Con ellos se pretende que los ahorros generados por las instalaciones sean reinvertidos en medidas de eficiencia energética de las que se beneficien hogares en situación de vulnerabilidad.

PUBLICIDAD

Con este proyecto también se persigue la inclusión de hogares vulnerables en las comunidades energéticas, de modo que puedan beneficiarse de energía limpia, barata y de proximidad sin tener que asumir el desembolso inicial necesario, buscando fórmulas de financiación innovadoras e inclusivas.

Comentario/s

Deja tu comentario