El rechazo a las prospecciones de Canarias debe acompañarse de un nuevo modelo energético y de desarrollo

Ben Magec-Ecologistas en Acción advierte de que la posición del Gobierno de Canarias contra las prospecciones, para ser coherente, debería estar acompañada de una apuesta decidida por un nuevo modelo energético

Aunque Ben Magec–Ecologistas en Acción valora positivamente la oposición del Gobierno de Canarias contra las prospecciones petrolíferas, le recuerdan que el modelo de desarrollo insostenible que los tres grandes partidos han impulsado en Canarias en las últimas décadas, basado en el uso de combustibles fósiles,está acarreando otras consecuencias que ya se perciben,como la enorme contribución de Canarias al Cambio Climático y la consagración del archipiélago como plataforma logística para el expolio de recursos naturales. El creciente tráfico de plataformas petrolíferas y barcos cargados de combustibles por nuestras aguas son un ejemplo de esa tendencia.

Ben Magec-Ecologistas en Acción advierte de que la posición del Gobierno de Canarias contra las prospecciones, para ser coherente, debería estar acompañada de una apuesta decidida por un nuevo modelo energético, además de por el diseño de un modelo socioeconómico mucho más sostenible y por el tajante rechazo y eliminación de cualquier actividad o entidad que pretenda convertir a Canarias en una plataforma logística de apoyo a la explotación de los recursos energéticos de terceros países. Sostienen que algunas de estas consecuencias hace tiempo que se perciben, por lo que las prospecciones no son la única amenaza en Canarias que deriva del petróleo.

El Puerto de Las Palmas es actualmente una base de apoyo para el control militar de buques petroleros que provienen del Golfo de Guinea. Allí está Nigeria, sumida en la pobreza, la guerra y el deterioro ambiental, a pesar de ser uno de los principales productores del petróleo del mundo, y también está Guinea Ecuatorial, un país, sumamente empobrecido, gobernado por el dictador Teodoro Obiang, con el que, a pesar de su conocido historial de atentados contra los derechos humanos, las máximas instituciones españolas mantienen relaciones comerciales, entre otras con la industria del petróleo y el gas natural. Según Ben Magec-Ecologistas en Acción “esta tendencia, sigilosamente, está convirtiendo a Canarias en una plataforma de apoyo a los intereses de grandes trasnacionales del petróleo”.

- Advertisement -

Por otra parte, la Federación ecologista afirma que las consecuencias del Cambio Climático están derivando en catástrofes como la sucedida recientemente en Filipinas. “Canarias se sitúa a la cabeza en emisiones de gases de efecto invernadero en el Estado español. El modelo territorial y económico por el que, a pesar de la crisis, sigue apostando el Gobierno de Canarias depende completamente del uso de combustibles fósiles, fundamentalmente para mantener el alto nivel de motorización individual y un modelo turístico que prima la cantidad de turistas que se reciben, a pesar de que esta cantidad no vaya asociada a una mejora en los niveles de desempleo”.

Las consecuencias que tendrían las prospecciones petrolíferas y la actividad extractiva en las aguas ultraprofundas cercanas a Canarias pondrían en serio peligro no sólo la sostenibilidad de los valiosos ecosistemas marinos y terrestres de un archipiélago rico en biodiversidad, sino además la actividad humana. Además de ello, situaría aún más a Canarias en una escalada de conflictos bélicos y ambientales cuyas consecuencias están ocasionando ya millones de víctimas por todo el Planeta. En este sentido, denuncian “la antidemocrática y tendenciosa campaña que viene haciendo REPSOL y Soria en estas últimas semanas, con falsas promesas a una sociedad sumida en una grave crisis provocada, entre otros por empresas como la propia REPSOL y por personajes como el ministro canario del PP”.

Ben Magec-Ecologistas en Acción avisa al Gobierno de Canarias de que la lucha contra las prospecciones en Canarias sólo tiene sentido si va acompañada de una apuesta firme por un profundo cambio en el modelo económico y territorial, dirigido a la consecución de un nuevo modelo energético basado en el uso de energías limpias y renovables, que además se gestione de forma descentralizada y democrática, así como a la reducción de la necesidad de importar alimentos a través de la revitalización del sector primario, “hasta alcanzar un mínimo aceptable de soberanía alimentaria”.

Por todo ello recuerda que “la apuesta por el gas natural que sí defiende el gobierno regional boicoteará el desarrollo de ese nuevo modelo, y además perpetuará el resto de amenazas que ya se están cerniendo sobre Canarias, como las consecuencias directas de las prospecciones y las explotaciones de crudo, la localización de Canarias como zona de apoyo a los conflictos bélicos por la explotación de los yacimientos de hidrocarburos, y los temibles resultados del ya inexorable calentamiento global”.

http://www.ecologistasenaccion.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés