La explotación de biogás de Valdemingómez no la quiere nadie por la incertidumbre en las renovables

  • Ahora mismo su cartera está revisando el expediente para iniciar de nuevo el proceso de adjudicación. Tras las críticas de la concejala de UPyD Patricia García por los "sobrecostes" en el proceso, Sanjuanbenito ha defendido que se ha inyectado cinco veces más biogás en la red que en 2012.

Comparte esta noticia!

El concurso de explotación del biogás de la planta de tratamiento de Valdemingómez ha quedado desierto, a pesar de que había "varias empresas" que se interesaron por el expediente, que finalmente se echaron atrás por "la incertidumbre de precios" del mercado y por la "nueva fiscalidad", ha lanzado como hipótesis el delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito, en la comisión ordinaria del ramo.

Ahora mismo su cartera está revisando el expediente para iniciar de nuevo el proceso de adjudicación. Tras las críticas de la concejala de UPyD Patricia García por los "sobrecostes" en el proceso, Sanjuanbenito ha defendido que se ha inyectado cinco veces más biogás en la red que en 2012.

La Junta de Gobierno de Madrid el pasado 4 de septiembre la licitación del contrato para la explotación de una planta de tratamiento del biogás procedente de la biometanización, así como la gestión, tratamiento y comercialización del biocombustible por un período de 11 años y 8 meses y un presupuesto de 14,8 millones de euros.

Madrid es la primera ciudad española que inyecta el biogás obtenido de la fracción orgánica de los residuos urbanos en la red gasista de distribución de gas natural. El proyecto permite optimizar energéticamente la gestión de toda la producción de biogás que se genera en las plantas de biometanización. Esto es así porque, además del biometano que se inyecte a la red, parte del biogás se destinará* a la producción eléctrica.

De hecho, en términos de energía renovable, se estima que la planta gestionará un total de 147.964 megawatios hora térmicos anuales, de los cuales 84.380 se utilizarán para la producción de energía eléctrica y 63.584 para su inyección a la red como combustible.

Con toda esta energía transformada en electricidad se podría abastecer el consumo doméstico anual de unas 22.970 viviendas. O bien, si se introduce la totalidad de la energía en la red gasista se podría abastecer anualmente a unos 420 autobuses de la EMT movidos con gas natural.

A&B Laboratorios implementa una planta de autoconsumo de EiDF

A&B Laboratorios implementa una planta de autoconsumo de EiDF

España recibe ‘múltiples’ pedidos de aerogeneradores

España recibe ‘múltiples’ pedidos de aerogeneradores

Comentario/s

Deja tu comentario