Citroën y su clara ofensiva eléctrica con el nuevo Suv C5 tras el COVID19

La ‘fantasmada’ de Albert Rivera que afirma que va a plantar 500 millones de árboles

  • En el imaginario de algunos políticos perdura la imagen machadiana de una España desértica y triste, una imagen de España que no es real.

Comparte esta noticia!

Y no solo Rivera. Cuando se echa un rápido vistazo a los programas electorales de los principales partidos políticos de cara a las Elecciones Generales del 28 de abril se constata que, más allá del surgimiento de una preocupación colectiva por la “España Vaciada”, ningún partido político es consciente de que la mitad del territorio español es superficie forestal, lo que llamamos monte y que, buena parte de esos montes, están cubiertos por árboles.

Paradójicamente, ha sido el éxodo rural la causa del regreso del matorral y el arbolado a una parte de nuestro territorio. En otra parte, la costa, los ecosistemas forestales y litorales han visto sucumbir su capacidad de mitigar el cambio climático bajo el ladrillo. Pero la España interior, la vaciada, se ha ido llenando de matorrales y árboles a través de un proceso lento pero firme, conocido como “regeneración natural”. Pese a los grandes incendios forestales, la cobertura vegetal del suelo en España se encuentra en expansión. Y esta expansión de arbustos, bosques y plantaciones forestales se asocian fundamentalmente con disminuciones importantes en la densidad de población.

La ‘fantasmada’ de Albert Rivera que afirma que va a plantar 500 millones de árboles

España, el segundo país de Europa en superficie forestal

En el imaginario de algunos políticos perdura la imagen machadiana de una España desértica y triste, una imagen de España que no es real. Pero cualquier líder político con aspiraciones a gobernar debería saber que en el territorio español los ecosistemas forestales avanzan, al menos en cantidad. España es el segundo país de Europa después de Suecia en superficie forestal; y el primero de la ecorregión mediterránea. También es el tercero en superficie arbolada después de Suecia y Finlandia. Según las estadísticas, España es una potencia forestal dentro de la Unión Europea.

Pero, una vez más, constatamos que es más fácil ceder a la tentación de proponer medidas imposibles que tengan un impacto en los oídos de la ciudadanía que proponer una política forestal coherente. Una política que afronte los retos de la adaptación de nuestras masas forestales ante veranos más largos y años con menos precipitaciones, potenciar su capacidad de mitigar el cambio climático, seguir reduciendo el riesgo de grandes incendios forestales y aprovechar el potencial del sector forestal para crear empleo en el medio rural.

Explicar la complejidad ante el reto de la conservación de nuestros masas forestales en tiempos del cambio climático es complicado, y los líderes políticos prefieren ir de farol. Albert Rivera ha prometido plantar 10 árboles por cada ciudadano español, 500 millones durante la próxima legislatura. Una medida que, siempre según Rivera, sería financiada por la Unión Europea. Qué astuto, en caso de llegar a gobernar siempre puede echar la culpa a otro por su incapacidad de cumplir esta promesa.
Una vieja promesa

Esta jugada no es nueva. En 2004, cuando Mariano Rajoy era el candidato del PP a la presidencia del Gobierno español, prometió plantar 800 millones de árboles si ganaba las elecciones. Pero no ganó, así que está excusado. En 2007, y con vistas a las elecciones de 2008, Rodríguez Zapatero prometió plantar un árbol por cada ciudadano en cuatro años, 45 millones de árboles en toda la legislatura. Para esa misma contienda Rajoy contraatacó con un Plan de reforestación nacional que supondría plantar 500 millones de árboles a lo largo de la legislatura. La promesa multiplicaba por 10 a la que hacía el entonces presidente de gobierno Zapatero.

PUBLICIDAD

Y no solo en el espacio territorial nacional se farolea con estas cuestiones. Sucesivos alcaldes de Madrid han prometido plantaciones masivas y “anillos verdes” para pintar de verde el contorno urbano de la capital. En 2007, Ana Botella prometió plantar 1,5 millones de árboles en Madrid para luchar contra el cambio climático. Sobra decir que esos prometidos “anillos verdes” están hoy cubiertos de cemento y ladrillo en forma de barrios residenciales y crecimientos urbanísticos acaecidos en la ciudad en las últimas décadas.

No aprenden. Los líderes políticos no se han molestado en analizar por qué anteriores gobiernos no pudieron llevar a cabo esos planes de reforestación tan bienintencionados.

PUBLICIDAD

¿Por qué es una promesa irrealizable?

En primer lugar, un líder político con aspiraciones a gobernar debería saber que el Estado y las Comunidades Autónomas no son propietarias del suelo, y los escasos montes de titularidad pública están ya cubiertos de bosques y plantaciones. La mayoría de la propiedad forestal en España está en manos de propietarios privados (en sus diversas modalidades), en manos de ayuntamientos o son compartidas por comunidades de vecinos en régimen mancomunado. Cuando Zapatero y Rajoy quisieron plantar árboles, acabaron ejecutando proyectos de reforestación modestos en algunos pocos montes, en vías pecuarias y campos de maniobras militares propiedad del Ministerio de Defensa. Y nadie, que sepamos, ha pedido al Ministerio correspondiente el grado de ejecución de aquellas promesas electorales.

En segundo lugar, nuestros políticos deberían saber que donde es más urgente actuar es, precisamente, donde es más difícil hacerlo. La España seca, la que se parece al desierto o está en riesgo de desertificación, y sus correspondientes cabeceras de cuencas hidrográficas, deberían ser la prioridad, tras los correspondientes convenios y acuerdos con sus propietarios. Los procesos de desertificación constituyen una de las principales amenazas que se ciernen sobre gran parte del territorio español como consecuencia del calentamiento global y sucesivos informes señalan que más de un tercio del suelo de España, concretamente un 35%, está sujeto a riesgo significativo de desertificación.

Si Rivera, Casado, Sánchez, Iglesias y demás líderes políticos quieren hacer algo por los montes españoles, y por ende por la “España Vaciada”, podían rememorar el espíritu de consenso alcanzado entre los grupos parlamentarios del Senado cuando en mayo de 2011 apoyaron una moción que instó al Gobierno a elaborar y propiciar una estrategia de mejora de la competitividad del sector forestal y de la madera, en colaboración con las CC.AA, asociaciones forestalistas e industria.

PUBLICIDAD

Está bien plantar más árboles, en especial donde se necesitan, pero es mejor conservar y aprovechar lo que ya tenemos. Son necesarias políticas de conservación de nuestras masas forestales y medidas de adaptación al cambio climático, promoviendo una gestión adaptativa a los nuevos parámetros climáticos (veranos más largos, más olas de calor, menor precipitación, etc.) y sus consecuencias (estrés hídrico, plagas, riesgo de grandes incendios forestales).

Y dentro de este contexto, son urgentes medidas para incentivar y apoyar la planificación y ordenación de los aprovechamientos forestales, que se cumpla la legislación en materia de planificación ante el riesgo de incendios forestales, el uso ordenado y sostenible de la biomasa para producción de energía, la agrupación de propietarios para combatir el minifundismo; la promoción del uso de la madera como material de origen sostenible y reciclable; fomentar el “vertido cero” de madera al vertedero; promover en los procesos de compra pública, la compra verde para fomentar la utilización de productos de madera; etc.

El verdadero reto: reducir las emisiones

Los bosques son también víctimas del cambio climático. Es importante que nuestros líderes políticos dejen de prometer árboles como solución al cambio climático y que asuman el verdadero reto: reducir emisiones en todos los sectores, especialmente en el energético, el transporte y el residencial; no utilizar el efecto sumidero de los bosques para evitar reducir emisiones en sectores clave; preservar la salud de los ecosistemas existentes y sus servicios ambientales con políticas de adaptación al cambio climático y gestión sostenible de los recursos forestales, humedales, litoral, etc.; combatir los incendios forestales desde una visión integrada que combine investigación de las causas, la persecución del delito, una mejor planificación del territorio con políticas preventivas en zonas de riesgo, mejora de los medios de extinción y condiciones laborales dignas al colectivo de extinción.

PUBLICIDAD

Rivera, no puedes utilizar los árboles como excusa para no comprometerte con los objetivos del Acuerdo de París. Además de promover y mejorar las políticas para conservar los bosques que ya tenemos, necesitamos que asumas unos objetivos de reducción de emisiones para el estado español de al menos un 55% en 2030 respecto a 1990 y descarbonización completa para 2040.

Necesitamos la sustitución de las fuentes de energía sucias y peligrosas por renovables, con prioridad a la participación de la sociedad en la generación eléctrica renovable, el autoconsumo (tanto individual como compartido y de proximidad), el almacenamiento, el libre intercambio y la gestión de la demanda. Y frenar el crecimiento de la demanda energética y fomentar el ahorro, la eficiencia energética y la electrificación para la reducción de gases de efecto invernadero.

Y en estas circunstancias, si logramos evitar un incremento de la temperatura media global superior al 1,5 ºC, quizás podremos evitar una catástrofe para nuestros montes. Y la “España Vaciada” solo podrá tener futuro si tiene en el sector forestal uno de sus pilares.

Para más información: Greenpeace

Polémica sobre los fresnos talados en Reinosa

Polémica sobre los fresnos talados en Reinosa

Muestreos biológicos en ríos de la cuenca del rio Duero

Muestreos biológicos en ríos de la cuenca del rio Duero

Comentario/s

  • Lidia - viernes 19 abril 2019

    No sé lo que hará Podemos con respecto al medio ambiente, aún no ha gobernado, pero al menos está Equo con ellos. Los demás, los que ya han gobernado está claro lo que hacen y Ciudadanos imposible que haga algo por la naturaleza cuando es el IBEX el que le dicta el camino. Que desgracia le ha tocado a este planeta con nosotros, a ver si el movimiento juvenil impulsado por Greta consigue algo y no se queda en agua de borrajas como el 15M. Todos veganos y concienciados ya o no habrá nada...

Deja tu comentario

Tecnología verde para detectar y monitorizar las floraciones de algas nocivas
Tecnología Verde

Tecnología verde para detectar y monitorizar las floraciones de algas nocivas

Herramientas diseñadas por científicos del CSIC utilizan imágenes captadas por los satélites Sentinel-2 y...

Tecnología verde para identificar edulcorantes en la miel
Tecnología Verde

Tecnología verde para identificar edulcorantes en la miel

La Universidad de Cádiz emplea un método sostenible para detectar posibles alteraciones en los compuestos de la miel.

Tecnología verde para crear un producto a partir de residuos de remolacha azucarera que sustituye al plástico
Tecnología Verde

Tecnología verde para crear un producto a partir de residuos de remolacha azucarera que sustituye al plástico

La importancia del producto ideado por estos investigadores radica no solo en su composición sostenible e innovadora, sino...

Tecnología verde para un nuevo algoritmo que predice la dificultad para combatir un incendio forestal
Tecnología Verde

Tecnología verde para un nuevo algoritmo que predice la dificultad para combatir un incendio forestal

El Laboratorio de Incendios Forestales de la Universidad de Córdoba (UCO), en colaboración con la Estación de...

Evitar la pobreza con el consumo de moda sostenible
Moda Sostenible

Evitar la pobreza con el consumo de moda sostenible

Las organizaciones, en el marco de la campaña 'Si Cuidas el Planeta, Combates la Pobreza' han analizado en este año a lo largo...

Moda ‘sostenible’ con tejido reciclado de vaqueros
Moda Sostenible

Moda ‘sostenible’ con tejido reciclado de vaqueros

La empresa catalana Back to Eco ha lanzado su primera línea de moda, con el nombre de 'Infinit Denim', fabricada a partir del tejido...

Freewaves by Funstep, la ropa sostenible: ‘La ecología a tus pies’
Moda Sostenible

Freewaves by Funstep, la ropa sostenible: ‘La ecología a tus pies’

Desde hace un tiempo moda y ecologismo parecen ser dos conceptos que van bastante de la mano. Tanto es así, que firmas de ropa muy...

Moda sostenible por ‘naturaleza’
Moda Sostenible

Moda sostenible por ‘naturaleza’

Todos los años por estas fechas hay una imagen que copa los medios de comunicación y que me causa verdadero estupor: la avalancha de...

Corcho y pino mediterráneo una buena idea para la construcción sostenible
Sostenibilidad

Corcho y pino mediterráneo una buena idea para la construcción sostenible

Un sistema ecológico e innovador, basado en el corcho y el pino mediterráneo, se aplicará a la construcción...

‘Energía 3D’ el ahorro energético definitivo
Sostenibilidad

‘Energía 3D’ el ahorro energético definitivo

El proyecto “Energía 3D”, interactivo y con un fin didáctico y pedagógico nació para poner en...

Las mujeres sufren los químicos ‘tóxicos’ de tampones y compresas
Sostenibilidad

Las mujeres sufren los químicos ‘tóxicos’ de tampones y compresas

En un comunicado este miércoles, Rezero también ha advertido de sus efectos en el medioambiente, ya que constan entre los diez...

Los arquitectos se implican en el futuro de las ciudades sostenibles
Sostenibilidad

Los arquitectos se implican en el futuro de las ciudades sostenibles

Los expertos consideran que la ciudad debe estar preparada ante contingencias como las actuales y a corto plazo ven necesario favorecer el...