Madrid. Los incendios en zonas verdes son un ‘escándalo mayúsculo’

  • El pasado 18 de julio, de madrugada, se produjo un grave incendio forestal en la Dehesa de la Villa. El incendio calcinó centenares de árboles, arbustos y montones de ramas que todavía permanecían en el parque desde la nevada de Filomena, el invierno pasado.

Comparte esta noticia!

Al día siguiente, 19 de julio, el fuego, al parecer, se reavivó de nuevo, quemando herbazales y arbustos, ocasionando daños cuantiosos incluso en algunos edificios de la Ciudad Universitaria. En total mas de 10 hectáreas (100.000 metros cuadrados) que han perdido sus árboles, arbustos y rica biodiversidad.

Parte de los terrenos de este parque son de gestión municipal, el ayuntamiento de la capital se ha apresurado a decir que solo 2.500 metros cuadrados, correspondientes al incendio pertenecen a su responsabilidad. El resto de la superficie de este pulmón verde son mantenidos por el consorcio de la Ciudad Universitaria, en el que están presentes la Universidad Complutense, la Politécnica, la UNED y el Ayuntamiento de Madrid.

Mas allá de las responsabilidades concretas y de la posibilidad de que el fuego fuera provocado, es inaceptable que se produzcan incendios de estas características por la falta contrastada de mantenimiento jardinero y forestal en muchas de las zonas verdes de la ciudad.

Como se ha denunciado desde las asociaciones vecinales, no es justificable que seis meses después del temporal Filomena queden restos acumulados en los parques desde entonces y que algunas de las masas de vegetación más importantes de la ciudad como es la Dehesa de la Villa se encuentren desatendidas, intransitables y llenas aún de troncos y ramas caídas.

El Ayuntamiento de Madrid, mas allá de la titularidad de los terrenos debe velar para que esto no suceda y en su caso proceder de oficio a las labores pertinentes, urgiendo a los responsables a que realicen las tareas necesarias para que no se reproduzcan situaciones como la descrita.

Ecologistas en Acción agradece a los servicios municipales de emergencias, bomberos y policía municipal su pronta respuesta ante el incendio, que se produjo de madrugada. Su rápida actuación, sin duda, evitó que el incendio se propagara a otras zonas del parque y la tragedia fuera de mayor envergadura.

PUBLICIDAD

Fuente: Ecologistas en accion

Comentario/s

Deja tu comentario