Freewaves by Funstep, la ropa sostenible: ‘La ecología a tus pies’

  • Desde hace un tiempo moda y ecologismo parecen ser dos conceptos que van bastante de la mano. Tanto es así, que firmas de ropa muy conocidas han lanzado al mercado líneas aparentemente sostenibles.

Comparte esta noticia!

Este hecho supone una mayor lacra de lo que parecería a priori, puesto que la industria de la moda es la segunda más contaminante que existe para el planeta, al producir más emisiones de carbono que todos los vuelos y transportes marítimos internacionales juntos.

¿Es posible acceder a ropa realmente sostenible?

La clave para comprender este hecho radicaría en que el motivo de esta contaminación intensificada se debe a la producción en masa para atender a la demanda exacerbada de un público influenciado por los designios de cada nueva temporada y por los hauls de los influencers.

Freewaves by Funstep, la ropa sostenible: ‘La ecología a tus pies’

En base a esta premisa sería lógico afirmar que de nada sirve la etiqueta “sostenible” si su fabricación atiende a criterios de fabricación extensiva, ¿el por qué? Porque tan solo para la fabricación de unos vaqueros hacen falta 7500 litros de agua, casi el equivalente a lo que bebería una persona a lo largo de 7 años.

No haría falta hacer muchas cuentas para llegar a la conclusión de que independientemente de los materiales empleados, si la técnica no es igualmente sostenible el impacto en el medio continúa siendo negativo.

Los inicios de la moda sostenible

A contracorriente de esta visión consumista surgió otra vertiente la “moda slow”, que abogaba por la reutilización de ropa de segunda mano. Aunque útil, repleta de conciencia social y ante todo provechosa, esta visión de ropa sostenible no terminó de cuajar, dado que muchas personas no se sienten cómodas frente a la idea de vestir ropa que otras personas vistieron con anterioridad.

No obstante, la posibilidad de la confección de ropa reutilizable comenzó a hacerse hueco a nivel social, siendo así cómo Freewaves propuso el desarrollo de ropa sostenible de primera mano, pero surgida fruto del reciclaje.

PUBLICIDAD

Para la fabricación de calcetines Freewaves, Funstep ha desarrollado una técnica propia para convertir bolsas de plástico recuperadas del mar en fibra textil. Tras cerca de un año trabajando en esta investigación y con el apoyo de Seaqueal y la Fundación Ecoembes para obtener el material del fondo del mar, se logró una metodología amigable con el medio y capaz de obtener un material cómodo y transpirable.

El plástico se limpia y trocea hasta reducirlo a bolas de pequeño tamaño. Finalmente, con un proceso físico-químico, esa bola se convierte en hilo para poder tejer el calcetín.

Freewaves, reinventando la ropa sostenible

Aunque sorprendente, la ropa sostenible Freewaves es confeccionada a partir de plástico de los mares Cantábrico y Mediterráneo. En concreto esta marca, de la empresa Funstep, está especializada en la confección de calcetines sostenibles, logrando que por cada par de calcetines comprados se elimine una bolsa de los océanos.

PUBLICIDAD

La idea está clara y el resultado es insuperable, logrando que lo que en su día fue una pieza de plástico se convierta en un imprescindible del día a día, ligero, transpirable y de lo más cómodo.

En este caso, moda y ecologismo se unen en su totalidad, contribuyendo a la limpieza de los océanos y dándole un nuevo uso a un material que no es biodegradable y cuya acumulación pone en riesgo la vida submarina y nuestra calidad de vida al desprender metano y etileno durante su degradación, los cuales contribuyen al efecto invernadero.

PUBLICIDAD

Aunque una pregunta frecuente suele ser que por qué los fabricantes de plástico no eligen otros componentes para la fabricación del mismo, lo cierto es que a día de hoy es sabido que los enlaces peptídicos son los más potentes que hay, ya que, de usar otras fórmulas, los objetos de plástico que utilizamos en el día a día se descompondrían.

En lo que avanzamos hacia el uso de nuevos materiales menos nocivos, es posible contribuir al reciclaje del plástico adaptándolo a una industria que precisa de un motor amigable con el medio ambiente.

Teniendo en cuenta que las aproximadamente 9.2 mil millones de toneladas de plástico que ocupan nuestros océanos, 6.9 mil millones de toneladas han sido identificadas como desperdicios, y que de esa cifra unas 6.300 millones de toneladas nunca llegaron a la papelera de reciclaje, la idea de emplear estos plásticos como materia prima, podría ser una forma acertada para dar una nueva utilidad a un material que de momento parece ser imprescindible.

Así surge Freewaves, industria textil con más de cien años de historia que ha creado un artículo de valor, y así está ganando popularidad, al suponer una acción para la participación ciudadana y un antes y un después para la confección del futuro, llegando a ser el ejemplo de lo que sería la verdadera ropa sostenible.

Moda sostenible: minimiza el uso de recursos

Moda sostenible: minimiza el uso de recursos

En CARREFOUR ropa interior con materiales reciclados, cazadoras vaqueras...

En CARREFOUR ropa interior con materiales reciclados, cazadoras vaqueras en cuya fabricación se reduce el consumo de agua, etc.

Comentario/s

Deja tu comentario