¿En qué se diferencia la moda sostenible de la tradicional?

  • Si quieres saber las diferencias entre la moda tradicional y la sostenible, ECOticias.com - ‘El Periódico Verde’ te lo explica claramente.

Comparte esta noticia!

Detrás de la moda en general hay infinidad de acciones que pueden ser sumamente dañinas para el medio ambiente. Son de destacar: los componentes, el tipo de confección, la mano de obra que se emplee, el transporte, la contaminación que producen los tintes, (al producirlos y al aplicarlos) y cientos de acciones más.

Costos ambientales de la moda tradicional

En la actualidad lo que se lleva es la llamada “moda rápida”, una serie de prendas que se diseñan con toda la intención de ser consumidas de inmediato, con precios muy bajos y con la idea de que el consumidor se lleve ropa prácticamente “desechable”, con costes accesibles y que le permita usarla unas cuantas veces y tirarla, para volver a por más. Son capaces de generar una “colección de prendas” casi semanalmente.

El problema es que esta moda tiene un coste ambiental altísimo: la producción de las fibras, la fabricación de las telas, la confección de la ropa, el traslado desde los países productores hacia los consumidores de las grandes marcas, hasta que es adquirida en un comercio, cada acción va aumentando la huella de carbono de las prendas de manera exponencial.

Por esa razón la moda tradicional y en especial la “rápida” son grandes consumidoras de recursos (electricidad, materias primas, agua, etc.), integran una industria altamente contaminante (tintes, gases de efecto invernadero, residuos de todo tipo, etc.) y explotan a millones de trabajadores en todo el mundo (lo que sucedía en Plaza Rana era buen ejemplo de ello).

¿Qué es la moda sostenible?

Cuando se habla de sostenibilidad referida a la producción de cualquier elemento estamos refiriéndonos a que dicha fabricación no solo no agotará los recursos, sino que además podrá llevarse a cabo por mucho tiempo sin que por ello el medioambiente resulte dañado. Es decir que se produce hoy, lo mismo y de igual forma que se podrá hacer en un futuro.

PUBLICIDAD

La moda sostenible se basa en el empleo de materiales orgánicos, tintes biodegradables y cantidades mínimas de agua, se la diseña de tal forma que su vida útil sea larga y que tienda al desperdicio cero y fomenta el consumo de ropa confeccionada a nivel local, lo que evita traslados innecesarios y es fuente de trabajo vecinal.

La vestimenta ayuda a que los demás perciban a una persona de una u otra forma, según la moda, las tendencias y mil detalles más. Además, es obvio que no se puede salir a la calle desnudo, pero lo que no tiene lógica es que, para complacerse, tener “éxito” o simplemente no pasar frío o cumplir con las reglas del decoro, pague las consecuencias el medio ambiente y los trabajadores de los países más pobres.

PUBLICIDAD

Por Sandra MG para ‘El Periódico Verde’

Comentario/s

Deja tu comentario