Muros vegetales que podrían contener la subida del nivel del mar

  • “¿Es posible proteger las costas y playas de España, contra la subida de aguas que se prevé podría ser una de las consecuencias directas del Calentamiento Global y a la que habría que enfrentarse en poco menos de un siglo?”

Comparte esta noticia!

El problema

Las perspectivas respecto a la suba de las aguas debido al Cambio Climático son bastante oscuras. La predicción es que para el 2100 el nivel del mar aumente de 1.7 a 2 metros en referencia a los límites actuales.

Mas allá de la fuente de ingresos que representa para el país el turismo de “sol y playas” las consecuencias de la desaparición de parte de las costas serían catastróficas en todos los ámbitos, tanto el económico como el social, el cultural y el medioambiental.

Esta problemática es muy amplia y va desde la desaparición de ciudades costeras, con la consiguiente migración de sus poblaciones y los problemas de desarraigo y empobrecimiento consecuentes, hasta la pérdida de hábitats enteros que quedarían sumergidos bajo las aguas.

PUBLICIDAD

¿Una solución?

Desde la UPC (Univ. Politécnica de Cataluña) llega una idea revolucionaria que podría ser la solución que frene el impacto sobre las costas españolas del aumento del nivel del mar.

Ante la posibilidad de que se de un escenario “extremo” causado por el cambio Climático, los investigadores han revelado que están intentando implementar una solución que parece muy sencilla y que podría ser a la vez de una efectividad increíble.

PUBLICIDAD

La idea es generar barreras naturales, compuestas de plantas marinas, que fijen las arenas y de esa forma combatan la posible erosión (en los suelos marinos de costas y puertos) que causaría  la subida de las aguas y que según los expertos: funciona.

Por medio de lo que llaman sacos textiles o muros vegetales, compuestos por plantas naturales y biodegradables, se podría solventar el problema de manera sostenible y con herramientas naturales.

PUBLICIDAD

Este es el plan que proponen desde el LIM (Laboratorio de Ing. Marina) de la citada Universidad, ante las predicciones más pesimistas que hablan de una subida del nivel de los mares circundantes de al menos 1,5 metros.

Los investigadores son muy consientes que el aumento de las aguas costeras nacionales  puede traer consecuencias nefastas tales como la erosión masiva de las costas y su posterior inundación, la carencia de aguas dulces y un cambio drástico en la conformación de los suelos marinos.

PUBLICIDAD

A nivel de la Tierra en general también se presentarían otros muchos cambios asociados a dicha alteración, como las migraciones forzadas de poblaciones enteras (un ejemplo de ello es el caso de las islas que pueden desaparecer) o la aparición de plagas desconocidas que se trasladen de un lugar a otro por medio de las aguas (microrganismos, insectos, etc.).

Por ahora se trabaja con las plantas de Posidonia (P. oceánica) que son endémicas del Mar Mediterráneo: el plan es crear en el fondo del mar, una pradera de estas plantas que tendrá dos objetivos fundamentales: fijar los sedimentos y amortiguar el efecto de las olas.

PUBLICIDAD

El estudio se está haciendo de forma experimental y mediante proyecciones, ya que las posidonias necesitan ciertas condiciones para crecer: agua muy limpia, un buen sustrato y de 24 a 26 años, para lograr el objetivo de los investigadores.

Las desventajas principales que le ven a su proyecto son el tiempo de crecimientos (dado que la sociedad en la que vivimos no se caracteriza precisamente por ser paciente) y que no es factible “plantar” posidonias en todos lados, pero se cree que en el Mediterráneo la solución sería sumamente efectiva.

PUBLICIDAD

En cuanto a los sacos geo textiles que se componen de material biodegradable y se colocan uno sobre otro, tras las pruebas que se realizaron en el delta del catalán Río Tordera, se comprobó que los niveles de erosión disminuyeron de forma sensible.

Otro de los objetivos que tienen el grupo de investigadores es solventar un grave problema que tienen los puertos y que es crear protecciones efectiva, no contaminantes y en lo posible de bajo costo, para evitar la erosión que genera por el roce de las hélices de las embarcaciones contra los fondos marinos.

Una reflexión final

La problemática de la subida de las aguas es una espada de Damocles que se cierne amenazadora sobre las costas españolas y las del resto del mundo y no se puede esperar a que las consecuencias comiencen a ser visibles, para tomar medidas que las contengan o palien sus efectos.

La evolución natural de las costas se debe respetar pero al mismo tiempo se tiene que tomar en consideración que cada medida que se implemente para frenar los efectos de las subidas de las aguas, debe tener en cuenta no solo la problemática específica, sino todo lo que ésta conlleva.

Hablamos de efectos a todo nivel, como el social, el económico, el cultural, el medioambiental, el administrativo y el ecológico, por nombrar algunos de los aspectos en los que podría repercutir tanto el problema como la solución.

Comentario/s

Deja tu comentario